TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Tribuna-Debate “¿Cómo se construye el éxito?”
El esfuerzo, el talento y la gestión del fracaso, los pilares del éxito
POR RRHH Digital, 05:40 - 24 de Septiembre del 2015
El esfuerzo, el talento y la gestión del fracaso, los pilares del éxito

El talento no sirve de nada para alcanzar el éxito si no va acompañado de una gran dosis de esfuerzo. Ésa es una de las principales conclusiones a las que se llegó en la Tribuna-Debate “¿Cómo se construye el éxito?”, organizada por Diálogo, Asociación de Amistad Hispano-Francesa, con el patrocinio de Gi Group y Wyser. En ella, Géraldine Filippi, Directora de Business France Invest; Ángel Nieto, Campeón del Mundo de motociclismo; la escritora Carmen Posadas, y Vincent Rosso, Cofundador de BlaBlaCar España, dieron a conocer su propia concepción del éxito en base a sus trayectorias profesionales.

La moderadora, Eva Orúe, Codirectora de Ingenio de Comunicación, Contenidos y Divertinajes, abrió el encuentro lanzando la misma pregunta a los cuatro participantes: ¿Qué es para ti el éxito? Filippi afirmó que el éxito es ser feliz, tanto en lo personal como en lo profesional, mientras que para Nieto es llevar a cabo las ilusiones que el piloto tenía de pequeño: “Es algo complicado de llevar, pero también maravilloso de tener”, afirmó.

Por su parte, Posadas diferenció entre el éxito privado (vinculado a la vida personal) y el público (unido a lo laboral) e indicó que si apuestas por uno, no puedes hacerlo por el otro. Finalmente, Rosso definió el éxito como el fruto de una actitud que se adopta ante la vida para escribir el futuro que uno mismo decida.

A pesar de estas concepciones diferentes sobre lo que es el éxito, los cuatro ponentes coincidieron en que para lograrlo no es suficiente con tener talento. A éste hay que añadirle una gran dosis de trabajo y esfuerzo, así como otros aspectos relevantes como visión, fe, valentía, disposición para aprender y gran capacidad para manejar el fracaso.

Sobre este último punto, Filippi destacó que en Francia y España tenemos un miedo enorme al fracaso, algo que no ocurre en países como, por ejemplo, China y Estados Unidos. En este sentido, Posadas apuntó que deberíamos estar mucho más preparados para manejar el fracaso que el éxito, ya que suele ser mucho más común. “El fracaso es algo muy necesario en la vida para aprender de los errores e ir juntando fuerzas”, determinó.

Asimismo, apuntaron que los tiempos están cambiando en lo que a la concepción de éxito se refiere. En este sentido, Rosso afirmó que cada vez más profesionales apuestan por trabajar en empresas en las que pueden ser felices, buscando un equilibrio entre lo personal y lo profesional. Filippi habló también de cambio pero más enfocado hacia la capacidad para cambiar de trabajo: “En mi generación y en la de mis padres, la definición de lo que querías ser de mayor era un trabajo y eso ha cambiado actualmente porque ahora puedes tener muchos trabajos a lo largo de tu vida. Incluso, se deja un puesto sin tener otro, algo que antes era impensable”.

Nieto, por su parte, abogó por la necesidad de facilitar que los más jóvenes puedan llevar a la práctica su ilusión por hacer cosas mediante la agilización de la burocracia: “España es el país de la ventanilla. Cuando vas a montar un negocio con el que incluso vas a dar trabajo a gente que está en el paro, vas de ventanilla en ventanilla hasta que te firman en un papel. Deberían desaparecer y que hubiese una sola”.

¿Puede el éxito de una empresa cimentarse en la infelicidad de los trabajadores?

Otro aspecto que se puso sobre la mesa es la posibilidad de que una empresa tenga éxito a costa de la infelicidad de sus trabajadores. La postura de Rosso fue clara: “El éxito del emprendedor se hace mucho más grande cuando sabe compartirlo con sus colaboradores y empleados. De este modo, todo el mundo gana, porque si son felices, el cliente final también lo va a ser al percibir esa felicidad”.

Filippi siguió con esta idea al afirmar que ser infeliz en la empresa depende mucho del grado de madurez de la misma.  “En una startup se puede trabajar 14 horas al día, 7 días a la semana, porque el proyecto de empresa sea apasionante y la motivación llega por sí misma”.

En este punto, Patricia Barroso, Sales Manager de Gi Group, intervino para destacar la importancia de ilusionar a los candidatos a un puesto de trabajo para que desarrollen su labor de la mejor forma posible y siempre con ilusión, actitud, motivación, dedicación, talento y capacidad de esfuerzo.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuál es el formato ideal para trabajar en julio y agosto
Trabajo 100% presencial sin reducciones
Jornada intensiva presencial
Jornada intensiva con flexibilidad
Teletrabajo total
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital