TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
La crisis aumenta las prejubilaciones en las empresas
POR RRHH Digital, 16:15 | 06 de Marzo del 2014
La crisis aumenta las prejubilaciones en las empresas

RRHH Digital La crisis que está atravesando España, y por ende multitud de empresas, está propiciando que muchas compañías apliquen procesos de restructuración de personal basado en las prejubilaciones. Este sistema está siendo muy utilizado, ya que es un proceso con poca conflictividad entre empresa y trabajador y no muy costoso.

Para tratar este tema hemos, en RRHH Digital nos hemos puesto en contacto con los principales protagonistas del sector para poner luz sobre algunas cuestiones específicas.

En primer lugar, quisimos saber si ¿La crisis está aumentando el número de prejubilaciones en las empresas?

Roberto Rubio, Director General de Óptima Previsión, ha indicado que “la crisis ha aumentado el número de empresas que deben afrontar procesos de reestructuración. Antes de la crisis, solo las grandes multinacionales en España  acometían este tipo de planes, lo que les ha servido para reorganizarse y hacerse más competitivas. Con la crisis, empresas más pequeñas, también la PYME, han aprendido que las prejubilaciones son una alternativa que puede resultar idónea para acometer planes de reestructuración de una manera menos traumática. La crisis y los cambios legislativos han provocado que sean más las empresas que acometen planes de este tipo, pero por lo general afectan a menos trabajadores. No obstante, todavía hoy hay muchas empresas que no saben de la existencia de esta herramienta”.

Por su parte, Miguel Angel Martínez Plaza, Director General de Gestolasa, hay subrayado que “lo que denominamos como prejubilaciones es una opción que ha contado durante los últimos 25 años con el apoyo tanto de trabajadores, como de representantes sindicales y de las empresas. Precisamente porque permite realizar ajustes de plantilla actuando sobre un colectivo de trabajadores que por su edad, y por las condiciones en que se produce este ajuste, se convierten en medidas menos traumáticas que si éstas afectan a trabajadores más jóvenes”.

Y añadió que “los últimos cambios legislativos han endurecido y dificultado la puesta en marcha de procesos de prejubilación. Para las empresas, la necesidad de ajustar plantillas ha sido una realidad en los últimos tiempos, y todo parece indicar que lo continúa siendo. En la medida en que el empresario va a continuar haciendo estos ajuste, el que se puedan realizar a través de procesos “menos traumáticos” como pueden ser las prejubilaciones, dependerá de la habilidad de la empresa y sus asesores para encontrar la fórmula adecuada en el actual marco normativo”.

J. Blanco Socio Director de Grupo Atisa, ha comentado que “a lo largo de la crisis que estamos viviendo en nuestro país, se han producido muchas desvinculaciones laborales, como prueba ahí tenemos la cifra del paro,  que se ha llegado a situar en cinco millones de parados.  Desgraciadamente para los trabajadores, son pocas las empresas que han negociado planes de prejubilación, debido  fundamentalmente al coste  y a las trabas legales que se han ido introduciendo en las últimas ediciones de la reforma laboral”.

Por último, Ana Matarranz, Directora General Willis, ha resaltado que “las prejubilaciones siguen siendo fuertemente utilizadas en la actualidad por las empresas como mecanismo para generar salidas de personal de una manera ágil y, muy especialmente, con poca o nula conflictividad. Este aspecto es especialmente valorado en este momento de crisis porque les permite combinar adecuadamente aspectos tan delicados como sus necesidades de ahorro en costes por la situación económica como  la no menos importante necesidad de mantener un clima laboral adecuado que le permita retener el talento humano indispensable para el futuro. Dado que la prejubilación engarza ambos conceptos es la herramienta idónea y por ello, como hemos comentado, intensamente utilizada”.

La segunda cuestión que pusimos sobre la mesa fue el coste de las prejubilaciones, ¿es muy costoso para las empresas llevar a cabo un proceso de prejubilación?

Para Roberto Rubio, “el plan de prejubilación normalmente es menos costoso que el despido con indemnización y además es una alternativa muy valorada tanto por los trabajadores que se van como por los que permanecen. Lo que es costoso es mantener una estructura inviable para la sostenibilidad de la empresa”.

Miguel Angel Martínez Plaza reseñó que “un proceso de prejubilación no tiene porqué ser más costoso que el coste que pueden suponer medidas de ajuste de plantillas a través de una mera fórmulas de despido”.

Por su parte, J. Blanco apuntó que“en contra de lo que se ha venido publicando de manera reiterada con motivo de las prejubilaciones, la parte que sustenta los mayores costes de los planes de prejubilación son las empresas. En la vida de la prejubilación, el Estado sustenta las prestaciones públicas  del desempleo contributivo, a las que –no olvidemos- accede el trabajador por haber cotizado anteriormente  durante su permanencia en la empresa. Un ejemplo: si el coste de la prejubilación de un trabajador asciende a 250.000,00 €, el Estado, a través del SEPE,  por el desempleo  (prestación más cotización) pondrá como mucho 50.000,00 € y los 200.000,00 € restantes los deberá poner la empresa”.

Para terminar, Ana Matarranz, subrayó que “el coste de una prejubilación ha de enmarcase dentro de un escenario donde se contemplen otros factores tanto cuantitativos (económicos) como cualitativos (imagen de marca, relaciones laborales, clima laboral, etc.).  En el apartado económico, la prejubilación es inferior en coste al mantenimiento de la persona en plantilla y no necesariamente superior, aunque puede ser incluso inferior, en coste a una indemnización de pago único. Si unimos este aspecto económico con los mencionados aspectos cualitativos, somos unos defensores de que establecer un esquema de prejubilaciones en una empresa es la solución idónea para hacer frente a las modificaciones de plantilla de una forma económicamente viable, socialmente adecuada y que beneficia tanto en corto como en largo plazo al clima laboral de las empresas”.

Para terminar, desde RRHH Digital quisimos  ¿Cuál es la edad media de prejubilaciones en las empresas españolas?

Roberto Rubio indicó en este sentido que “la edad media del trabajador que se prejubila ahora en España son los 58 años”.
Por su parte, Miguel Angel Martínez Plaza subrayó que “es difícil contestar a esta pregunta porque depende de cada empresa y de una serie de factores relativos a ésta. Si podemos decir que, una edad mínima razonable para estudiar fórmulas que permitan acceder a un plan de prejubilación puede estar entorno a los 56, 57 años”.

J. Blanco comentó que “no existe una norma fija respecto a la edad. Lógicamente la edad influye directamente en el coste de la prejubilación: cuanto más joven es el trabajador, mayor es el coste. En todo caso, lo habitual para acceder a una  prejubilación es que el trabajador haya alcanzado 55 años de edad.

Para terminar, Ana Matarranz señaló que“no podemos mencionar una edad media en concreto porque depende en gran medida de diferentes aspectos, tales como la normativa legal que especifica la edad de jubilación normal y, por lo tanto, de la fecha inicialmente esperada del trabajador para cesar la relación laboral o su antigüedad del trabajador en la empresa. En cualquier caso, la edad  media más temprana donde se lleva  a cabo una prejubilación suele oscilar entre los 57/60 años de edad”.


RRHH Digital  

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuáles crees que son los perfiles más demandados?
Comerciales
Perfiles IT
Ingenieros
Banca y finanzas
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital