TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Según Adecco
De cada 100 ocupados, cinco son directivos, 40 administrativos, 41 cualificados, 13 desarrollan ocupaciones elementales y uno es militar
POR RRHH Digital, 00:02 - 05 de Noviembre del 2013
De cada 100 ocupados, cinco son directivos, 40 administrativos, 41 cualificados, 13 desarrollan ocupaciones elementales y uno es militar

Recursos Humanos RRHH Digital En los últimos años, el mercado de trabajo español ha experimentado numerosos cambios. Variaciones, no siempre positivas, que han dibujado un nuevo mapa de la ocupación en nuestro país. Es por ello que Adecco, líder mundial en la gestión de Recursos Humanos, en su afán por estar del lado de los trabajadores y ser el principal referente laboral ha querido conocer cuáles han sido esas variaciones y cómo queda configurado actualmente nuestro mercado de trabajo. Para tal fin, el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo  ha elaborado, junto con los investigadores de Barceló y Asociados, un detallado análisis de la evolución del empleo por ocupación en los últimos cinco años en España.

El estudio se ha realizado en base a la clasificación que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) hace de las diferentes ocupaciones laborales , con datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística para España y las diferentes comunidades autónomas.

Las diez categorías principales que contempla esta clasificación son:

1.    Directores y gerentes
2.    Técnicos y profesionales científicos e intelectuales
3.    Técnicos y profesionales de apoyo
4.    Empleados administrativos y de oficina
5.    Trabajadores de servicios y ventas
6.    Trabajadores cualificados de los sectores agroganadero, forestal y pesquero
7.    Trabajadores cualificados de las manufacturas y de la construcción
8.    Operadores de instalaciones y maquinaria, montadores
9.    Ocupaciones elementales
10.    Ocupaciones militares
A su vez, estas categorías se dividen en múltiples grupos y subgrupos que conforman el mapa de la ocupación en nuestro país.

 Estructura actual de la población ocupada en España

Atendiendo a la clasificación de las ocupaciones de la OIT y de manera muy simplificada, podemos establecer que en España, por cada 100 ocupados, hay 5 personas que ejercen tareas directivas, 40 que son empleados administrativos y de servicios, 41 que tienen tareas cualificadas, 13 desarrollan ocupaciones elementales y uno de ellos es militar.
Cuando separamos la misma información para cada sexo, los resultados varían. Los empleos ocupados por mujeres tienen una mayor proporción de ocupaciones administrativas y elementales, al tiempo que en el caso masculino crece la importancia relativa de las tareas directivas y cualificadas.

Concretamente, por cada 100 varones con empleo, 6 ejercen tareas directivas y 49 ocupaciones cualificadas. Además, 35 tienen empleos administrativos, 9 desarrollan tareas elementales y 1 es militar. En el caso de las mujeres, por cada 100 ocupadas sólo 3 tienen tareas directivas, 33 ocupaciones cualificadas y 46 ejercen puestos administrativos y de servicios. Las otras 18 tienen empleos con tareas elementales.

Las diez categorías principales

De las diez categorías ocupacionales, la de Trabajadores de servicios y ventas es la que reúne a un mayor número de personas. En la misma se agrupan 3,86 millones de trabajadores (23% del total de personas con empleo en todo el país). En segundo término se coloca la de Técnicos y Profesionales científicos e intelectuales, con 1,3 millones de ocupados (17,5%). 

En el otro extremo, las Ocupaciones militares apenas dan cuenta de 83.000 ocupados (0,5% del total), en tanto que los Trabajadores cualificados de los sectores agroganadero, forestal y pesquero suman 458.000 individuos (2,7% de la ocupación).

Por sexos, se observan algunos cambios. En el caso de los varones, la categoría con mayor número de ocupados es la de Trabajadores cualificados de las manufacturas y la construcción, con 1,7 millones de personas (18,8%). Es decir que casi 1 de cada 5 varones con empleo trabaja en esta categoría. En segunda posición, con 1,5 millones (17% de los varones ocupados), se encuentran los Trabajadores de servicios y ventas.

Para las mujeres, las dos primeras categorías son las mismas que en el caso general. Sin embargo, la relevancia es mayor para ellas pues 3 de cada 10 mujeres con empleo pertenecen a  la categoría de Trabajadores de servicios y ventas (suman 2,3 millones y representan el 30,1% de todas las ocupadas). El segundo grupo más relevante es el de Técnicos y profesionales científicos e intelectuales, con 1,6 millones de mujeres (21,4%).

Estos datos demuestran que el empleo femenino está más concentrado que el masculino. Mientras que las tres primeras categorías dan cuenta de 7 de cada 10 mujeres ocupadas, en el caso de los hombres esa proporción se reduce a 1 de cada 2. 

En ambos sexos, las categorías con menor número de ocupados son las mismas: Ocupaciones militares (0,9% para ellos y 0,1% para ellas) y Trabajadores cualificados de los sectores agroganadero, forestal y pesquero (4% de los hombres y 1,2% de las mujeres). 


62 subgrupos de ocupaciones

Repetir el ejercicio anterior pero con 62 subgrupos de ocupaciones en lugar de las 10 categorías mayores, ofrece interesantes matices.

El subgrupo ocupacional que reúne a un número más alto de personas en España es el de Dependientes de tiendas y almacenes, con 794.500 individuos. En segundo lugar se encuentran los Profesionales de la enseñanza (con 767.700 personas), seguidos de los Asalariados de la restauración (682.400) y Otro personal de limpieza (658.700). El quinto puesto corresponde a los Conductores de vehículos, con 653.900 ocupados.

Destacable es que entre los 10 subgrupos que mayor cantidad de gente ocupan hay dos en los que el empleo público es mayoritario: Profesionales de la enseñanza y Profesionales de la salud (el sexto mayor en la escala general, con 589.800 empleados).

Por otra parte, cada uno de los diez subgrupos de ocupaciones con menor cantidad de ocupados reúne a 100.000 personas o menos. Entre ellos destaca el que agrupa a los directivos (tanto de la administración pública como del sector privado) con 44.000 miembros.

Cuando se analizan los mismos 62 subgrupos de ocupaciones para cada sexo, sobresalen varias diferencias y algunas similitudes. Cinco ocupaciones que para los varones son de las diez más relevantes, para las mujeres se encuentran entre las diez menos importantes. Además, dos ocupaciones que son de las que menos ocupados varones reúne, resultan al mismo tiempo dos de las más significativas para las mujeres.

Uno de esos casos es el de ocupados en Obras estructurales y afines, que es la segunda de mayor ocupación para el sexo masculino (407.100 personas), pero para las mujeres es la cuarta menor (4.600 ocupadas). Un caso similar es el de Trabajadores cualificados de electricidad, que es la sexta que mayor número de varones reúne (297.900 individuos) y al mismo tiempo la que menos empleo femenino registra (3.000 mujeres).

Situaciones parecidas se verifican también entre los Mecánicos y ajustadores de maquinaria, Trabajadores de Acabado de construcciones, pintores y afines, y Soldadores, chapistas y afines. Consideradas en conjunto, en esos cinco subgrupos trabajan casi 1,5 millones de varones (16,1% de los ocupados de sexo masculino) y solo 24.400 mujeres (0,3% de las mujeres con empleo).

Para el sexo masculino, el subgrupo de Empleados domésticos es el menos relevante, con 7.200 ocupados. En cambio, el mismo subgrupo es el cuarto más importante para las mujeres, donde realizan sus tareas 487.000 personas. Por cada varón ocupado como empleado doméstico, hay 68 mujeres que tienen la misma tarea. En el mismo sentido, los empleados que se incluyen en el subgrupo Otros trabajadores de cuidados a las personas, son el tercer grupo menos numeroso entre los varones (21.000 personas) y el octavo más relevante para el sexo femenino (317.100 mujeres).

La principal similitud entre sexos es la amplia participación de los Asalariados de la restauración, subgrupo que aglutina a 334.100 varones (el quinto más importante) y a 348.300 mujeres (la séptima más nutrida).

La actividad que ocupa al mayor número de varones es la de Conductores de vehículos de transporte, con 629.700 personas. Para las mujeres, la principal ocupación es la de Otro personal de limpieza (es decir, personal de limpieza no doméstico), donde están agrupadas 569.000 personas.

Trabajando con los 62 subgrupos ocupacionales se mantiene la mayor concentración del empleo femenino en un menor número de ocupaciones. Los cinco subgrupos que mayor número de mujeres ocupan dan cuenta del 33,4% del empleo femenino, con más de 2,5 millones de ocupadas. En el caso masculino, el empleo de las cinco actividades más habituales equivale al 22,6% del total, con menos de 2,1 millones de personas.

Cambios interanuales


A lo largo de los últimos 12 meses (datos del segundo trimestre 2013 a datos del segundo trimestre de 2012), el número de ocupados se redujo en 633.500 (un descenso de 3,6%). No obstante, de los 62 subgrupos de ocupaciones, 19 exhibieron un incremento de la ocupación. En ellas se crearon 199.500 empleos aunque su impacto positivo quedó sobradamente contrarrestado por la destrucción de 833.000 puestos de trabajo en los otros 43 subgrupos.

La mitad de las contrataciones se concentró en cuatro ocupaciones: Peones agrarios, forestales y de la pesca (34.000 nuevos ocupados, lo que supone un incremento interanual del 11,2%), Propietarios de tiendas (31.800 personas más, +8,5%), Técnicos y profesionales de Administración y Comercialización (18.700 contrataciones que suponen un incremento del 6,1% interanual) e Ingenieros y profesionales de ciencias puras (15.900 empleos, +3,5%).

Por el contrario, en cuatro ocupaciones el número de empleados se redujo en más de 40.000 personas: Obras estructurales de construcción y afines (reducción de 76.600 empleos equivalente a un descenso interanual del 15,7%), Otros empleados administrativos que no atienden al público (desaparecen 68.800 puestos, una caída del 15,1%), Otros trabajadores de cuidados de las personas (51.500 puestos menos, una caída del 13,2%) y Operadores de instalaciones y maquinaria (pérdida de 43.600 empleos que se traducen en un descenso del 11,4%).

A pesar de la fuerte destrucción de puestos de trabajo, se siguieron registrando contrataciones en 34 subgrupos a lo largo de los últimos 12 meses. En concreto, se encuentran cuatro situaciones diferentes:

Diez ocupaciones con contrataciones en ambos sexos: entre ellas sobresalieron Peones agrarios y forestales (19.300 varones siendo la mayor contratación masculina y 14.700 mujeres) y Propietarios de tiendas (16.900 hombres y 14.900 mujeres siendo la mayor contratación femenina).

Diez ocupaciones que incorporaron varones pero despidieron mujeres: por la disparidad que presentan destacan Empleados contables y financieros (19.500 varones, la segunda contratación más numerosa, y -37.600 mujeres, que fue la tercera mayor cantidad de ocupadas despedidas) y Recogedores de residuos urbanos (13.600 hombres, -5.400 mujeres).

Catorce ocupaciones en las que se contrataron mujeres pero se despidieron hombres: mención especial merece la subcategoría Profesionales de los servicios jurídicos y sociales, donde al tiempo que se contrataban 13.600 mujeres (la tercera incorporación más alta) eran despedidos 6.200 hombres. Similar fue el caso de los Profesionales de la cultura, con 9.200 incorporaciones femeninas y 1.600 despidos masculinos.

Veintiocho ocupaciones en las que se redujo el número de ocupados de ambos sexos. Son aquellos ya mencionados como los subgrupos con mayores reducciones de personal: Obras estructurales de construcción y afines, Otros empleados administrativos que no atienden al público, etc.  

Cómo ha cambiado la ocupación en lo que va de crisis

Cuando se compara el número de ocupados del segundo trimestre de 2013 con el de 2008 (año en que comenzó la crisis económica), se advierte que ahora se cuentan 3,6 millones menos de personas con empleo. ¿Pero qué áreas y categorías se han visto más afectadas por la destrucción de empleo en estos años?

Según los datos analizados, 4 de cada 10 empleos perdidos fueron de Trabajadores cualificados de la manufactura y la construcción, con un total de 1,4 millones (un descenso del 43,4%).

Sin embargo, la mayor caída porcentual en lo que va de crisis se encuentra en las ocupaciones directivas. El número de Directores y gerentes se contrajo un 48,8%, con una pérdida total de 757.000 empleos. El dato es significativo pues supera la destrucción de empleo registrada en las Ocupaciones elementales. En éstas se perdieron 706.000 puestos (24,2%). Si se acepta el supuesto de que las ocupaciones directivas conllevan un mayor nivel de cualificación profesional, podría deducirse que ese mayor grado de capacitación no fue suficiente para garantizar la empleabilidad. Sin embargo, tal deducción es errónea ya que los datos continúan mostrando que la tasa de paro decrece a medida que aumenta el nivel de educación. En realidad, lo que este dato constata es la profundidad de la crisis, que ha barrido a decenas de miles de pequeñas empresas y que ha obligado a muchas personas a realizar tareas por debajo de su nivel de cualificación y experiencia.

A pesar de la tendencia negativa, dos categorías presentaron contrataciones netas en los últimos cinco años. Una fue la de Trabajadores de servicios y ventas, que aumentó en 563.000 personas (+17,1%), y la otra fue la de Técnicos y profesionales científicos e intelectuales, con un incremento de 343.000 individuos (+7,9%).

Por tanto, la destrucción de 3,6 millones de empleos surge de la contratación de 906.000 personas en las dos categorías mencionadas que fue sobradamente contrarrestada con la pérdida de algo más de 4,5 millones de puestos en las restantes ocho.

Por sexos, tres cuartas partes de la pérdida total del empleo fue sufrida por los hombres, que perdieron 2,7 millones de puestos de trabajo. Los restantes 927.000 empleos perdidos estaban en manos de mujeres.

En las contrataciones, las mujeres se hicieron con casi 3 de cada 4 nuevos empleos en la categoría de Técnicos y profesionales científicos e intelectuales, ganando 248.000 puestos de trabajo (+17,9%) frente a 96.000 de los varones (+7,9%).

En cambio, los hombres predominaron en la incorporación de personal en tareas de Servicios y ventas, logrando casi 2 de cada 3 nuevos puestos. Frente a las 358.000 nuevas plazas captadas por ellos (+29,8%), ellas consiguieron 205.000 (+9,8%).

En lo que respecta a la destrucción de empleo, algo más de la mitad de los puestos de varones perdidos correspondían a Tareas cualificadas de manufacturas y construcción, donde fueron suprimidos 1,4 millones de plazas (-44,5%). La segunda pérdida más significativa fue la de los Operadores de maquinaria, tareas en las que 556.000 varones perdieron su ocupación (-33,8%). Estas dos categorías ocupacionales explican 7 de cada 10 empleos masculinos perdidos en los últimos cinco años. 

Por su parte, el mayor número de puestos de trabajo perdidos que estaban ocupados por mujeres se encuentran en las categorías de Técnicos y profesionales de apoyo (470.000 plazas menos, que equivale a -41,9%) y de Ocupaciones elementales (se perdieron 306.000 empleos; -18,1%). Ambas categorías dan cuenta de más de 8 de cada 10 empleos femeninos destruidos.

No obstante, para ambos sexos la reducción proporcionalmente más marcada fue la ocurrida en la categoría de Directores y gerentes, en la que el número de varones ocupados cayó un 46,7% (492.000 empleos) y el de mujeres lo hizo un 53% (266.000 puestos).

Análisis de la ocupación por Comunidades Autónomas


En el segundo trimestre de 2013 había 16,8 millones de ocupados en España. Cataluña, Madrid y Andalucía son las únicas autonomías que tienen más de 2,5 millones de ocupados: entre las tres suman más de 8 millones de personas con empleo, casi la mitad de todo el país.

La Comunidad Valenciana, en cuarto lugar, tiene 1,8 millones de ocupados (10,5% del total), a la que le siguen otras tres regiones con un número de ocupados que oscila entre los 800.000 y el millón: Galicia, Castilla y León y País Vasco.

Así tenemos que este grupo de las siete autonomías más grandes concentra el 75% del empleo en nuestro país. Las restantes diez comunidades dan cuenta del 25% restante, con 4,2 millones de ocupados. Canarias es la mayor autonomía de este segundo grupo, con 731.000 ocupados mientras que la más pequeña es La Rioja, con 117.000 personas con empleo.

La estructura económica y el tamaño medio de las empresas en cada autonomía son algunos de los elementos que condicionan la importancia relativa de las diferentes ocupaciones. Por ejemplo, la importancia del sector del turismo hace que la de los Trabajadores de servicios y ventas sea tanto en Canarias como en Baleares la categoría ocupacional más significativa. En el primer caso, es el 30,7% de sus ocupados los que tienen ese tipo de tarea, en tanto que en Baleares es el 29,1%. Son los dos mayores porcentajes entre todas las autonomías. En tercer lugar se sitúa Andalucía, con el 26,3%.

Madrid se ve beneficiada por tener la capital del Estado y ser el lugar donde tienen sus oficinas centrales muchísimas grandes empresas. De ahí que sea la autonomía con mayor porcentaje de Técnicos y profesionales científicos e intelectuales (26,4%) y Técnicos y profesionales de apoyo (14,1%). Al mismo tiempo, es la comunidad autónoma con menor proporción de Trabajadores cualificados de las manufacturas y la construcción (7,1%), Operadores de maquinaria (4,3%) y Trabajadores cualificados agrícolas y ganaderos (1%). En esta última categoría destacan Galicia y Castilla y León, con el 6,6% y 6,3%, respectivamente, que son los mayores porcentajes de todo el país. Castilla-La Mancha, con el 5,1%, ocupa la tercera posición.

Cataluña es la comunidad con mayor porcentaje de Empleados de oficina (12,6%). Su proporción de Directores y gerentes (5,3%) supera la media nacional (4,7%), aunque es inferior a los de Baleares y Madrid (6,6% y 6%, respectivamente).

El País Vasco sobresale por mostrar la menor proporción de ocupados realizando tareas elementales (9,2%). Al mismo tiempo, exhibe la segunda porción más elevada en las dos categorías de Técnicos y Profesionales (20,2% en el caso de los científicos e intelectuales, y 12,9% en los de apoyo).

Murcia, Extremadura y Andalucía son, en ese orden, las autonomías con proporción más alta de trabajadores con Ocupaciones elementales (23,3% 17,9% y 17,1%, respectivamente).

Cómo han evolucionado las CC.AA. en los años de crisis

Todas las autonomías muestran ahora un menor número de ocupados que en el segundo trimestre de 2008. Sin embargo, mientras el descenso fue del 6,6% en Baleares y del 13,4% en Madrid (las dos menores reducciones), fue del 21% o más en Asturias, Cataluña, Comunidad Valenciana y La Rioja.

En cuatro categorías ocupacionales, todas las autonomías redujeron el empleo: Directores y gerentes (los casos más graves fueron los de Asturias, Extremadura y Galicia, con una contracción del 62%), Trabajadores cualificados de las manufacturas y la construcción (perdieron un 50% en Andalucía y un 52,7% en Madrid), Operadores y montadores de maquinaria (las mayores caídas correspondieron a País Vasco, -44,5%, y Comunidad Valenciana, -43,7%) y Ocupaciones elementales (Cataluña, Cantabria y Asturias tuvieron descensos de más del 30%).

En la de Técnicos y profesionales de apoyo, el declive generalizado en la ocupación es contrarrestado por Baleares, donde las plantillas de dicha categoría crecieron un 10,5%. Entre los descensos, los más profundos resultaron los de Extremadura (-45%), Castilla y León (-37,3%) y La Rioja (-37,2%).

En cambio, en la categoría de Técnicos y profesionales científicos e intelectuales todas las comunidades autónomas muestran ahora un mayor número de ocupados que en 2008. Los casos más marcados fueron los de Baleares (+37,1%), Madrid (+24%) y Cantabria (+11,9%). La excepción fue Galicia, que tuvo una ligera reducción del 0,4%.

También fue mayoritariamente positiva la evolución del empleo en la categoría de Trabajadores de servicios y ventas. Las subidas acumuladas desde 2008 más significativas fueron las de Baleares (+31,3%), Galicia (+28,3%) y Madrid (+23,8%). Cantabria y La Rioja no participaron de la tendencia ascendente, mostrando descensos del 3,1% y 2,3%, respectivamente.

En el caso de Empleados de oficina, contrastaron los incrementos observados en el País Vasco (+41%), Cantabria (+9%), Navarra (+6,7%) y La Rioja (+5,3%), con los descensos de las demás comunidades, donde los retrocesos más marcados fueron los de Cataluña (-26,8%) y Asturias (-20,4%).

También hubo cuatro autonomías que incrementaron el empleo en la categoría de Trabajadores cualificados de la agricultura, la ganadería y la pesca. Fueron las de Madrid (+34,2%), País Vasco (+28,3%), Cataluña (+17,4%) y Castilla-La Mancha (+8%). En este caso, sobresalieron los descensos de Extremadura (-32,6%), Aragón (-25,3%) y Asturias (-20,5%).

RRHH Digital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital