TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Vuelta de vacaciones: cómo motivar a tu equipo al final del verano

Cuando vuelva tu equipo de vuelta al trabajo de sus vacaciones, calibra su estado de emocional y predisposición a nivel individual y de manera conjunta.  Las personas se sentirán valoradas y escuchadas, agradecerán esos detalles, esa atención personalizada de sus responsables y repercutirá en positivo en el clima laboral y motivación.

02:45 - 06 de Septiembre del 2022
Vuelta de vacaciones: cómo motivar a tu equipo al final del verano

¿Sabías que hasta el 54% de las personas podrían no sentirse motivadas en sus trabajos en la actualidad? En 2021 las personas desmotivadas llegaban al 47%, según el estudio de Hays España 'Guía del Mercado Laboral 2022'. ¿Qué está ocurriendo?

A la vuelta de nuestras vacaciones cuando reiniciamos la actividad y obligaciones laborales sería oportuno revisar nuestras motivaciones.

¿Recuerdas cuándo eras un niño/a y se iban acabando los días de vacaciones de verano y veías a la vuelta de la esquina comenzar las clases y el siguiente curso escolar? Era un suplicio para muchos/as de nosotros/as y, en ocasiones, generaba malestar, tensión y desmotivación. Es cierto que para otros/as era una gran alegría y satisfacción la actividad escolar y volver a ver a compañeros/as del pasado curso.

Ahora ya de adulto/a, estás de vacaciones y un día te levantas inquieto/a, tienes una sensación extraña en tu cuerpo, cierta ansiedad y empiezan a surgir algunos pensamientos desagradables. Sí, estás en lo cierto, las vacaciones están finalizando y en pocos días volverás al trabajo, a la oficina, volver a la rutina de todo el año, esas reuniones interminables en equipo y en videollamadas, esas conversaciones y disparidad de criterios con tu jefe/a… Y recuerdas que solo te quedan 11 meses y unos 330 días para las próximas vacaciones de verano. Que no cunda el pánico. Vamos a repasar algunos apartados que nos pueden motivar de manera individual y en equipo para que la vuelta al trabajo pueda tener dosis de motivación e ilusión.

La Real Academia Española define en una de sus entradas la motivación como el “conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona.” Esa definición ya nos da pistas claves, por un lado, dos tipos de motivaciones que podemos contar las personas y, por otro, las acciones correspondientes.

En primer lugar, vamos a diferenciar los tipos de motivación. Psicólogos que han dado soporte y han sido referentes en este tema han sido, por ejemplo, Abraham Maslow y su famosa “Pirámide de las necesidades”, que explica cómo vamos cubriendo sucesivos niveles de necesidades desde las necesidades básicas hasta la autorrealización personal, Bernard Weiner con su “Teoría de la atribución” en función de experiencias y logros anteriores o Albert Bandura con su “Teoría de la autoeficacia” y cómo nos vamos aproximando a los objetivos, tareas y desafíos. Pero, ¿cómo se diferencian los tipos de motivación? Veamos los dos tipos principales:

  • Motivación intrínseca: Nace del interior de cada persona y va unida a un deseo de superación constante con nosotros mismos. A estas personas les gusta aprender y están abiertas al conocimiento y crecimiento personal. Su perfil personal destaca por su amor propio, satisfacción personal y creatividad. En definitiva, esta motivación se vincula con la satisfacción en realizar la propia actividad.
  • Motivación extrínseca: Está más vinculada a personas deseosas de conseguir recompensas o premios externos, como, por ejemplo, un ascenso en el trabajo. Les importa ser reconocidos y valorados por los demás. Su perfil personal está muy relacionado con sueldo, ascensos, elogios y premios. En definitiva, esta motivación se vincula con el resultado y la aprobación social.

Un aspecto clave que se debe entender es que la motivación intrínseca, como parece lógico, es más duradera en el tiempo al nacer desde el interior del individuo. Ahora bien, se pueden combinar ambos tipos de motivación según las necesidades y objetivos a conseguir. Cualquier trabajador para su autoconocimiento y cualquier líder que se precie debe conocer las motivaciones de sus equipos de trabajo y la manera de potenciarlas y sacar el mayor provecho para el éxito de la organización.

En segundo lugar, vamos a plantear algunas estrategias de motivación individual y posteriormente en equipo unido al estilo de liderazgo:

Motivación individual en trabajo tras la vuelta de las vacaciones

  • Plantear un plan de formación específico para el empleado en función de sus intereses personales y profesionales para los próximos meses.
  • Charlas (con cafés de manera presencial/online) distendidas entre cada responsable y trabajador para conocer su estado de ánimo, expresar emociones y conocer sus expectativas de futuro en la empresa.
  • Repasar su carrera profesional en la empresa, recorrido, experiencia, años y valorar posibles cambios o ascensos en la medida de lo posible. Es una buena época para redefinir objetivos y retos para los siguientes meses antes del cierre del año. Se puede ofrecer realizar un coaching personalizado.
  • Incentivos como guardería, campamentos en épocas de vacaciones o salidas a la naturaleza en familia facilitadas por la empresa para aquellos trabajadores/as que son madres y padres es un gran incentivo que mejora el rendimiento, productividad y sentimiento de pertenencia con la empresa.

Motivación en equipo de trabajo tras la vuelta de las vacaciones

  • Comunicación transparente. Reunión conjunta de empresa post-vacaciones en los que los responsables de la empresa darán el mensaje y visión de la organización en los próximos meses, podrá comunicar de manera transparente nuevas acciones y medidas y se dé, en igual medida, la palabra al equipo. Podrá realizarse por departamentos para que sea más fácil la participación de más empleados/as.
  • Ampliar el período de jornada continua, sí es posible, hasta el mes de septiembre para conciliar la vida laboral y familiar y la vuelta al trabajo no sea tan pesada. Está encima de la mesa el debate de la semana laboral de 4 días que también puede valorarse aunque depende de las características de la empresa y los servicios prestados.
  • Empresa saludable: crear si no existe o continuar la planificación y acciones de cuidado de la salud física, salud mental (psicólogo sanitario y horas de terapia), alimentación saludable, cafés gratis, buenas condiciones físicas (espacio de trabajo y oficinas atractivos) que ha cobrado todavía mayor relevancia después de la pandemia por COVID-19. Las medidas saludables, por una parte, retienen talento y, por otra parte, el empleado se siente cuidado por su organización reforzando el sentimiento de pertenencia.

Mención especial es el estilo de liderazgo de cada responsable evitando un estilo muy autoritario o poco democrático sin caer en un exceso de permisividad. Se podría entender que un liderazgo transformacional sería el indicado para este objetivo motivacional. No abusar del liderazgo transaccional en el que predominen las recompensas o castigos que podría tener resultados a corto plazo, pero podría llevar la desmotivación a más largo plazo al depender en gran medida de factores externos. Con el liderazgo transformacional en cambio apostaremos por la proactividad para motivar a los empleados, escucha activa, atención más individualizada, seguir los valores de la empresa y poner en el centro de la misma el desarrollo y crecimiento de las personas.

A tener en cuenta:

Motivación Intrínseca

desarrollando el potencial del trabajador/a.

Motivación Extrínseca

 aprovechando los recursos del entorno.

Estilo de Liderazgo Transformacional

aplicado por responsables para gestionar la motivación de sus equipos.

En resumen, cuando vuelva tu equipo de vuelta al trabajo de sus vacaciones, calibra su estado de emocional y predisposición a nivel individual y de manera conjunta. Las personas se sentirán valoradas y escuchadas, agradecerán esos detalles, esa atención personalizada de sus responsables y repercutirá en positivo en el clima laboral y motivación. Con frecuencia, se consiguen mejoras en la motivación con acciones menos costosas de lo que pueden suponer desde la dirección.

El papel del departamento de recursos humanos o gestión humana será clave en estos procesos. El bienestar emocional depende de acciones sensibles y estratégicas de los/as responsables y harán que la vuelta de las vacaciones no sea tan dura para nuestros equipos.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuál es el formato ideal para trabajar en julio y agosto
Trabajo 100% presencial sin reducciones
Jornada intensiva presencial
Jornada intensiva con flexibilidad
Teletrabajo total
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital