TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
¿Qué estamos perdiendo al trabajar 100% en remoto?

  • Trabajar de forma remota tiene muchas ventajas, pero no es perfecto. La pérdida de capacidades para comunicar en presentaciones orales de cara al público o la relación con los compañeros son algunos factores que puede conllevar el teletrabajo
  • El expertise de los trabajadores puede verse diezmado si esta herramienta no se usa de una manera óptima.

11:00 - 10 de Marzo del 2022
¿Qué estamos perdiendo al trabajar 100% en remoto?

La pandemia provocó que las empresas tuvieran que instaurar el teletrabajo para poder continuar con sus negocios. Ahora, con la mejoría de la situación sanitaria, son muchas las empresas que han optado por contar con un modelo de trabajo híbrido, que combine la presencialidad con el teletrabajo. Desde Steelcase, la primera compañía en España en ofrecer un servicio integral de consultoría del espacio de trabajo, consideran que este modelo de trabajo es una gran herramienta que las compañías han de emplear de la forma más eficiente posible.

El trabajo en remoto ha fomentado que muchos trabajadores desarrollen capacidades y habilidades muy útiles para sus respectivos puestos, como por ejemplo la autonomía y la concentración. Sin embargo, también ha provocado que los empleados dejen de realizar tareas muy habituales antes de la pandemia, como la comunicación en presentaciones orales o la colaboración.  

Estas habilidades o capacidades que se pueden ver diezmadas por el teletrabajo se pueden dividir en dos grupos, según su tipología: social o profesional.

En el ámbito social, algunas de las capacidades que se pueden resentir si no se emplea de forma correcta el modelo híbrido son:

  • A priori, el teletrabajo puede parecer que fomenta una mejor conciliación familiar, ya que permite pasar más tiempo en casa. Sin embargo, esto puede ser un arma de doble filo, debido a que los empleados suelen alargar voluntariamente sus jornadas.
  • La colaboración es otra de las cualidades que se ha visto reducida con el teletrabajo. La soledad del teletrabajo es uno de los mayores inconvenientes.
  • La motivación suele ser más sencilla encontrarla cuando hay compañeros de trabajo alrededor. Con el trabajo en remoto todo se reduce a la automotivación.
  • El entorno laboral es muy positivo para la organización del tiempo del empleado, algo que habitualmente suele empeorar durante las jornadas a distancia.

En cuanto al ámbito más técnico o profesional, las habilidades o capacidades que se pueden ver mermadas con el trabajo en remoto son:

  • La creatividad es una capacidad que se incrementa con el trabajo en equipo, por este motivo con el teletrabajo suele ser más complicado generar grandes ideas.
  • El formato online fomenta la independencia profesional, una cualidad muy positiva para cualquier puesto de trabajo. Sin embargo, también elimina algo tan positivo como el contacto entre compañeros y la cultura empresarial.
  • Los equipos de trabajo han perdido fuelle debido a la mencionada independencia, el aprendizaje en equipo ya no es tan eficiente como antaño.
  • La comunicación es otro aspecto que se ha visto resentido. La comunicación digital ha ganado mucho peso, y ha llevado a que las presentaciones presenciales brillen por su ausencia, lo que ha provocado una importante pérdida de oratoria entre los trabajadores.
  • Por último, la resolución de problemas no es tan eficaz como de forma presencial, ya que la inmediatez es menor.

En definitiva, desde Steelcase recuerdan que los modelos de trabajo híbrido son de gran utilidad si se utilizan de la manera adecuada. Así, se plantean cuatro grandes tendencias para diseñar una experiencia de trabajo mejor:

  • Pensar en las necesidades individuales y colectivas. Deberán facilitar, tanto el trabajo individual, como el de equipo​, al mismo tiempo que permitan cambios rápidos desde el trabajo de concentración en soledad al de colaboración con un equipo.
  • Flexibilidad y fluidez. Se trata de espacios que permitan diferentes modos de trabajo. En este sentido, se dibujan dos tipos: ​Espacios flexibles (Movilidad, potencia accesible, tecnología y división) y de arquitectura flexible (Elementos que permiten múltiples maneras de reorganizar el espacio, espacios que se expanden y se contraen según las necesidades).
  • Combinar espacios abiertos y cerrados. Una tendencia principal serán espacios cerrados para la concentración individual y espacios abiertos para el trabajo de colaboración.
  • La unión física y digital. Los equipos necesitarán espacios y tecnología para crear experiencias inclusivas para los miembros del equipo que trabajen tanto de manera remota como los que estén físicamente presentes. Deberán integrarse en la infraestructura tecnologías de sensores inteligentes para dar apoyo al aumento de experiencias basadas en datos y en inteligencia artificial.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuáles creéis que son las claves para la recuperación empresarial en nuestro país?
El ahorro económico
La apuesta por los propósitos sociales y sostenibles
Políticas centradas 100% en los empleados: bienestar, felicidad…
La innovación y la transformación digital
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital