TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Resiliencia, flexibilidad, agilidad... y otras tendencias que marcarán la gestión de RRHH en 2021

Resiliencia, diversidad, cumplimiento legislativo, flexibilidad y agilidad, pilares sobre los que se sustentará la nueva estrategia de Recursos Humanos

POR RRHHDigital, 02:00 - 16 de Diciembre del 2020
Resiliencia, flexibilidad, agilidad... y otras tendencias que marcarán la gestión de RRHH en 2021

Tras un año convulso, toca hacer borrón y cuenta nueva. Los cambios significativos que han tenido lugar en el puesto de trabajo durante 2020 han dado paso a un nuevo mundo transformado para 2021. El escenario que hemos vivido ha hecho que empleadores y trabajadores busquen nuevas soluciones digitales que les ayuden a superar los desafíos planteados tras una pandemia mundial, una recesión económica y la consecuente injusticia social. A medida que las empresas van avanzando, ADP, proveedor global líder a nivel mundial en el uso de la tecnología para la gestión del Capital Humano (HCM), identifica las principales tendencias que transformarán la fuerza de trabajo en 2021. 

"Estamos a punto de iniciar un nuevo año y es evidente que las empresas tienen que acelerar su transformación para adaptarse a las nuevas realidades", comenta Don Weinstein, vicepresidente corporativo de Producto y Tecnología de ADP. "Durante estos meses, no sólo hemos visto una mayor necesidad de datos rápidos en tiempo real para potenciar una toma de decisiones ágil y estratégica, sino que también hemos percibido cómo los empleadores buscan el bienestar de sus trabajadores a través de nuevas soluciones para que puedan desarrollar su labor con confianza y prosperar. Estas tendencias darán forma a una nueva y más sólida base para la realización del trabajo en el futuro".

Tendencias que conformarán la fuerza laboral en 2021

1. Resiliencia y seguridad

Los empleadores darán prioridad a las necesidades de sus trabajadores y tomarán medidas para garantizar un regreso seguro a los puestos de trabajo estableciendo protocolos para limitar la posible exposición al virus. Los empleados buscarán apoyo para adaptarse y crecer en medio de las cambiantes condiciones de trabajo. 

Según "A Post-PandemicWorkforce: Tracking Perspectives Amid COVID-19", estudio de ADP Research Institute, en las primeras semanas de la crisis, mientras los trabajadores luchaban con limitaciones referentes a servicios de guardería, miedo al virus, cuestiones técnicas y problemas para completar sus tareas, más del 40% de los trabajadores sintieron más estrés a nivel personal. De acuerdo a los datos obtenidos en dicho estudio, las peticiones de los empleadores sobre orientación en temas de bienestar, incluyendo beneficios, tiempo libre remunerado y programas de asistencia para empleados, aumentaron un 40%. 

Sin embargo, tras los desafíos de la pandemia, los empleados se han vuelto más fuertes a nivel emocional. Otro estudio llamado "Global Workplace Study, 2020, que entrevistó en los últimos meses a más de 26.000 empleados de 25 países de todo el mundo para entender el compromiso, la resistencia en el lugar de trabajo y el impacto de COVID-19 en el lugar de trabajo, afirmaba que cuantos más trastornos experimentan los trabajadores en el lugar de trabajo, más resistentes o fuertes se sienten, y tienen hasta 13,2 veces más probabilidades de ser más resistentes. Los resultados de la encuesta destacaban que el aspecto más importante para los trabajadores era la seguridad.

2.  Diversidad

Los empleados exigirán, cada vez más, a los empleadores que adopten medidas para promover la diversidad, la equidad y la inclusión en la fuerza de trabajo, y seguirán prestando mucha atención a la cultura y la responsabilidad social. En respuesta, las empresas se dirigirán a sus socios tecnológicos de soluciones HCM para solicitarles apoyo para identificar oportunidades y establecer un plan para el progreso y la transparencia. 

3.  Flexibilidad laboral

La búsqueda constante de soluciones dinámicas para apoyar la nueva forma en la que se realiza el trabajo es clave. El trabajo a distancia ha hecho que se modifiquen las estructuras organizativas y se utilicen nuevas herramientas tecnológicas de comunicación para empleados y clientes. Según los resultados del último estudio de ADP, el 44% de los empleadores tiene ahora políticas de trabajo más flexibles, con un aumento del 24% anterior al COVID-19. De hecho, el estudio reveló que la mayoría de los trabajadores (65%) son optimistas sobre la flexibilidad de las oportunidades que tendrán en el futuro. Los datos de ADP muestran que las peticiones de empleadores sobre la flexibilidad en el puesto de trabajo y las opciones de pago aumentaron un 116%. 

4. Cumplimiento legislativo

A medida que el entorno normativo se hace más complejo y se introducen nuevos cambios legislativos, las empresas buscarán formas de automatizar las tareas relacionadas con el cumplimiento de las mismas para aliviar la carga de los departamentos de recursos humanos y gestión de nóminas. Durante los meses iniciales de la pandemia, la compañía detectó y analizó más de 2.000 actualizaciones legislativas relacionadas con COVID-19 en todo el mundo con el objetivo de proporcionar a las empresas la orientación necesaria para cumplir con las nuevas normativas. 

Un estudio realizado por ADP a empresas con más de 1.000 empleados afirmaba que el 68% de los encuestados necesitaba orientación sobre los nuevos programas que había establecido el gobierno. Entre las solicitudes de información más comunes se encontraban ayudas económicas directas, préstamos para empresas con interés bajo, asistencia para el desempleo y aplazamiento en el pago de impuestos. Las peticiones de orientación sobre cuestiones de cumplimiento por parte de empleadores pasaron a más de 1.500% año tras año.

5. Agilidad en la acción

La mayoría de empresas están cambiando sus modelos organizativos para poder adaptarse a un entorno económico fluctuante y un panorama empresarial todavía marcado por la incertidumbre de la pandemia. Para impulsar una verdadera transformación, las empresas deben centrar sus esfuerzos en su equipo y en el acceso a las nuevas tecnologías. 

Una de sus principales preocupaciones que ADP identificó en los empleadores al inicio de la pandemia era mantener su negocio en funcionamiento y apoyar a sus empleados y clientes. El 78% de los encuestados afirmaba que tardarían 6 meses o más en volver a recuperar los ingresos como a niveles anteriores a la COVID-19.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital