TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
HR Hybrid Forum
¿Dónde hay que firmar?
Alta demanda y escasa competencia, trabajas tres meses y puedes disfrutar el resto del año, fácil aprendizaje... ¿Es el trabajo perfecto?

La profesión de varillero se posiciona como una buena alternativa en estos momentos de gran incertidumbre en cuanto al futuro laboral y económico

POR RRHHDigital, 15:30 - 23 de Abril del 2020
Alta demanda y escasa competencia, trabajas tres meses y puedes disfrutar el resto del año, fácil aprendizaje... ¿Es el trabajo perfecto?

La crisis del Covid-19 ha revolucionado todos los sectores, especialmente el laboral. Ante los peores datos de empleo de la historia de nuestro país, muchos son los que buscan nuevas opciones laborales que les permitan una vida mejor. La profesión de varillero se alza como oficio de futuro, sin paro y con salarios muy superiores a la media dentro del sector del motor. Desde la Escuela de Varillerosforman en esta profesión consiguiendo que sus alumnos se especialicen en menos de 4 meses.

Tras un mes de marzo negrísimo para el mercado laboral por el coronavirus, muchos son los que saben que la búsqueda de empleo se complicará cuando todo esto acabe y se plantean qué hacer con sus vidas. 

«El oficio de varillero es aún desconocido en el mercado hispano y sin embargo es una profesión con futuro y muy solicitada. A nivel internacional se nos llama “sacabollos” pero somos mucho más que eso. Somos capaces de reparar los bollos que tenga un vehículo a base de precisión y maña, siendo más económicos, más ecológicos y más rápidos que una reparación habitual», afirma Sisco Clivillé, creador de la primera escuela online que forma a estos profesionales, Escuela de Varilleros. 

Si la pintura no está deteriorada y la chapa no tiene desperfectos insalvables, es posible el desabollado sin pintar. Se les llama varilleros por las varillas especiales que utilizan para arreglar el bollo, ejerciendo presión y empuje desde el interior de la carrocería con gran precisión y cuidado para evitar el daño en la chapa o en la pintura del vehículo.  

«No solo trabajamos con varillas, también con martillos y ventosas. Es un trabajo artesano, que valora lo hecho con las manos», puntualiza Clivillé.

El perfil de aquellos que apuestan por esta profesión suele ser el de hombres entre 30 y 40 años que quieren dar un giro a su vida. Son hombres que a menudo tienen familia y están cansados de la precariedad laboral en la que viven, pero como la mayoría no tienen estudios, creen que no tienen opciones.  

«Sin embargo para aprender esta profesión no hace falta que ser chapista ni que tener experiencia dentro del mundo de la automoción. El oficio de varillero es eminentemente práctico y se basa también en las relaciones. Un oficio con el que puedes llegar a ganar hasta 1.000 euros al día e incluso más», confirma Clivillé quién cansado de su vida anterior decidió en 2015 dejar su empleo y formarse como varillero, certificándose como el 5º Golden Mastercraftman, siendo así el más joven del mundo y el que lo consiguió en menos tiempo. Ahora, desde la Escuela de Varilleros ha formado a más de 200 alumnos que en menos de cuatro meses han conseguido poder ejercer.

Su formación es 100 % práctica, donde la comunidad juega un papel fundamental y donde se trabajan aspectos como la mentalidad y se anima a la creación de una empresa propia.  

Radiografía del varillero

  • Alta demanda y mínima competencia.  Al ser un oficio que se desconoce hay gran demanda de técnicos cuando cae un granizo en España y ahora, la mayoría vienen del extranjero porque en nuestro país no hay suficientes. A esto se le suma que con el cambio climático cada vez hay más granizos, no solo en verano, y se necesitan más varilleros.
  •  Nacional o internacional. Es una profesión que se puede ejercer en cualquier lugar del mundo siguiendo tormentas y granizadas (no es necesario hablar idiomas, siempre vas con un broker o gestor que te consigue los trabajos y trabajas para él), pero también se puede ejercer desde una localización fija y ofrecer los servicios a concesionarios, tiendas de segunda mano de una manera más continuada… 
  • Trabajan solo 3 meses al año. La ventaja del varillero frente a otras profesiones es que puede trabajar solo durante los 3 meses de granizo en Europa y vivir el resto del año sin trabajar más y con un buen colchón económico. 
  • Son manitas. Esta profesión valora el trabajo realizado con las manos. Son “artesanos” y trabajan a base de precisión, fuerza y meticulosidad para arreglar los bollos sin deteriorar el vehículo.
  • No es necesario tener estudios previos. Ni haberse dedicado al mundo de la automoción.
  • Buenos ingresos. Estamos ante un oficio con el que puedes llegar a ganar como aproximadamente 1.000 euros al día. Además, en épocas de granizo no se depende que un cliente quiera pagar o no, puesto que el cliente es el seguro y el dueño del coche va a querer reparar el coche igualmente sabiendo que no lo paga él sino el seguro.
  • Libertad y reconocimiento. En la Escuela de Varilleros transforman la vida de sus alumnos mostrándoles para que puedan vivir de un oficio artesanal donde se sientan valorados y que les permita alcanzar la libertad que buscan trabajando pocos meses al año.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital