TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
HR Hybrid Forum
Absuelto un exjefe de planta de un centro comercial de Santiago acusado de acoso

El juez señala que estas conductas se enmarcan dentro del ámbito de protección propio del ordenamiento laboral, no dentro de la tipificación del acoso sexual y laboral del Código Penal, según consta en la sentencia

POR RRHH Digital, 02:00 - 15 de Marzo del 2020
Absuelto un exjefe de planta de un centro comercial de Santiago acusado de acoso

El Juzgado de lo Penal número 1 de Santiago ha absuelto a un exjefe de planta de un centro comercial de la ciudad de los delitos de acoso sexual, abusos sexuales y acoso laboral de los que estaba acusado. El juez considera probado en la sentencia que, entre 2012 y 2016, en el lugar y horario de trabajo, el sospechoso “con cierta frecuencia”, dirigió a la denunciante “comentarios relativos a su físico o forma de vestir” y que le mostró “algunos vídeos o fotos jocosos de contenido sexual”. Excepcionalmente, según el fallo, le tocó la cintura o las piernas por encima de la ropa “de forma fugaz y cauta, sin aproximarse a zonas erógenas” y le realizó insinuaciones y proposiciones de carácter sexual. Estas conductas, sin embargo, se enmarcan dentro del ámbito de protección propio del ordenamiento laboral, no dentro de la tipificación del acoso sexual y laboral del Código Penal, según consta en la sentencia.

El juez subraya que “la pura solicitud de favores de naturaleza sexual en el ámbito laboral no es delictiva”, pues esa petición debe tener una consecuencia que provoque a la víctima “una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante”. Ese factor, según explica el juez, permite “deslindar el auténtico acoso sexual del ataque contra la libertad sexual, que por realizado en un determinado contexto (laboral o docente) no se eleva, automáticamente, a la categoría de acoso”. En este caso, según el juez “no existe prueba concluyente de presión laboral excesiva sobre la denunciante ni de trato discriminatorio”. 

“No basta que la solicitud sitúe a la víctima en un contexto sexual no deseado o no querido, sino que ha de generar un contexto que objetivamente sea gravemente irrespetuoso con su dignidad, honor o intimidad o un contexto gravemente hostil”, recalca el magistrado, quien concluye que la denunciante no era objeto de una conducta del acusado frente a los demás compañeros “tan brutal, cruel, humillante u hostil susceptible de ser calificada de una intensidad lesiva para la dignidad humana suficiente para su encuadre en el acoso moral penal”.

 

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital