TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Entrevista. Santiago Soler, secretario general del Grupo Adecco: "Necesitamos mejorar nuestra posición competitiva global en términos de talento"

  • RRHHDigital entrevista a Santiago Soler, secretario general del Grupo Adecco, para analizar la situación del mercado laboral actual y las previsiones de cara al futuro próximo: valoración general, empleo joven, políticas de empleo...
  • "Hay que crear un mercado laboral flexible y seguro que permita a las empresas crear puestos de trabajo y que, acompañado de programas de colaboración público-privada, permita incrementar nuestros niveles de población ocupada", señala el secretario general. 

POR RRHHDigital, 02:00 - 31 de Mayo del 2021
Entrevista. Santiago Soler, secretario general del Grupo Adecco:

En un momento clave para la reactivación del mercado laboral y, por ende, la recuperación económica a raiz de la aceleración de la vacunación en España, desde RRHHDigital hemos podido hablar con Santiago Soler, secretario general del Grupo Adecco, para analizar los puntos claves que más preocupan a los españoles en la actualidad. 

A nivel general, ¿qué valoración podemos hacer del mercado laboral en el contexto actual?

El país en su conjunto ha sufrido y está sufriendo mucho en términos de desempleo, con especial afectación en colectivos como los jóvenes, cronificando además desempleados de larga duración que requerirán de ayudas y soportes especiales.

Ahora bien, las esperanzadoras cifras de afiliación, contratación y paro de marzo y abril apuntan a cierta recuperación y reactivación para los próximos meses de primavera y verano.

La previsión es que el final del 2º trimestre suponga el comienzo de la normalidad y recuperación sostenida, cuando ya tengamos una parte importante de la población vacunada, el resto de los países de nuestro entorno también hayan acabado los confinamientos, y el comienzo del verano permita la vuelta de turistas y la reactivación de la economía.

En términos anuales estaremos con tasas de desempleo en torno al 16%, si bien el repunte del PIB en torno al 6%, ayudado por los proyectos vinculados a las ayudas de la UE, invitan a ser un poco más optimistas de cara al futuro.

¿Cuáles son las claves para que el mercado laboral vaya recuperando, poco a poco, el nivel anterior a la crisis del coronavirus?

Si se avanza en el control de la pandemia a través de una acelerada campaña de vacunación, y se garantiza un marco normativo que no genere inseguridad y amenazas a inversores, emprendedores y empleadores, nuestro país podría estar en condiciones de sumarse a la recuperación del resto de países de nuestro entorno.

El capítulo de los Fondos Europeos sin duda será de vital importancia, pero en tanto en cuanto llegan, es imprescindibles activar medidas en clave interna: potenciar las políticas activas de empleo con modelos de colaboración público-privada, sistemas de formación y recualificación de candidatos y personas trabajadoras y en paralelo, fomentar un mercado de trabajo flexible y con garantías. El concepto de la Flexi-seguridad ha de empapar los futuros cambios normativos en ese nuevo modelo de Estatuto del Siglo XXI.

¿Qué políticas activas de empleo pueden servir para combatir la elevada tasa de paro que tenemos en estos momentos?

Hay que crear un mercado laboral flexible y seguro que permita a las empresas crear puestos de trabajo y que, acompañado de programas de colaboración público-privada, permita incrementar nuestros niveles de población ocupada, invirtiendo mucho en formación y recualificación de la población. Hay que insistir en la conveniencia de contar con la iniciativa y la colaboración del sector privado del empleo, como parte del sistema nacional de empleo.

La incertidumbre jurídica no es buena para la creación de empleo, las reformas han de contribuir y no entorpecer el dinamismo empresarial y nuestra productividad como elementos vitales para poder competir en un mercado cada vez más globalizado. Tocar la fiscalidad en momentos de recesión no es el ejemplo que están siguiendo nuestros socios comunitarios. El empleo hay que incentivarlo, no penalizarlo. Aflorar la economía sumergida y luchar contra el fraude ha de ser foco prioritario para la Administración. Y los ajustes, cuando sean necesarios, han de ser para todos, no solo para el sector privado que ya ha dado muestra de su capacidad de gestión en momentos de crisis. Es tiempo de acelerar medidas de recuperación y con ello reducir las tasas de desempleo, poniendo mucho foco en la formación profesional y para el empleo.

¿Qué importancia tiene la flexibilidad laboral para empresas y trabajadores? ¿Y para el mercado laboral?

La flexibilidad es una herramienta absolutamente imprescindible en la gestión de los RRHH, una palanca que permite a las empresas adaptarse a las vicisitudes del mercado, en un contexto económico y productivo cada vez más cambiante, más dinámico, más global, en donde disponer de márgenes de flexibilidad permite a las empresas afrontar con garantías los desafíos a los que se enfrenta y que ahora, en momentos de máxima incertidumbre, es más necesaria que nunca. Pero flexibilidad no debe estar reñida, sino todo lo contrario, con seguridad, con respeto a las condiciones de trabajo, con garantías de cara a los derechos de los trabajadores. El equilibrio adecuado entre flexibilidad y seguridad es lo que hace a las economías más eficientes y a la sociedad más justa.

En el mismo orden, ¿cuál es la relevancia de la formación, el desarrollo profesional… en el contexto actual de cara a mantener la empleabilidad?

El principal activo del país somos las personas, este es nuestro mayor valor añadido, pero es verdad que necesitamos mejorar nuestra posición competitiva global en términos de talento. La educación y la formación constituyen el principal condicionante de la empleabilidad, tanto de la capacidad de una persona para incorporarse al mercado laboral, como su facilidad para mantener una posición estable a lo largo del tiempo.

El 40% de las habilidades se pierde cada 3 años. El 50% de los empleados necesitarán volver a capacitarse en los próximos 5 años. Por tanto, hay que apostar decididamente por el upskilling y el reskilling. Upskill para mejorar el conjunto de habilidades de un empleado, permitiéndole crecer en su rol actual y aportar valor añadido a la organización. Reskill, capacitando al empleado para un nuevo puesto o posición.

En un entorno de cambio, de transformación, de digitalización y de modelo productivo hay que apostar decididamente por la formación, la recualificación, el aprendizaje permanente y diseñar modelos más operativos, más dinámicos, más ágiles, más eficientes y menos burocráticos y alejados de la realidad del mundo del empleo y de la empresa.

En cuanto al desempleo juvenil, uno de los grandes males del mercado laboral, ¿cómo podemos combatirlo?

Somos el país de la Unión Europea con la tasa de paro más alta entre los jóvenes menores de 25 años, casi un 40%. Los jóvenes fueron los peor parados de la anterior crisis de 2008, y ahora son los que están sufriendo el impacto más grave de la pandemia de la COVID-19.

Es crítico que trabajemos en mejorar la conexión entre la oferta de candidatos que salen de los centros educativos y las necesidades de los empleadores. Hay una gran brecha entre lo que el sistema educativo hoy en España produce y las necesidades de las empresas. Hay que aunar intereses entre el mundo educativo y la empresa, entre la Universidad y el tejido productivo real.

Hay que resolver de una vez por todas el debate de la formación, de la educación y de la Formación Profesional en la que se produce el 50% de la demanda de empleo cuando solo el 20% de los estudiantes escogen esta vía.

Es responsabilidad y necesidad de todos (Gobierno, agentes sociales y empresas) ayudar a los jóvenes. Hay que promover, facilitar e incentivar su contratación. Hay que fomentar la ocupación, la orientación, la formación y su capacidad de emprendimiento. La gestión en este sentido de los profesionales públicos y privados es clave. No se puede hablar de Contrato Social sin resolver el problema del desempleo juvenil.

Para acabar, ¿cómo entiende Adecco la sostenibilidad en el empleo?

La sostenibilidad en el empleo hace referencia a cómo el empleo tiene una repercusión directa en la economía y en la sociedad de un país, pero, aún más importante, en la vida de las personas. Tiene que ver con cómo las personas, a lo largo de su trayectoria profesional, van desempeñando empleos que les sirven para ir adquiriendo empleabilidad, para ganar conocimientos hasta llegar a encontrar el trabajo que mejor se adapte a sus deseos y para el que mejor preparados estén. A medida que una persona va ganando experiencia va adquiriendo también conocimientos y, con esa formación adquirida, irá obteniendo empleos que le permitirán un mayor progreso y satisfacción. Crear un ecosistema de empleo sostenido y sostenible es la base de una sociedad justa, equitativa y equilibrada.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuál es la principal razón para formarse en la actualidad?
Conseguir mejorar mi posición y mis condiciones laborales dentro de mi empresa
Por obligación ya que mi empresa requiere nuevos conocimientos cada día
Por intentar cambiar de trabajo o de sector laboral
Me encanta aprender, así que es una cuestión inquietud y ambición personal
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2021 RRHHDigital