TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Emilio González Quirós, Socio Consultor en Senderos de Silencio
'Faltan quince días', finalista del 12º Premio Literario RRHHDigital
POR Emilio González Quirós, Socio Consultor en Senderos de Silencio, 00:01 - 23 de Marzo del 2022
'Faltan quince días', finalista del 12º Premio Literario RRHHDigital

Era ya la última entrevista. Tenía alguna idea acerca del perfil del CEO pero no sabía mucho de él salvo lo que había podido leer en alguna revista y periódico. Cuando el proceso de selección ya estaba bien avanzado se lo habían presentado, y de forma cortés, se había limitado a desearle suerte en el proceso. Hoy era el momento decisivo.

Después de unos cuántos años dedicados al mundo de la consultoría como profesional independiente, Alfredo había decidido aplicar a una oferta que le había llamado la atención. Se trataba de cubrir la posición de Director de RRHH y había habido algo en el anuncio que había despertado su curiosidad. Decidió escribir y postularse como candidato pese al tiempo que llevaba desconectado de la empresa como parte de una estructura jerárquica, y pese a la edad que tenía, ya calzaba 56 años. 

Sorprendentemente, le contactaron desde una empresa consultora y le citaron para una entrevista. Tras terminar la entrevista se quedó con la sensación de que todo había ido bien y que seguramente le volverían a llamar. Así fue, y tuvo una segunda entrevista con el responsable de la consultora. Posteriormente realizó una serie de pruebas y las hizo sonriendo, había pensado que ya nunca se volvería a ver contestando a según qué tipo de preguntas en la pantalla de un ordenador. Todo fue bien. 

Semanas después recibió feedback de la consultora y le transmitieron que el cliente quería verle y conversar con él. La empresa, aunque era relativamente grande en cuanto a tamaño por plantilla y facturación, no tenía a nadie al frente del área de rrhh. Por ello, la primera entrevista se realizaría con el Director de Ventas que era, después del CEO la persona que más tiempo llevaba en la compañía. Fue una entrevista muy grata en la que casi toda la conversación giró alrededor del perfil de Alfredo y no hubo mucha información respecto a la empresa, lo que estaba buscando y para que lo estaba buscando. Al finalizar la entrevista, el Director de Ventas se comprometió a que en el plazo de una semana le contactarían para decirle si seguiría en el proceso y, asimismo, le dijo que solo habría una entrevista más con el CEO de la compañía. Al despedirse fue cuando apareció aquél y se produjo el cortés saludo entre ambos. 

Camino de casa pensaba que el encuentro con el CEO no había sido nada casual sino algo buscado. Imaginó que quería verle físicamente antes de la entrevista.

Tal y como le habían dicho, a la semana siguiente recibió una llamada citándole a una entrevista con el CEO. Por fin el proceso entraba en la fase final. Alfredo estaba sorprendido consigo mismo. Pese a que le iba muy bien como profesional independiente, se notaba excitado y nervioso con el proceso, casi como si fuera un chaval de 30 años. No sabía muy bien discernir si eso era bueno o malo.

El saludo entre ambos fue cordial. El despacho del CEO era amplio y cómodo, muy funcional y con escasos objetos de tipo personal. Aunque se sentaron en unos sofás, Alfredo observó que el CEO era una persona ordenada. Su mesa de trabajo estaba perfectamente recogida. Solo un portátil, un roller y unos folios ocupaban la mesa. El resto de la estancia se veía también ordenado.

Delante del sofá había una pequeña mesa sobre la que había un juego de café y varias botellas de agua. El CEO preparó café para ambos mientras iniciaban la conversación hablando sobre cosas sin importancia. Alfredo se notó muy tranquilo y pensó que en el fondo no se estaba jugando nada. Sonrió en su interior al pensar que por una vez iba a ser cierto aquello de que “lo importante es el proyecto”, algo que tantas veces había escuchado.

Pedro, el CEO, resultó ser una persona de trato muy agradable y que hizo lo posible para que Alfredo se sintiera a gusto. Después de los temas intrascendentes la conversación se centró en lo que la empresa estaba buscando y las razones para ello; en las motivaciones de Alfredo y en el valor que podía aportar a la empresa. Como se dice ahora, todo fluía bien. Ambos parecían sentirse cómodos.

Tras ampliar información acerca de la empresa y las razones para el proceso, Pedro indagó sobre la trayectoria y experiencia de Alfredo, así como por las razones para haber optado a ese puesto.

La entrevista iba camino de su fin, pero antes de ello, Pedo planteó varias preguntas con enjundia. Quería saber quien sería el cliente de rrhh según Alfredo, quería saber cuál era la perspectiva que Alfredo tenía sobre la función de rrhh en la empresa.

Alfredo guardó silencio durante unos instantes y contestó con seriedad y despacio:

El cliente son las personas, la totalidad de la plantilla. La función ha de ser la de convertirse en algo parecido a un coach de todas aquellas personas que ejercen funciones de supervisión de otros en la empresa, ha de ayudarlas a que dirijan y lideren de la mejor manera posible y eso incluye al CEO; la función ha de ser también convertir a la organización en una caja de herramientas de las personas que trabajan en ella para que puedan desarrollar todas sus capacidades.

Pedro escuchó atentamente y guardó silencio. Alfredo no supo cómo interpretar ese gesto. Sonriendo, Pedro se levantó y le dio las gracias a Alfredo por su tiempo y atención. Le comentó que en el plazo máximo de quince días volvería a contactar con él y le daría una respuesta definitiva sobre su candidatura. Pedro acompañó a Alfredo hasta el aparcamiento y allí se despidió de él con un choque de puños, la pandemia aún exigía mantener ciertas precauciones.

Esa entrevista fue ayer. Faltan quince días para conocer la decisión de Pedro. Alfredo espera con cierta inquietud que llegue ese día.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuáles creéis que son las claves para la recuperación empresarial en nuestro país?
El ahorro económico
La apuesta por los propósitos sociales y sostenibles
Políticas centradas 100% en los empleados: bienestar, felicidad…
La innovación y la transformación digital
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital