Los seis problemas más comunes en Recursos Humanos
Los seis problemas más comunes en Recursos Humanos

AUTOR

Ifeel

02:15 - 17 de Noviembre del 2022

SECCIÓN

Todas las empresas tienen problemas en su departamento de Recursos Humanos que van mucho más allá de una nómina que no está bien, una duda sobre los días de vacaciones o un proceso de selección difícil de rematar.

Estos departamentos no son máquinas perfectas sino que están formados por personas que encuentran dificultades al cumplir sus funciones y que pueden cometer errores de planificación o ejecución. Estos errores, más o menos graves y con diferentes causas, acaban teniendo consecuencias en el funcionamiento de la empresa y en el bienestar psicológico de las personas que la forman.

Aunque suene paradójico, a veces el problema está en que los miembros de este departamento carecen de los suficientes recursos como para realizar mejor su trabajo. Lo importante es que tomen conciencia de cuáles son los problemas más comunes a los que se enfrentan y reciban el asesoramiento experto que necesitan, por ejemplo a través de un servicio completo de bienestar emocional para empresas como el diseñado por ifeel.

Problemas más comunes en los departamentos de RRHH

1. Centrar todo el esfuerzo en la selección de personal

Sobre todo en empresas pequeñas, toda la atención tiende a irse a la selección de personal. El problema es que luego no se hace un seguimiento de los resultados ni se invierte energía en otros aspectos del cuidado de personas. ¿Cómo solucionarlo? Teniendo una visión panorámica del viaje del empleado a lo largo de todo su ciclo vital en la empresa y acompañándolo en cada una de las fases para facilitar su desarrollo profesional mientras trabaje para la compañía.

2. Descuidar los procesos de onboarding y offboarding

Cuando no se da importancia a cada fase del ciclo de vida del empleado es fácil que, una vez incorporado un nuevo miembro a la empresa, la tendencia sea improvisar, dejarlo solo y no facilitarle una adecuada adaptación.

Puede que, en el momento del adiós, las cosas se hagan atropelladamente, sin llevar a cabo una adecuada entrevista de salida ni despedir bien al empleado que se marcha. De este modo, se pierde la oportunidad de cuidar la relación con él y obtener información de interés sobre el funcionamiento de la empresa.

Hacer frente a este problema es posible, estructurando una metodología de onboarding y offboarding que tenga como foco el cuidado de la experiencia de los empleados y la eficiencia para la empresa. Los psicólogos de ifeel, expertos en bienestar laboral, pueden acompañar a los responsables de Recursos Humanos en el diseño de estas estrategias. 

3. Abusar de las herramientas 

Encuestas, ejercicios, juegos, más encuestas, reuniones, documentación, más reuniones… Las empresas utilizan todo tipo de herramientas teóricamente destinadas a obtener información útil para mejorar la vida de los empleados y de la empresa en algún aspecto.

Sin embargo, cuando no se plantean bien, estas técnicas se vuelven ineficientes y no muestran claramente la utilidad de sus resultados. El contacto y la comunicación fluida con los empleados es fundamental, pero sin convertirse en un problema en sí mismos que genere burnout en la plantilla y perjudiquen la motivación laboral

4. No flexibilizar los procesos 

Los buenos resultados llegan con una buena capacidad de adaptación a los entornos cambiantes. Por el contrario, los problemas en departamentos de Recursos Humanos pueden llegar por la falta de innovación y creatividad, que impiden la adaptación a las necesidades de las personas, o a otros errores que no son adecuadamente detectados ni corregidos con agilidad. Cuando los procesos se vuelven rígidos pierden eficacia y es importante analizarlos para que vuelvan a ser productivos. Por eso es tan importante contar con un asesoramiento basado en datos reales sobre las necesidades psicológicas de la plantilla, y ese es uno de los pilares del servicio de bienestar emocional para empresas que ifeel pone en marcha con sus partners.

5. No disponer de un plan ordenado de desarrollo de carrera

La naturaleza de una empresa es crecer. A medida que el número de trabajadores aumenta, la jerarquía se hace más compleja. Por eso, uno de los problemas más comunes en los departamentos de Recursos Humanos es dejar que el equipo crezca de manera desordenada. 

Cuando esto ocurre, es difícil fomentar el compromiso laboral. No existe una perspectiva clara de las posibilidades de promoción, en qué nivel jerárquico está cada empleado o el sueldo y cargo que le corresponde. Esto debe evitarse teniendo un esquema comprensible y accesible para todos los miembros de la plantilla en el que puedan localizar rápidamente su posición y su trayectoria de promoción.

6. No contar con una estrategia de cuidado del bienestar psicológico

Una de las funciones más importantes del departamento de RRHH es cuidar el bienestar de los miembros de la plantilla. Formar e informar sobre la prevención de los factores de riesgo psicosocial, diseñar una estrategia de beneficios sociales para empleados y salario emocional, potenciar una comunicación interna eficaz y una buena cohesión del equipo… Todo contribuye a mejorar la experiencia del empleado que tienen los trabajadores de una compañía.

Tal y como sucedía en los puntos anteriores, el cuidado del bienestar psicológico del equipo puede improvisarse o puede hacerse bien. Y la mejor manera de llevarlo a cabo es a través de una una estrategia diseñada por quienes más saben de esto: los psicólogos especializados en bienestar laboral de ifeel.

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuál te parece el beneficio social más atractivo en la actualidad?
Flexibilidad (teletrabajo, horarios adaptables...)
Cheque restaurante
Programas de bienestar 360
Formación bonificada
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital