TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Ocho consejos para mejorar la cultura del liderazgo

  • Los espacios de creatividad, colaboración y confianza son fundamentales para fomentar una buena cultura de liderazgo.
  • Casi la mitad de los empleados españoles (47,6%) opta por un liderazgo orientado a resultados en el que la libertad para la ejecución de las metas tiene un papel decisivo.

12:15 - 14 de Octubre del 2022
Ocho consejos para mejorar la cultura del liderazgo

Cada 16 de octubre se celebra el Día Internacional del Jefe, conmemorando el descuido que tuvo la secretaria de State Farm Insurance Company, Patricia Bays Haroski. La empleada olvidó el cumpleaños de su padre, que también era su superior, y decidió en 1958, para enmendar el error, registrar la fecha en la Cámara de Comercio de Estados Unidos. El objetivo es reconocer las cualidades de los jefes, en un día en el que también recuerdan que son humanos y conviven en igualdad de condiciones con los empleados.

Los empleados españoles se decantan por un liderazgo orientado a resultados (47,6%) o las personas (43,7%), en detrimento del liderazgo enfocado en las tareas (8,8%). Así se desprende del reciente informe “Expectativas Laborales entre empleados y empresas 2022”, elaborado por Edenred y BTS a más de 6.000 empleados. Las conclusiones apuntan que los trabajadores prefieren líderes que midan el desarrollo en base a unos resultados, otorgando autonomía para desempeñar las tareas o líderes que proporcionen libertad, fomenten la colaboración y creatividad en los espacios de trabajo. 

Con motivo del Día Internacional del Jefe, Netmind, compañía de BTS especializada en transformación digital, ha recogido ocho consejos para mejorar la cultura de liderazgo en las empresas españolas.

  1. Crear espacios para la creatividad y el fallo. La regla del 20% es un ejemplo de ello. Algunas compañías han puesto en marcha una acción por la que, durante ese porcentaje de la jornada, empleados internos desarrollan ideas propias. Esto genera procesos muy dinámicos, donde en un día se construye una hipótesis y se presenta: puede ser para cualquier aspecto siempre que esté alineado con el propósito y la estrategia de la empresa. 
  2. Colaborar en la autonomía de personas y equipos. Las bases de la confianza empiezan a instalarse cuando los empleados se sienten parte de la organización. Un ejemplo es que los líderes entienden que la persona más adecuada para tomar las decisiones no tiene por qué ser un mando intermedio, sino quien tenga más criterio para ejecutarla. 
  3. Alentar la colaboración en vez de la competencia. La gastronomía española podría ser representativa, ya que gran parte de su éxito se debe a la colaboración. El modelo trata de construir sobre las ideas de los demás, evolucionándolas a otro nivel, lo cual no implica que no haya competencia. La diferencia está en entender que para mejorar no necesitas vencer a los demás, lo que te hará llegar más lejos como líder es desarrollarte junto a ellos. 
  4. Ejercer un buen liderazgo. Fácil de decir, difícil de concretar. Quizás haya que empezar por cambiar frases del tipo “Lo que tienes que hacer es…” por “¿Cómo puedo ayudarte?”. Los líderes entienden que su papel es dar ejemplo y alentar para que emerja el liderazgo de los demás. No se trata de un objetivo, sino de un camino a transitar.
  5. Fomentar la cultura del feedback. Hay muchas formas de recabar feedback. Para generar espacios de confianza entre equipos puede ser muy útil el feedback de pecera. Es una dinámica fácil y rápida, por la que un equipo presenta en unos 5 minutos los aspectos más importantes de una idea o proyecto, algo que quieran validar.
  6. Contar con un facilitador. Cada vez se requiere más la figura de un facilitador, y no es casualidad, ya que se ha demostrado su gran utilidad. Tener un facilitador hace que se mantenga el foco, que se asegure que todas las personas tienen voz y que se consigan las metas. El facilitador fomenta las conversaciones en la toma de decisiones. 
  7. Medir, medir y medir. La única manera de saber si se progresa es poner indicadores y realizar un seguimiento. El primer termómetro es la opinión de las personas, que debería comenzar desde la seguridad del anonimato, sobre todo en entornos no confiables.
  8. Fundamental: ponte en marcha. En la gestión del cambio hay una máxima: si nada cambia todo va a seguir igual. Por ello, no importa la situación en la que te encuentres, si no en la que quieras trabajar. Empieza dando un paso, el más sencillo y más valor te vaya a aportar. Lo más importante es empezar.

“Existen muchos tipos de liderazgo. En el momento en el que estamos pensamos que el término jefe debe dejar paso al líder. Esa persona debe generar espacios de confianza y desarrollo. Se preocupa por las personas. Es transparente, humilde y fan de su equipo. Esa forma de liderar es el espejo donde verse reflejado, y la contraria llevará al desapego y la frustración. Las personas no dejan sus trabajos, dejan a sus jefes”, asegura Iria Rivero, Agile Coach de Netmind.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuál te parece el beneficio social más atractivo en la actualidad?
Flexibilidad (teletrabajo, horarios adaptables...)
Cheque restaurante
Programas de bienestar 360
Formación bonificada
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital