TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
SBC Forum
Más de 6 de cada 10 empleados no utilizan los idiomas que les exigieron al ser contratados
POR RRHH Digital, 01:01 - 04 de Octubre del 2013
Más de 6 de cada 10 empleados no utilizan los idiomas que les exigieron al ser contratados

RRHH Digital En un mundo cada vez más globalizado, con empresas multinacionales que operan en cualquier parte del planeta y donde Internet permite relaciones comerciales con empresas, clientes y usuarios de cualquier nacionalidad, el conocimiento de idiomas se está convirtiendo en una necesidad vital. Si además se trata de conseguir empleo, una segunda lengua puede ser la llave que abra las puertas a una contratación. Según datos de Adecco e Infoempleo, el 31,3% de las ofertas de empleo requieren el conocimiento de una lengua extranjera. Requisito que puede llegar a duplicarse en el caso de perfiles cualificados o sectores de actividad específicos. 

Sin embargo, ¿son realmente necesarios estos conocimientos idiomáticos en el desempeño normal de todos los puestos que los requieren? ¿o simplemente es un plus que las empresas exigen a sus candidatos de cara a futuros proyectos o para diferenciar unas candidaturas de otras?

Adecco Professional, la consultora del Grupo Adecco especializada en la selección de perfiles cualificados –mandos medios, intermedios y directivos-, ha querido tomar el pulso al mercado laboral a este respecto. Para ello ha realizado la I Encuesta Adecco Professional sobre Exigencia de Idiomas entre 1.947 españoles activos de entre 18 y 65 años.

La primera conclusión de este estudio es que 6 de cada 10 encuestados (63,3%) no utilizan los idiomas que les exigieron al ser contratados. Y eso que el 53,7% de ellos afirma que se le exigía el dominio de una lengua extranjera en la última entrevista de trabajo a la que acudió.

Los idiomas en las entrevistas de trabajo

Según la I Encuesta Adecco Professional sobre Exigencia de Idiomas el 53,7% de los españoles afirma que se le exigía el conocimiento de una lengua extranjera en la última entrevista de trabajo a la que acudió frente al 46,3% que reconoce que no era necesario el dominio de idiomas para optar al puesto ofertado.

Además del español, el 47,3% afirma que se le pedía el conocimiento de otra lengua, mientras que el 24,9% reconoce que se le exigía el manejo de dos idiomas más y un 3,8% habla de la exigencia de tres lenguas además de la materna.

Incluso, un 1,6% reconoce que se valoraba para el puesto de trabajo conocer más de tres idiomas diferentes al nativo. 

De ellos, el inglés es la lengua extranjera que más solicitaban las empresas en esas entrevistas de trabajo, según los consultados por Adecco Professional. El 61,3% de los encuestados así lo afirma. A continuación, el francés aparece como el segundo idioma más requerido, aunque a gran distancia del inglés, con el 11,3% de las respuestas. En un 10,7% de las entrevistas se exigía también el conocimiento de alemán y en el 1,7% de los casos se tenía en cuenta saber hablar portugués.

Además, en el 14% de los casos se valoraba positivamente el conocimiento de otras lenguas como el chino, idiomas de Países del Este (rumano, polaco, etc.) o incluso, en algunos casos, el árabe.

Por otra parte, 2 de cada 10 encuestados afirman que, en su caso, la lengua que se les pedía en la entrevista de trabajo era autonómica (además del castellano y, en muchas ocasiones, de una lengua extranjera). Entre estas lenguas autonómicas la más requerida es el catalán (8,7%), seguida del euskera (2,4%), el valenciano (en el 2,1% de las ocasiones) y por último, el gallego (1,8%).
 
¿Son importantes los idiomas para emplearse?


El conocimiento de idiomas es uno de los elementos fundamentales en la empleabilidad de un trabajador. Esto se debe a que cada vez más las empresas establecen relaciones comerciales con otras de fuera de su ámbito nacional y necesitan encontrar un lenguaje común válido para la intermediación. Es interesante resaltar que la exigencia de conocimientos de lenguas extranjeras en la oferta de empleo está relacionada con tres factores muy distintos de los que va a depender: la actividad desarrollada en el puesto, los referentes de conocimiento especializado para el desempeño de tareas y la nacionalidad de la empresa. 

Sin embargo, ¿son realmente necesarios estos conocimientos en el desempeño normal de todos los puestos que los requieren? ¿o simplemente es un plus que las empresas exigen a sus candidatos de cara a futuros proyectos o para diferenciar unas candidaturas de otras en su afán por conseguir al mejor empleado?

Para el 63,3% de los consultados esto no es así pues afirman que no utilizan los idiomas que les exigieron al ser contratados. De ellos, el 24,9% matiza que sólo los han empleado en ocasiones muy puntuales.

Por el contrario, el 36,7% de los empleados que ha participado en la encuesta afirma que sí utilizan otras lenguas en su labor profesional aunque el 13,7% aclara que no lo hace de manera habitual.  

A pesar de estos datos, la gran mayoría reconoce la importancia que tiene el dominio de otras lenguas a la hora de encontrar un empleo: casi 8 de cada 10 españoles creen que se trata de un requisito indispensable. Aunque las respuestas ofrecen matices. Mientras que un 26,9% lo afirma de manera rotunda, el 51,1% cree que el idioma importa según el puesto que se vaya a desempeñar. Por el contrario, el 16,5% de los encuestados cree que no es tan importante hablar otro idioma aunque reconoce que ayuda en la búsqueda de empleo y un 5,6% opina que no son determinantes en ningún caso.

En palabras de Susana Sosa, directora de Servicio de Adecco Professional, esta mayor exigencia de idiomas se debe en parte a la situación que atraviesa el mercado de trabajo hoy en día: “con la crisis, se ha destruido mucho empleo y ahora la contratación de un profesional cualificado es muy meditada, porque suelen ser posiciones muy críticas. De ahí que las empresas no sólo quieran evaluar que se trate del mejor profesional para el puesto en este momento, sino que también lo será en un futuro para la organización”.

La directora matiza: “Puede darse la situación de que algunos de los requisitos que se piden en un candidato, no sean necesarios para poder desarrollar sus funciones en el día a día (como un alto nivel de inglés), pero sin embargo se convertirá en un requisito imprescindible si esa persona quiere seguir desarrollándose en la organización. Las empresas quieren invertir en el talento de su organización y eso empieza por ser capaz de seleccionarlo bien, pero sin olvidar la tarea y responsabilidad de seguir desarrollándolo una vez que ya lo tienen en sus organizaciones”.

¿Qué busca el mercado de trabajo?


Opiniones a parte, lo cierto es que analizando las ofertas de empleo publicadas en España, sí existe una tendencia creciente año a año en el volumen de puestos de trabajo que demandan idiomas. Según datos de Adecco Professional e Infoempleo, el 31,3% de las ofertas de empleo requieren el conocimiento de una lengua extranjera (+2,5 puntos porcentuales con respecto al año anterior). Requisito que puede llegar a duplicarse en ofertas para perfiles cualificados o sectores de actividad específicos.

Para estos puestos de trabajo, el idioma más demandado es el inglés, que con el 89% de las ofertas que solicitan una lengua extranjera, copa el mercado laboral. A continuación se sitúa el francés, que reúne el 7,7% de las exigencias perdiendo posiciones con respecto al año anterior cuando aglutinaba el 9,1%. Los requerimientos de alemán se han incrementado en el último año pasando de representar el 4,9% de la oferta de empleo con idiomas al 6,8% actual. Por último, otros idiomas como el portugués (1,2%) y el italiano (0,8%) se demandan de manera minoritaria.

Desde el punto de vista sectorial, son los Recursos Energéticos quienes más requieren el conocimiento de una lengua extranjera y así lo piden en el 44,5% de las ofertas de empleo que publican (el año anterior representaban el 40%). En segundo lugar, es el sector Industrial (39,8%) el que más busca trabajadores con conocimientos de idiomas. Sanidad (39,6%), Telecomunicaciones (37,7%) y Enseñanza (37,2%) completan el top 5 de los sectores que más reclaman idiomas y que además aumentan su exigencia interanualmente.

De hecho, entre los quince primeros sectores que más demandan el dominio de otra lengua distinta del castellano, los únicos que han visto disminuir el requerimiento de idiomas en sus ofertas han sido la Distribución Mayorista (del 32,7% de hace un año al 31,3% actual) y la Electrónica y Material Eléctrico (del 28,8% al 27,2% de ahora).

Si de áreas funcionales se trata, lidera con una diferencia abismal el ranking, el área de Exportación, que demanda el conocimiento de una segunda lengua en 9 de cada 10 ofertas de empleo que publica. Le sigue Dirección General, con el 46,8%, Administración y Finanzas (41,6%), Marketing (40,4%) y Calidad, que demanda idiomas en el 37,6% de sus ofertas.

Al igual que ocurre con los sectores, sólo dos áreas funcionales de entre las principales han reducido su exigencia de idiomas en las ofertas de empleo: Administración y Finanzas, que las ha rebajado en 1,3 puntos porcentuales, y Calidad, que lo ha hecho en 0,8.

Por último, es importante destacar que a mayor responsabilidad en el cargo, mayor exigencia de conocimiento de idiomas. Es por ello que, para los cargos directivos este requisito se incluye en el 51,6% de las ofertas de empleo, seguido de los mandos (36%) y los técnicos (34,6%). En cambio, en la categoría de empleados, sólo el 20,9% de las ofertas de empleo publicadas requiere una segunda lengua extranjera.

Cómo se evalúa el conocimiento de idiomas


Cuando un demandante de empleo se enfrenta a un proceso de selección en el que se exige el dominio de una segunda o tercera lengua, la acreditación de un título oficial puede no ser suficiente para garantizar ese conocimiento.

Es habitual que desde los departamentos de recursos humanos se valoren estas habilidades a través de diferentes pruebas, que les servirán para medir el manejo de un idioma por parte de los candidatos. Las más habituales son:

•    Redacción del CV en el idioma a valorar: con este ejercicio los expertos pueden medir la expresión escrita del demandante de empleo y el lenguaje técnico que utiliza.

•    Dinámicas de grupo: son muy efectivas para aquellas posiciones en las que se requiere capacidad de negociación. Es un método muy eficaz para ver cómo el candidato se desenvuelve e interacciona en un idioma diferente al suyo.

•    Prueba escrita: se puede realizar en ordenador o en papel. Con esta prueba, el seleccionador mide el conocimiento gramatical y de vocabulario (con ejercicios de “fill the gap”).

•    Prueba oral en las entrevistas: es la mejor manera de poder comprobar el nivel de idiomas de una persona. Permite medir tanto si tiene buen nivel de conversación social como profesional. En estas pruebas se suele preguntar a los entrevistados si se sienten cómodos hablando en esa lengua, si la han utilizado a nivel profesional, se les pide que describan sus funciones, si han tenido contacto con proveedores o con clientes a nivel profesional, para validar los conocimientos técnicos en dicho idioma.  Es la prueba más completa para evaluar gramática, vocabulario y fluidez de conversación. 

RRHH Digital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Qué medidas ha adoptado tu empresa debido a la crisis del coronavirus?
Seguimos igual, solo que teletrabajando
Ha realizado un ERTE
Ha realizado despidos
Nos acogemos al permiso retribuido recuperable
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital