TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Una de cada dos empleados españoles que identifican síntomas psicológicos no toman medidas para resolverlos

El 36,6% de los encuestados piensa que su salud psicológica y emocional ha empeorado en el último año y uno de cada cuatro personas encuestadas presenta síntomas compatibles con algún problema de ansiedad y 1 de cada 5 compatibles con depresión.

POR RRHHDigital, 03:30 - 23 de Octubre del 2021
Una de cada dos empleados españoles que identifican síntomas psicológicos no toman medidas para resolverlos

Aegon, aseguradora especializada en salud, ha celebrado hoy una rueda de prensa para presentar la cuarta edición del Estudio de Salud y Estilo de Vida, edición para la que ha contado con la colaboración el Consejo General de Psicología (COP). El estudio se centra en el análisis del estado de salud, estilo de vida, hábitos y conductas relacionadas con la salud y el bienestar emocional de los españoles en los últimos 12 meses, así como el impacto que ha tenido la COVID19 en muchos de estos aspectos, sobre todo en lo que respecta a la salud mental.

El estudio refleja el impacto que la crisis sanitaria y los efectos económicos ocasionados por la COVID19 en 2020 y 2021 están teniendo en las vidas de los españoles. La pandemia ha puesto de relieve la importancia de entender la salud de manera integral y cuidar tanto de los aspesctos físicos, como emocionales de los españoles, ya que1 de cada 4 encuestados presenta síntomas compatibles con un problema de ansiedad y 1 de cada 5 síntomas compatibles con depresión. Además, el 54% de las personas que identifica síntomas psicológicos afirma no tomar medidas para resolverlos y señala como una de las casusas la baja disponibilidad de recursos de este tipo.

El informe recoge, igualmente, otros aspectos relacionados con la salud, como los hábitos alimenticios, el estilo de vida de los españoles o el uso que se hace de las nuevas tecnologías en relación con el cuidado de la salud. Se analizan, también, los niveles percibidos de estrés en la población y la tendencia a la automedicación en España. Asimismo, el informe arroja datos sobre las actividades de ocio de los españoles y el tiempo en familia y con los círculos más cercanos.

El informe compara las medidas porcentuales obtenidas con el mismo periodo del año anterior y valora la evolución en las mismas desde el pasado 2019 en las principales cuestiones. Esta valoración de las diferentes medidas permite observar la evolución de las tendencias en el estilo de vida y salud de la sociedad actual.

La salud en España

En general, los españoles valoran su estado de salud de forma positiva: más del 70% lo puntúa con un 7 o más (en una escala de 0 a 10), siendo el promedio de 7,13. Los encuestados que valoran de manera negativa su salud en este último año mencionan el estrés, la ansiedad y la tristeza como los principales motivos. Aunque desciende ligeramente con respecto a 2020, la valoración del estado de salud se ha mantenido por encima de 7 de valor promedio en los últimos 3 años.

Las mujeres y las personas mayores de 65 años se muestran algo más críticas con su estado de salud. También parece existir una relación entre el estado de salud y la situación económica y laboral: quienes no trabajan, han perdido su trabajo o han estado en ERTE y aquellos que creen que su situación económica ha empeorado hacen valoraciones más negativas.

Aunque, en la mayoría de los casos, no ha habido cambios tras la pandemia en el consumo de alcohol y tabaco, y en los hábitos de sueño y ejercicio físico, se pueden destacar tres aspectos:

  • El 20% afirma consumir menos alcohol.
  • 33,6% señala cambios en sus hábitos de sueño.
  • El 32% afirma hacer menos ejercicio.

En este sentido, los hombres y los más jóvenes son los que indican haber reducido, en mayor medida, el consumo de alcohol y tabaco. En el caso de las mujeres, los hábitos que más se han visto afecados son el sueño y el ejercicio físico.

Otros de los aspectos que más preocupan a los españoles son el autocuidado y el aspecto físico. En este sentido, la satisfacción es mayoritaria: el 19,1% se siente muy satisfecho y el 55% algo satisfecho.

Sin embargo, 1 de cada 2 encuestados (más del 60%)cree que su peso está por encima del ideal, a pesar de que el 42,3% tiene un peso normal y un 2,4% infrapeso.

En este contexto, las mujeres y los encuestados de entre 26 y 55 años se muestran más insatisfechos con su aspecto y con su peso. Asimismo, el porcentaje de encuestados que cree que la pandemia le ha ayudado a mejorar su aspecto físico es reducido, y aumenta a medida que disminuye la edad.

La salud emocional en España

La valoración media del estado de salud emocional en el último año es de 6,78 puntos, sobre una escala de 1 a 10, lo que representa una puntuación media menor a la encontrada en la percepción de la salud física (7,13). Más de un 63% de los encuestados puntúa su bienestar psicológico igual o por encima del 7 en una escala propia de 0 a 10. A su vez, el 36,6% de los encuestados, es decir, 1 de cada 3, señaló un empeoramiento percibido en su salud emocional en el último año y únicamente el 8,2% consideró haber experimentado una mejoría en su salud psicológica.

De hecho, 1 de cada 4 personas encuestadas presenta síntomas compatibles con algún problema de ansiedad y 1 de cada 5 compatibles con depresión.

En la valoración media sobre la percepción de la salud emocional en el último año, las mujeres encuestadas valoraron peor que los hombres su bienestar psicológico (6,5 vs. 7,07, en una escala de elaboración propia). Asimismo, en relación con la edad, aquellas personas entre los 26 y los 40 años, seguidos de aquellos entre los 18 y 25, fueron los que refirieron una peor salud psicológica.

Teniendo en cuenta la situación laboral, aquellas personas que habían perdido su trabajo o han estado en situación de ERTE en el último año valoraban su salud emocional con un 5,86 y las personas que no han tenido cambios laborales con un 6,92. Estos datos pueden estar reflejando el efecto estresante que ejercen los cambios laborales en las personas, así como su afectación sobre la percepción de la calidad de vida en el plano emocional. En cuanto al plano económico cabe resaltar que una de cada dos personas (52,9%) que ha señalado un empeoramiento en su situación económica notifica, además, un empeoramiento de su salud psicológica.

Estrés, el mayor impacto emocional del COVID-19

En cuanto al estrés,7 de cada 10 españoles lo han experimentado en alguna medida durante el último mes[1], siendo las dificultades laborales la principal causa señalada por los encuestados.

En la mayoría de los casos, no se han sentido amenazados en su integridad física por la COVID-19, sin embargo, sí existe un miedo mayoritario al contagio propio o de personas cercanas.

El 22,4% de los encuestados declara haber experimentado una situación gravemente estresante o traumática en los últimos meses: el 43% de los jóvenes de 18 a 25 años frente al17% de aquellos encuestados entre los 55 y los 65 años.

Además, el 39,7% de quienes han vivido este tipo de situaciones presenta, paralelamente, sintomatología propia de estrés postraumático.

Sin embargo, 3 de cada 4 personas que presentan síntomas psicológicos de algún tipo sienten que ahora hay cosas en sus vidas que valoran más que antes, lo que podría estarr señalando un indicador de crecimiento postraumático.

Mayor presencia de otros problemas psicológicos: ansiedad y depresión

Uno de cada cinco españoles presenta síntomas compatibles con un posible caso de depresión o, al menos, sintomatología depresiva moderada. Esto significa que el 20,6% de las personas podrían presentar dificultades emocionales de tipo depresivo, siendo el 24,7% mujeres y el 16,4% hombres que cumplían criterios para un caso probable de depresión. Si atendemos a la edad, los datos sugieren un mayor porcentaje de casos probables de depresión en las franjas de edad más jóvenes (18 a 25 y 26 a 40) que en los mayores de 65 años.

En cuanto a la ansiedad, 1 de cada 4 personas presenta síntomas compatibles con algún problema de ansiedad o tiene sintomatología ansiosa de algún tipo, con mayor incidencia en mujeres que en hombres (30,1% vs 16,8%) y en menores de 41 años en el que el 69,7% presenta un caso probable de ansiedad, frente al 12,7% de los mayores de 65 años.

La pandemia generada por la COVID-19 se ha señalado como un factor con alta repercusión en la salud mental. Son muchos los estudios científicos que reflejan el impacto que está teniendo en el bienestar emocional de la población mundial. La pandemia ha traído consigo diferentes escenarios que, en sí , pueden ser estresantes, como las medidas de confinamiento, la impredecibilidad y gravedad de la enfermedad, la falta de información inicial y desinformación, el aislamiento social y el impacto e inestabilidad económicas, entre otros.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo ves la inclusión de personas con discapacidad en las empresas de nuestro país?
Genial, ya que las empresas apuestan por ello y creo que somos referencia en ese tema
Poco a poco las empresas van apostando por ello pero queda dar un pasito más
Mal, creo que tenemos mucho que mejorar
No creo que las empresas españolas apuesten por la inclusión de personas con discapacidad
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2021 RRHHDigital