TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
HR Hybrid Forum
Fernando Vizcaíno de Sas, Socio Director del Departamento de Laboral Jiménez de Parga Abogados
Nacho Montejo, descansa en paz
POR Fernando Vizcaíno de Sas, Socio Director del Departamento de Laboral Jiménez de Parga Abogados, 01:01 - 15 de Julio del 2013

Defendía a una actriz francamente bella a la que no quise llevar a declarar a un juicio y le pedí que algún medico certificara que estaba con gripe. “¡Vaya por Dios Vizcaíno (siempre me llamó Vizcaíno), ahora me vas a convencer de que tu cliente está mala!¡Ya, ya, tu cliente mala!”. “No Nacho. No te puedo convencer que mi cliente está mala, porqué está buenísima…”. Veloz respondió: “Mira Fernando eso en tu padre tiene gracia, en ti es un remake”. El Fiscal Martín Casallo, por entonces juez en comisión de servicios en el Juzgado de lo social de Madrid, nos pidió que nos quedáramos Nacho y yo después de la vista para preguntarnos si esos intercambios de ironías eran normales entre letrados… No conocía a Nacho: Nacho era así. Probablemente esa es la frase más repetida entre nosotros estos días.

Lo demostró esa vez, poco después de la Revolución de los Claveles, que a una pregunta de otro juez de donde había estado, contestó: “Vengo de Portugal, ¡de respirar libertad!”. O cuando, modificada la exigencia de camisa blanca, traje oscuro y corbata negra para lucir la toga en estrados, se presentó con una camisa “hawaiana”, pantalón rojo y zuecos. O cuando no dudo en ir a rescatar de manos de Sadam Husein, a un grupo de españoles entre ellos al compañero Juan Miguel Torres. ¡Nacho era así!

Cuando murió mi padre, se acercó a mí llorando sinceramente y me dijo aquello: “No coincidía con tu padre en muchas cosas pero le consideraba un amigo, un abogado honesto y congruente que te ayudaba a soportar esta difícil profesión que hemos elegido. Le quería y creo que él a mí también me apreciaba pese a las veces que hemos discutido”.

Quiero decirle lo mismo a su hija, relevo de Nacho en los juzgados de lo social y que con el resto de los compañeros del despacho seguro que seguirán recordándonos al buen abogado que fue Nacho.

Se expresó en libertad, nuca se paró ante nada y se creó bastantes enemistades. Yo tampoco estaba de acuerdo en muchas cosas que hacía y no coincidía en casi nada con él salvo, quizás, en esa amistad que dá encontrase con un adversario apasionado, honrado, que siempre te entraba de frente, trabajador, que seguía respetando la cordialidad entre abogados y el respeto por el contrario.

Creo que también le consideraba un amigo y hoy le lloro. Nacho Montejo era, sin duda, toda una institución entre los laboralistas que hoy estamos de luto.

Descansa en paz, compañero.

 

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital