TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Rafael Quintana, Regional Director de Qlik, España y Portugal
Las nuevas reglas de la gestión del talento en la era postpandemia
POR Rafael Quintana, Regional Director de Qlik, España y Portugal, 00:01 - 22 de Noviembre del 2021
Las nuevas reglas de la gestión del talento en la era postpandemia

El psicólogo y profesor de la Universidad de Texas Anthony Klotz ha acuñado un término que está ganando popularidad: “La Gran Renuncia”. Se trata de un momento decisivo en la evolución del mercado laboral, según el cual, buena parte de los profesionales altamente cualificados descubren nuevas posibilidades disponibles para ellos en un contexto postpandémico, encontrando mejores roles que se adaptan a sus circunstancias individuales de una manera más precisa. Parece que casi todos los días hay un nuevo estudio que muestra cómo el talento busca activamente dejar su puesto de trabajo, mientras las vacantes alcanzan cifras récord.

Un informe de 2018 de Korn Ferry señaló que, "para 2030, la demanda de trabajadores cualificados superará a la oferta, lo que provocará una escasez mundial de talento de más de 85,2 millones de personas". En algunos países, esta circunstancia ha estimulado el uso de la tecnología para cerrar la brecha. El informe de Korn Ferry destacaba cómo "en países con un bajo desempleo y una producción industrial en auge, la escasez de mano de obra ya ha acelerado la automatización y ha aumentado el uso de la robótica, no para reemplazar a las personas… sino porque no hay suficientes para llenar las fábricas". Pero no todos los trabajos pueden, ni deben, automatizarse. Entonces, ¿dónde deja esta turbulencia a los gestores y directivos?

¿Guerra por el talento… o por las habilidades?

La competición por el talento ha mantenido en vilo a los directivos durante mucho tiempo. No se trata tanto de atraer y retener, sino de encontrar a las personas adecuadas. Es decir, personas con las habilidades y capacidades necesarias para impulsar a las organizaciones en una era digital. Y esas capacidades están cambiando rápidamente. Según McKinsey, para 2030, las habilidades cognitivas, sociales, emocionales y tecnológicas más avanzadas tendrán una mayor demanda.

Por lo tanto, para aquellos responsables de construir una plantilla postpandémica con la mirada puesta en el futuro, la contratación debe girar hacia aquellas habilidades más demandadas. La capacidad de comprender los datos ocupará un lugar destacado en la lista, ya que la tecnología invade casi todas las industrias y crea un gran volumen de información que decanta la toma de decisiones. Después de todo, los datos ya no son propiedad exclusiva de los equipos de IT, sino que son empleados por empleados de todos los departamentos para ser más eficientes. Los directivos no tendrán más remedio que asegurarse de que todo el personal pueda trabajar con confianza con datos. Más allá de la capacitación técnica, la pandemia también ha revalorizado a los empleados más resilientes y flexibles, especialmente, en lo que a las nuevas formas de trabajo se trata.

¿Están los empleadores alfabetizados en datos?

Mientras se acelera el reclutamiento y la rotación de trabajadores cualificados, los empleadores también deben tener en cuenta cómo están utilizando los datos para encontrar y evaluar candidatos. Si bien las habilidades analíticas son valiosas, las “soft skills” de un candidato suelen ser mejores predictores del éxito en una organización basada en datos. Las escuelas y las universidades no captan bien estos y otros atributos requeridos en el futuro lugar de trabajo. Hasta que lo hagan, una revisión cuidadosa del proceso de selección de candidatos, especialmente el filtrado de palabras clave, es esencial para que aquellos que pueden aprender rápidamente no sean descartados sin consideración.

La COVID-19 aceleró muchas tendencias que ya estaban en auge y la alfabetización de datos surgió como una habilidad crítica para todos los empleados, nuevos y antiguos. Las empresas que desarrollen una plantilla y una cultura con conocimientos de datos prosperarán hoy y en el futuro.

Vivimos en una era digital en la que se crean 1,7 MB de datos por segundo por cada persona del planeta. En medio de este crecimiento exponencial, es fundamental entender cómo trabajamos con datos. Escuchamos mucho el término alfabetización de datos para resumir claramente un conjunto completo de habilidades con ellos, pero persisten conceptos erróneos sobre lo que realmente es la alfabetización de datos.

Estos malentendidos impiden que las empresas apoyen a los empleados para maximizar el potencial de los datos a su disposición. Podría llevarlos a invertir en tecnología con este fin, o incluso educar a algunos de sus empleados sobre varios aspectos del trabajo con datos. Pero muy pocos ponen en práctica la mejora de las habilidades que los trabajadores realmente necesitan para aumentar su conocimiento de la materia. En dicha mejora, sin duda, estriba la competitividad empresarial de hoy.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo ves la inclusión de personas con discapacidad en las empresas de nuestro país?
Genial, ya que las empresas apuestan por ello y creo que somos referencia en ese tema
Poco a poco las empresas van apostando por ello pero queda dar un pasito más
Mal, creo que tenemos mucho que mejorar
No creo que las empresas españolas apuesten por la inclusión de personas con discapacidad
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2021 RRHHDigital