TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Beatriz Remacha, responsable de Stimulus Care Services de Stimulus España
Trabajemos juntos para cuidar la salud mental
POR Beatriz Remacha, responsable de Stimulus Care Services de Stimulus España, 00:01 - 14 de Octubre del 2021
Trabajemos juntos para cuidar la salud mental

“Atención de salud mental para todos: hagámosla realidad”, es el lema que este año eligió la OMS para el día Mundial de la Salud Mental.

Según la OMS, la pandemia de Covid-19 ha tenido un gran impacto en la salud mental de las personas y está provocando un incremento de la demanda de servicios de salud mental. El duelo, el ‎aislamiento, la pérdida de ingresos y el miedo están generando o agravando trastornos de salud mental. ‎Además, muchas personas han aumentado su consumo de alcohol o drogas y muchas más, sufren crecientes problemas de insomnio ‎y ansiedad.

Por todo ello, se hace cada vez más visible la necesidad de poner el foco en la salud mental de todos los ciudadanos, teniendo siempre en cuenta que la salud mental es algo más que la ausencia de trastornos mentales.

Es en este punto en el que muchas empresas, han visto y ven necesario aportar su granito de arena y ofrecer a sus trabajadores programas específicos para el cuidado de su salud mental y la de sus familiares, de modo que no tengan que depender de servicios públicos colapsados en estos momentos y, por ende, enfocados muchas veces a los trastornos más graves.

Un ejemplo de estos programas adoptados por empresas de todo el mundo, son los PAE (Programa de Apoyo al Empleado). A través de ellos, podemos apoyar y acompañar a todos los trabajadores en el bienestar psicológico y emocional mediante asistencia psicológica 24h los 365 días/año en diferentes modalidades: telefónica, presencial y/o video consulta.

Estos Programas de Apoyo al Empleado ofrecen la posibilidad de un apoyo global a los trabajadores incluyendo servicios adicionales de asistencia social, asesoramiento jurídico y asesoramiento financiero, que ayudan a los trabajadores a manejar problemas y preocupaciones de estas índoles, reduciendo su impacto en el bienestar emocional. Somos conscientes de que trabajar a través del apoyo y atención psicológica la preocupación, la incertidumbre y la ansiedad que puede generar por ejemplo el hecho de tener una deuda y no poder hacerle frente, es esencial, pero, si además, podemos ofrecer a la persona afectada el conocimiento y la experiencia de trabajadores sociales y/o expertos financieros que puedan ayudarle a gestionar el problema principal causante de su malestar psicológico, estaremos ante una ayuda mucho más completa y con una mayor repercusión a corto, medio y largo plazo.

Si bien, aunque cada vez son más las empresas de todo el mundo interesadas en ofrecer este tipo de servicios a sus trabajadores, cabe recordar por ejemplo que a principios de año la prensa se hacía eco de que empresas de Silicon Valley estaban sustituyendo algunos de sus famosos beneficios sociales por el citado acompañamiento psicológico, y de la buena acogida que estos programas siempre tienen entre sus empleados, todavía nos queda mucho camino por recorrer como sociedad en el abordaje de la salud mental, sobre todo en lo vinculado a la psicoeducación y a todo lo relacionado con la solicitud de ayuda en los estadios iniciales del problema, antes de que éste tenga un impacto notorio en nuestro día a día.

Cuando trabajas en contacto con los empleados como es mi caso, hemos detectado como la mayoría de los trabajadores cuando conocen la puesta en marcha del programa por parte de sus empresas, se sienten agradecidos y en muchos casos, identificados con alguno de los motivos más habituales de consulta (problemas de sueño, dificultades para conciliar vida personal-laboral, problemas de pareja, dificultad en el manejo de emociones...) y, sin embargo, se ven frenados a hacer uso del mismo por pensamientos internos del tipo “seguro que hay compañeros que necesitan el servicio más que yo”, “quizá el psicólogo que me atienda va a pensar que este motivo no es lo suficientemente importante como para hacer uso del servicio”; “estoy preocupado pero no estoy tan mal como para necesitar ayuda de un profesional”; “muchos padres/madres no saben como gestionar las rabietas de sus hijos y no solicitan ayuda profesional, yo también debería ser capaz de hacerlo sin ayuda”; “padecer insomnio es normal en nuestra sociedad actual, casi todos mis conocidos sufren algún tipo de problema en el sueño y no pasa nada”.

Al contrario de lo que estos trabajadores piensan, las situaciones que están viviendo son motivos de consulta apropiados para solicitar asistencia psicológica, y es que, cualquier situación que genere malestar psicológico en la persona, es un buen motivo para consultar con un profesional, con quién podrá trabajarlo de manera personalizada, a veces con objetivos a corto/medio plazo que se abordan en diferentes sesiones, y a veces con una intervención puntual de una única sesión. Cada caso es diferente, pero todos son importantes, y desde luego, cuanto antes nos pongamos a trabajarlos con un profesional más fácil será que no se cronifiquen.

Además, desde lo Programas de Apoyo al Empleado también se apuesta por un acercamiento de la psicología para la mejora y desarrollo de competencias personales y profesionales, sin la existencia de un malestar o problema previo, como, por ejemplo, la mejora en habilidades de comunicación o la mejora en el desarrollo de hábitos de vida saludables.

Por todo ello, cuando desde la OMS proponen como lema “Atención de salud mental para todos: hagámosla realidad”, como un manera de reivindicar modelos de salud mental igualitarios y universales; por ello me gustaría poner el foco en el hecho de que hagamos realidad una salud mental accesible, en la que las personas se sientan libres, seguras y cómodas para solicitar atención psicológica para hacer frente a las dificultades del día a día, a las situaciones cotidianas que le pueden generar cierto malestar, sin tener por que llegar a ser motivos incapacitantes o con un gran nivel de malestar; o para mejorar habilidades personales/profesionales. Es decir, hagamos realidad la normalización del acceso a un servicio psicológico a todas las personas, eliminando entre todos los tabús y los estigmas que suelen rodear lo vinculado a salud mental, y ayudando de este modo a que no seamos nosotros mismos lo que nos frenemos a utilizar servicios que pueden ayudarnos a mejorar nuestro bienestar día a día.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo estás viendo la recuperación económica y laboral de nuestro país?
Me está sorprendiendo, no esperaba una recuperación tan rápida
De forma positiva ya que se van dando pasos hacia la recuperación
Todavía estoy preocupado, deberíamos avanzar a mejor ritmo
Fatal, creo que tardaremos más tiempo del esperado en alcanzar la recuperación total
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2021 RRHHDigital