TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Isabel Burriel, directora de RRHH y psicóloga
Efectos del confinamiento: los posibles conflictos entre trabajadores teletrabajando
POR Isabel Burriel, directora de RRHH y psicóloga, 00:01 - 05 de Mayo del 2020
Efectos del confinamiento: los posibles conflictos entre trabajadores teletrabajando

Teletrabajar en circunstancias normales no es lo mismo que teletrabajar en confinamiento. Es importante para la gestión de los equipos entender el cómo esta situación tan especial afecta a nuestro bienestar psicológico y por ende, puede provocar en algunas personas algunas reacciones de comportamiento extrañas.

Es posible que en estos días, encontremos que algunos compañeros, normalmente afables en la oficina, están distintos y esté costando un poco más teletrabajar con ellos.

¿Qué es lo que está ocurriendo? ¿Podemos ayudar a entender esta situación para que no salten chispas?

He querido ofrecer una explicación de porqué pueden darse esos casos y seamos conscientes de cómo puede influir en el día a día.

¿Qué ha cambiado con el confinamiento? 

En esta situación se produce la eliminación de estímulos y reforzadores positivos. No podemos salir, ni quedar con los amigos, ni hacer casi ninguna de las cosas que nos gusta hacer de forma habitual. Pero lo más importante, lo que cambia nuestra percepción de la situación es que esto no depende de nosotros

El teletrabajo existe desde antes, por supuesto. Hay muchas personas que, por distintas circunstancias y elecciones personales, pasan más tiempo en sus casas que en espacios comunes pero ahora, no podemos salir y tampoco podemos recuperar de forma voluntaria los reforzadores con los que normalmente contamos.

Por otro lado, estamos siendo constantemente bombardeados por estímulos aversivos: las noticias, las cifras de contagiados y fallecimientos, imágenes terribles, etc.

¿Qué ocurre cuando se eliminan los estímulos apetitivos y recibimos tantos aversivos? Cuando se nos depriva de algo que nos gusta, ponemos en marcha otros tipos de reforzadores. La agresividad es uno de estos. Es una respuesta que se dispara ante la aparición de un estímulo negativo, y además, sustituye a la motivación inicial de querer salir de nuestras casas. 

El hecho de que esta situación no depende de uno mismo conduce a la depresión. Esta se produce como respuesta a la indefensión aprendida: hagas lo que hagas no puedes cambiar la situación y por tanto, terminas por no hacer nada para modificarla. Puede que no todo el mundo caiga ahora en depresión pero sí habrá sentimientos de tristeza, abulia, melancolía… no haces nada y nada te interesa, probablemente, ni el trabajo que antes realizabas con gusto antes del confinamiento. 

Por último, aparecen síntomas de ansiedad o miedo al ver tantos muertos, contagiados, tantos datos negativos. Tenemos miedo a perder nuestro empleo, a los efectos económicos que van a venir como consecuencia de todo esto. Miedo o ansiedad son dos emociones adaptativas porque son las que te llevan a quedarte en casa y así evitar contagiarte o contagiar a los demás. Pero si las llegamos a sentir en exceso, pueden llegar a convertirse en un problema y hacernos sufrir ahora o en un medio plazo, algún tipo de fobia.

¿Os suena familiar todo esto? ¿Están algunos de vuestros colegas o miembros de vuestros equipos mostrando algún rasgo de depresión, de tristeza, de nerviosismo, o de agresividad? ¿Se puede hacer algo al respecto? 

Con este artículo me gustaria animar a los trabajadores, a los jefes de equipo y a los departamentos de RRHH a estar atentos, más que nunca, a vuestros compañeros y colegas. Es el momento en el que en vez de exigir indiscriminadamente tiene que existir mucha más empatía y compasión. No responder con lo primero que se nos viene a la cabeza. Todo el mundo es un cóctel de emociones descontroladas. Es importante mantener un espíritu de cohesión. Es el momento de explorar nuevas fuentes de reforzamiento, nuevas formas de satisfacción. Es la ocasión para Implicarse en acciones sencillas que generen algo de positivismo. Incluso idear juegos, retos. 

Es el momento de no crearse deberes imposibles pero sí de explorar la creatividad.

Si algo resulta muy complejo o muy duro, no lo hagas en ese momento. Haz primero las cosas más sencillas. 

Aprovecha el tiempo de después de trabajar para diversificar las fuentes de entretenimiento, no te quedes solo con ver series o películas. 

Para vencer la ansiedad o el miedo, exponte de forma adecuada a los estímulos que te lo producen, es decir, dosifica la exposición a las noticias o a las redes sociales. No pasa nada porque no estés continuamente informado sobre lo que está ocurriendo.

Explora tus propios pensamientos. Estos son incontrolables. Es imposible luchar contra ellos porque no se les puede pedir que desaparezcan sin más. Acéptalos, no te enfrentes a ellos, verbalízalos siempre que te sea posible y comparte, de forma ecuánime con los demás. Practica la empatía y trata de comprender las posibles fluctuaciones de humor de tus compañeros. 

Comunícate con tus seres queridos más de lo que habitualmente lo hagas. Comparte aquello que sabes. Haz un grupo de personas a las que enseñar a dibujar, por ejemplo, organiza un grupo para hacer una velada de crítica literaria. Si sabes hacer yoga, da una clase online. Si sabes de programación, da unas pequeñas clases. Enseña a alguien a tocar la guitarra.

Ahora mismo, más que nunca, regala lo que sabes, transmite tu conocimiento, y enriquece a los demás. Estemos atentos al comportamiento de los demás, también servirá para no pensar tanto en nosotros mismos ni centrarnos en nuestros problemas y en casos preocupantes, comentarlo con vuestros jefes, con recursos humanos o, simplemente preguntar ¿qué necesitas?

Siendo conscientes de estas posibles situaciones, que pueden encender la mecha para una discusión o un conflicto, suavizará y amortiguará las emociones negativas que pueden aparecer.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital