TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
HR Hybrid Forum
Ryan Holmes, CEO de Hootsuite
La implacable lección empresarial que aprendí de mi hija pequeña
POR Ryan Holmes, CEO de Hootsuite, 00:01 - 06 de Febrero del 2020
La implacable lección empresarial que aprendí de mi hija pequeña

Dicen que la mayoría de los bebés empieza a caminar alrededor de los 12 meses, pero cualquier padre dirá que este proceso empieza mucho antes.

Yo lo he visto de cerca con mi hija. Con tan solo 6 meses ya trabaja duro para dominar todas las prácticas que se necesitan para dar esos primeros pasos. Se retuerce en su cuna para desarrollar toda su fuerza. Mueve sus piernas para aumentar su fuerza y ​​flexibilidad. Se cae constantemente. Gruñe. Llora de frustración. Se levanta y se vuelve a caer. Se trata más bien de una serie de fracasos que de pequeñas victorias. 

Comparto esto no (solo) como un padre orgulloso, sino para aclarar un tema. En la actualidad, el concepto de las 10.000 horas de Malcolm Gladwell se ha hecho muy popular. La teoría de Gladwell defiende que dominar cualquier cosa, ya sea un instrumento musical, pilotar un avión o incluso aprender a caminar, conlleva alrededor de 10.000 horas de práctica. 

Entender este concepto es una cosa, pero interiorizarlo y aceptarlo realmente es algo muy diferente. Ver a un niño pequeño es un claro ejemplo de cuánto trabajo y esfuerzo se produce entre bastidores antes de que ocurra algo remotamente parecido al "éxito". Para los emprendedores y los aspirantes a emprendedores esto conduce a una verdad que pueden, fácilmente, pasar por alto: el fracaso y el progreso son lo mismo.

El fracaso inicial de los emprendedores 

Es tentador ver a los empresarios de éxito como personas que "simplemente tuvieron suerte" o que tuvieron una única idea brillante en la vida. Pero la realidad es que emprender es una habilidad aprendida, como cualquier otra. Existe una serie de elementos que deben ser dominados antes de que se pueda lograr cualquier tipo de competencia real. Y lleva mucho tiempo hacer esto bien.

 

Si pienso en mis propias experiencias, abrí un campo de paintball mientras estaba en el instituto, dejé la universidad para abrir una pizzería y, unos años más tarde, puse en marcha una pequeña agencia de desarrollo web. Ninguna de estas iniciativas tuvo un gran éxito, pero estaba obteniendo mis 10.000 horas de práctica, cometiendo errores, pero también aprendiendo mucho sobre marketing, logística, recursos humanos y más. Como resultado de todo esto, años después, surgiría Hootsuite. 

Ya sea por edad, por costumbre o por orgullo, tendemos a olvidar esta verdad elemental, tanto en nuestra faceta como empresarios como a nivel humano: los contratiempos y tropiezos son inevitables, incluso necesarios, en el camino a seguir. Los empresarios más eficientes, lejos de desanimarse, vuelven a ponerse en pie. 

Tomo el ejemplo de Harland David Sanders. En la década de 1920, Sanders puso en marcha una compañía de transbordadores que fue un fracaso y una fábrica de lámparas antes de decidir adentrarse en algo completamente diferente: vender pollo en una estación de servicio. Primero se vio envuelto en un tiroteo con un competidor (cierto), vio su restaurante arder completamente y se vio obligado a cerrar cuando el turismo cayó al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Derrotado, volvió a intentar franquiciar su "receta secreta". La leyenda dice que fue rechazado 1.009 veces antes de llegar a un acuerdo exitoso pero, en el camino, el coronel Sanders estaba registrando sus 10.000 horas. Viviría para ver la expansión de Kentucky Fried Chicken a 6.000 localizaciones.

Luego está el caso de Alec Tidey, una leyenda que podría ser el coronel Sanders del café. Tidey comenzó su andadura como jugador profesional de hockey, aunque su carrera en la NHL solo duró los nueve juegos. Sus lesiones en la cadera le llevaron a reinventarse a sí mismo como empresario y gracias a la ayuda económica de su padre puso en marcha un negocio de cerrajería. Luego, por capricho, se mudó a un pueblecito surfero en México y abrió un pequeño café. Comenzó a tostar frijoles y durante años trabajó en su "receta secreta" antes de llegar finalmente a algo que llamó el ‘proceso de la miel’. Tras ir puerta por puerta vendiendo a hoteles y restaurantes, convirtió a Baja Beans en una de las compañías de café más conocidas de la región. 

Todas estas lecciones nos muestran que la clave está en ser paciente, aprender del fracaso y aprender a caminar antes de correr. Esto no es algo nuevo para los emprendedores pero conviene tenerlo muy presente. Todos hemos escuchado estos consejos innumerables veces antes. Pero ver a mi hija gatear, tambalearse y caerse durante la mayor parte del año, justo antes de dar su primer paso, ha puesto de nuevo esta verdad en mi punto de mira. Ella falla pero es feliz, como si fuera la cosa más natural del mundo. Sería increíble si supiéramos cómo hacerlo de la misma forma.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital