TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
David J. Santos, Director de la Escuela Superior Politécnica de la Universidad CEU San Pablo y Director del Laboratorio de Innovación Educativa Universitaria
Innovación educativa para una empleabilidad sostenible
POR David J. Santos, Director de la Escuela Superior Politécnica de la Universidad CEU San Pablo y Director del Laboratorio de Innovación Educativa Universitaria, 00:01 | 20 de Febrero del 2019
Innovación educativa para una empleabilidad sostenible

Quizás el mayor problema operativo con el que se encuentran actualmente las empresas, en el ámbito de los recursos humanos, sea la deficiente formación con la que los universitarios españoles emergen de la Universidad. Una de las áreas en las que se centran estas deficiencias es la de las llamadas "habilidades blandas" ("soft skills"), entre las que podríamos destacar las habilidades comunicativas, el trabajo en grupo y orientado a proyectos, la gestión del liderazgo, y, en general, poseer unas competencias profesionales adaptadas al mercado laboral actual. Siendo estas deficiencias graves, solucionarlas resulta relativamente sencillo, quizás con una formación complementaria a la de grado, paralela o posterior a ésta. Todas las universidades españolas con una orientación decidida a la empleabilidad de sus egresados dedican hoy en día recursos a que sus alumnos adquieran este tipo de habilidades. 

El problema más difícil de resolver es el que generan las deficiencias de conocimientos. Estas deficiencias resultan, por lo general, de planes de estudios continuistas, con énfasis formativos insostenibles en un entorno marcado por la aceleración tecnológica digital, la automatización, y la implantación transversal de la inteligencia artificial. 

La gran tentación es resolver este problema rápidamente, en el corto plazo, de manera reactiva. Es el caso de algunas iniciativas formativas tendentes a "acoplar" a alumnos a un sector emergente, mediante una formación "ad hoc". Este tipo de formación, muy dependiente del estado tecnológico del momento, es muy proclive a la obsolescencia, y suele conllevar ciclos cortos de readaptación formativa; sin embargo, en muchos casos, al no tener el profesional una formación básica sólida, no se puede dar continuidad a la formación recibida de esta manera. 

La solución sostenible a este problema pasa por incorporar auténtica innovación educativa en la Universidad. Como todo problema necesitado, para su solución, de una acción innovadora, convendría empezar por fijar una metodología de innovación, que podríamos resumir, por simplicidad, en las siguientes preguntas: ¿Qué intentamos resolver? ¿Qué soluciones existentes se demuestran insuficientes y por qué? ¿Qué nueva solución proponemos y por qué es mejor (según una métrica objetiva) que las existentes? ¿Qué riesgos presenta su puesta en marcha? ¿Qué coste tendrá? Analicemos brevemente estas preguntas. 

¿Qué intentamos resolver? 

Queremos un sistema educativo universitario que permita una empleabilidad futura sostenible en el tiempo. Esto supone formar un profesional reconfigurable y adaptable a unas circunstancias laborales en cambio permanente, dominadas por la complejidad y la incertidumbre. Un condicionante severo es que gran parte de los estudiantes que acceden al sistema universitario presentan deficiencias de actitud y aptitud graves. 

¿Qué soluciones existentes se demuestran insuficientes y por qué? 

Pese a la reforma de Bolonia, muchos planes de estudios de grado son versiones escasamente evolucionadas, en contenidos y metodologías docentes, de los anteriores. Además, el grado de exigencia al estudiante, por el condicionante indicado anteriormente (deficiencias de aptitud y actitud), es cada vez menor. 

¿Qué nueva solución proponemos y por qué es mejor que las existentes? 

Si el egresado universitario ha de ser profesionalmente reconfigurable, habrá de poseer una sólida formación básica, pues sin ésta no es posible añadir formación especializada, de una complejidad creciente. Quizás para este objetivo, proporcionar una sólida formación básica, sea donde las actuales universidades sean más útiles. Donde suele fallar la estrategia es en la aplicabilidad de dicha formación básica en una disciplina concreta; aquí es donde proliferan aplicaciones obsoletas, puramente académicas, sin conexión con la actualidad de la disciplina. Precisamente en este ámbito es donde las propias empresas podrían sugerir, por su cercanía a la realidad del mercado, aplicaciones que, sin poseer una alta complejidad, sí ilustren al alumno acerca de una realidad profesional que la Universidad, en general, no muestra, pero mucho menos en el entorno de aprendizaje de competencias básicas (primeros dos cursos de grado). 

¿Qué riesgos presenta su puesta en marcha? 

El mayor riesgo es que no se logre vencer la incapacidad manifiesta para que la Universidad y la Empresa se entiendan en un contexto formativo. Universidad y Empresa colaboran con cierto éxito en el ámbito de la investigación y el desarrollo, pero no existe una cultura clara de colaboración en el entorno docente. Recientemente, a través de una iniciativa del Laboratorio de Innovación Educativa de la Universidad San Pablo-CEU (LIEU), se ha puesto en contacto, de manera temprana, a alumnos de primer y segundo curso de grados de ingeniería con profesionales de empresas del sector. La experiencia ha resultado muy positiva para los alumnos, pues desmonta una percepción equivocada de éstos, y que suele ser causa de desmotivación y hasta abandono de los estudios: que la docencia de las disciplinas básicas no está conectada con la actividad real de un profesional del grado cursado (en este caso, un ingeniero). 

¿Qué coste tendrá? 

Bajo, por tratarse de una colaboración Universidad-Empresa de claro beneficio mutuo. 

¿Nos ponemos a ello…? 

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Crees viable fijar un día de teletrabajo en tu compañía?
Por supuesto
Algún día pero todavía es complicado
Quizás cuando estés enfermo
No, todavía no es el momento
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital