TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Marta Garcia, Directora General Ars Outplacement
Elige tu objetivo y ¡dispara!
POR Marta Garcia, Directora General Ars Outplacement, 00:00 - 12 de Marzo del 2015

Elige la diana adecuada, busca su centro exacto, prepara la flecha más idónea, tensa tu arco, pon toda tu concentración y fuerza ¡y dispara!.

Así de sencillo y también difícil.

Nuestros candidatos nos reconocen que, en su proceso de búsqueda, se sienten invadidos de una cierta pereza. “Me siento por las mañanas delante del ordenador”, nos dice un excelente candidato “y me enfrento a la angustia de los escritores, el papel en blanco”. “No sé muy bien qué hacer ni por dónde empezar”. “Al final, acabo abriendo todos los portales de empleo y empiezo a rastrear ofertas, pero es deprimente, en todas hay más de cien candidatos inscritos, y doscientos ¡¡¡y hasta 900 llegué a encontrar en una oferta!!, es imposible salir del anonimato y eso me acaba frustrando y emperezando más”. Son frases reales, no invento nada.

Por eso hemos diseñado herramientas de búsqueda y algo muy importante, herramientas de autocontrol de la búsqueda, sus propios “Kpi´s”. El candidato debe marcarse objetivos ambiciosos, parametrizar sus acciones y analizar el resultado de las mismas al final de una semana “laboral”. No olvidemos que buscar trabajo es otro trabajo, con horarios, procedimientos, procesos, objetivos, y resultados. Y hay que analizar las desviaciones y preguntarse el por qué de la ausencia de resultados. ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Dónde nos estamos equivocando?. No se trata de “echarle la culpa” a la crisis y al mercado, también debemos analizar dónde podemos mejorar.

Una técnica poco utilizada en nuestro país es la “candidatura espontánea”, tiene poco éxito y pobres resultados. Quizás porque se identifica y confunde con “lanzar un mailing”.  Ese es el gran error. ¿Qué te parece si mejoramos la técnica?

1. Te propongo identificar objetivos claros de “ataque”, bien por sectores, bien por funciones, bien por problemas concretos que has sabido resolver en el pasado y que muchas compañías de sectores muy distintos se pueden encontrar en el futuro. Analiza esas empresas, su historial, sus productos y servicios, sus proyectos de futuro, sus retos. Toda esa información aparece en sus webs, sería imperdonable que no investigaras previamente sobre tu objetivo, te dará muchas pistas. Tus contactos te podrán facilitar información y consejos sobre la conveniencia y oportunidad de escribir.

2. Y es tan importante como identificar el objetivo, la empresa, nuestra diana, la identificación de “centro de la diana”. El punto exacto de disparo, es decir, la persona más adecuada para leer tu presentación, la persona de la que dependerías tú si fueras la persona seleccionada. Para identificar ese “centro de la diana”, puedes valerte de distintos listados y bases de datos de empresas, de redes sociales que son una excelente herramienta, y por encima de todo, de tu propia red de contactos. ¡otra vez los contactos!. Es más sencillo y menos comprometido pedir un contacto que un trabajo, ¡piénsalo!.

3. Ya tenemos la diana y el centro de la misma ¿qué te falta?. Una buena flecha, una buena presentación en formato carta, email, llamada telefónica. Una flecha de auténtica “venta de nuestro producto”, no una carta rutinaria y estándar. Una presentación de cómo has resuelto situaciones similares, un escrito que diga muy claramente “a mí ésto ya ha pasado, yo esto lo sé hacer” y resultados tangibles y reales. No des nunca por hecho que sabrán leer entre líneas en tu cv, por muy bien hecho que esté. Y , de nuevo, pueden entrar en juego tus contactos, porque puedes presentarles tu carta, pedirles opinión y sugerencias de mejora. Cada vez que a un contacto tuyo le pides C.I.C. (Consejo, Información, Contactos) estás matando dos pájaros de un tiro: perseguir un objetivo concreto y conseguir que cale en tu contacto la idea de la búsqueda de una nueva oportunidad profesional.

4. Diana, centro, flecha. Ya solo falta que tenses tu arco y apliques toda tu inteligencia, toda tu fortaleza, toda tu ilusión y pasión en disparar.

Elige tu objetivo, centra el tiro, escoge tu mejor flecha, tensa tu arco, respira hondo …

¡¡Y dispara!!.

 

 

Elige la diana adecuada, busca su centro exacto, prepara la flecha más idónea, tensa tu arco, pon toda tu concentración y fuerza ¡y dispara!.
Así de sencillo y también difícil.
Nuestros candidatos nos reconocen que, en su proceso de búsqueda, se sienten invadidos de una cierta pereza. “Me siento por las mañanas delante del ordenador”, nos dice un excelente candidato “y me enfrento a la angustia de los escritores, el papel en blanco”. “No sé muy bien qué hacer ni por dónde empezar”. “Al final, acabo abriendo todos los portales de empleo y empiezo a rastrear ofertas, pero es deprimente, en todas hay más de cien candidatos inscritos, y doscientos ¡¡¡y hasta 900 llegué a encontrar en una oferta!!, es imposible salir del anonimato y eso me acaba frustrando y emperezando más”. Son frases reales, no invento nada.
Por eso hemos diseñado herramientas de búsqueda y algo muy importante, herramientas de autocontrol de la búsqueda, sus propios “Kpi´s”. El candidato debe marcarse objetivos ambiciosos, parametrizar sus acciones y analizar el resultado de las mismas al final de una semana “laboral”. No olvidemos que buscar trabajo es otro trabajo, con horarios, procedimientos, procesos, objetivos, y resultados. Y hay que analizar las desviaciones y preguntarse el por qué de la ausencia de resultados. ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Dónde nos estamos equivocando?. No se trata de “echarle la culpa” a la crisis y al mercado, también debemos analizar dónde podemos mejorar.
Una técnica poco utilizada en nuestro país es la “candidatura espontánea”, tiene poco éxito y pobres resultados. Quizás porque se identifica y confunde con “lanzar un mailing”.  Ese es el gran error. ¿Qué te parece si mejoramos la técnica?
1. Te propongo identificar objetivos claros de “ataque”, bien por sectores, bien por funciones, bien por problemas concretos que has sabido resolver en el pasado y que muchas compañías de sectores muy distintos se pueden encontrar en el futuro. Analiza esas empresas, su historial, sus productos y servicios, sus proyectos de futuro, sus retos. Toda esa información aparece en sus webs, sería imperdonable que no investigaras previamente sobre tu objetivo, te dará muchas pistas. Tus contactos te podrán facilitar información y consejos sobre la conveniencia y oportunidad de escribir.
2. Y es tan importante como identificar el objetivo, la empresa, nuestra diana, la identificación de “centro de la diana”. El punto exacto de disparo, es decir, la persona más adecuada para leer tu presentación, la persona de la que dependerías tú si fueras la persona seleccionada. Para identificar ese “centro de la diana”, puedes valerte de distintos listados y bases de datos de empresas, de redes sociales que son una excelente herramienta, y por encima de todo, de tu propia red de contactos. ¡otra vez los contactos!. Es más sencillo y menos comprometido pedir un contacto que un trabajo, ¡piénsalo!.
3. Ya tenemos la diana y el centro de la misma ¿qué te falta?. Una buena flecha, una buena presentación en formato carta, email, llamada telefónica. Una flecha de auténtica “venta de nuestro producto”, no una carta rutinaria y estándar. Una presentación de cómo has resuelto situaciones similares, un escrito que diga muy claramente “a mí ésto ya ha pasado, yo esto lo sé hacer” y resultados tangibles y reales. No des nunca por hecho que sabrán leer entre líneas en tu cv, por muy bien hecho que esté. Y , de nuevo, pueden entrar en juego tus contactos, porque puedes presentarles tu carta, pedirles opinión y sugerencias de mejora. Cada vez que a un contacto tuyo le pides C.I.C. (Consejo, Información, Contactos) estás matando dos pájaros de un tiro: perseguir un objetivo concreto y conseguir que cale en tu contacto la idea de la búsqueda de una nueva oportunidad profesional.
4. Diana, centro, flecha. Ya solo falta que tenses tu arco y apliques toda tu inteligencia, toda tu fortaleza, toda tu ilusión y pasión en disparar.
Elige tu objetivo, centra el tiro, escoge tu mejor flecha, tensa tu arco, respira hondo …
¡¡Y dispa

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo te gustaría empezar el año a nivel laboral?
Teletrabajando al 100%
Teletrabajando pero yendo a la oficina cuando quiera
Con un sistema híbrido en el que la empresa marque cuando teletrabajar y cuando ir a la oficina
Estoy cansado del teletrabajo, quiero ir a la oficina todos los días
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital