TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Según Forbes
17 formas de convertirte en indispensable en tu trabajo
POR RRHH Digital, 15:00 | 19 de Septiembre del 2015
17 formas de convertirte en indispensable en tu trabajo

La seguridad laboral es actualmente una preocupación seria para muchos empleados. Saber que muchos puestos están siendo reubicados, eliminados o renovados, por ejemplo, hace que sea especialmente difícil de creer que el trabajo de nadie es completamente seguro, dice Rita Friedman, una coach de carrera con sede en Filadelfia y escritora de currículums. “Pero, en cualquier lugar de trabajo aún encontrarás a personas que son absolutamente indispensables, es decir que la productividad se vería afectada si de repente dejaran de estar allí. Y no son sólo los ejecutivos de alto nivel quienes tienen esta distinción, sino que podría ser un empleado de cualquier nivel en cualquier departamento de la organización.” 

“Ser indispensable en el trabajo significa que los supervisores cuentan contigo tanto que sin ti la productividad de su departamento puede decaer, o al menos esa es la percepción”, añade Andy Teach, autor de From Graduation to Corporation (De la graduación a la corporación), y anfitrión del canal de YouTube FromGradToCorp. “En la mente de sus supervisores, y tal vez sus compañeros de trabajo, son esenciales para el éxito general del departamento o la empresa. Su sensación es que son una parte necesaria y valiosa de la máquina. Ellos dependen de ti.”

Stever Robbins, un coach ejecutivo y personal y un podcaster de negocios influyente, está de acuerdo. Cuando eres indispensable, una parte de la empresa no puede funcionar sin ti, dice. “Es posible que seas el único que tenga ciertos conocimientos, una posición en la organización única o una habilidad única.”

Algunas personas confunden indispensable con irremplazable, dice Amy Hoover, presidente de Talent Zoo, pero no son lo mismo. “Como dicen, todo el mundo puede ser reemplazado, pero ser indispensable significa que eres tan bueno y eficiente en tu trabajo, que tu jefe y compañeros de trabajo no quieren siquiera imaginar tener que reemplazarte”, dice. “Eres la persona a quien acuden siempre, el que simplemente hace las cosas.”

Hoover dice que si eres ambicioso o sientes orgullo por tu trabajo, debes “esforzarte por ser absolutamente indispensable”. Hay una gran sensación de satisfacción por el trabajo bien hecho y saber que tu labor tiene impacto. “En estos tiempos en los que la satisfacción laboral está casi en su punto más bajo de todos los tiempos, es un objetivo que vale la pena tener.”

Teach está de acuerdo. “Ser indispensable puede ayudar a tu moral, porque vas a disfrutar más de tu trabajo sabiendo lo valioso que eres para la compañía”, dice. “No sólo te hace sentir que estás contribuyendo a algo más grande que tú mismo, sino que también reafirma lo que haces y lo que eres.”

Otros beneficios de ser indispensables en el trabajo: Tienes mayores probabilidades de conseguir un ascenso o promoción y puedes ser buscado para proyectos especiales, opiniones, y guía, dice Marsha Egan, una coach de liderazgo y productividad certificada y jefa ejecutiva de The Egan Group, Inc.

¿Quieres ser indispensable en tu trabajo? He aquí cómo:

1. Haz el trabajo que importa, no el que sea fácil. La mayoría de los empleados puede encontrar tareas en el trabajo para mantenerse ocupados, pasar el tiempo y volar por debajo del radar del jefe, dice Hoover. “Para llegar a ser indispensable tendrás que cavar más profundo y realmente pensar en el trabajo que importa a la empresa y su éxito. Haz frente a esos proyectos primero.”

2. Monopoliza una habilidad particular. Encuentra alguna tarea que hay que hacer por la organización y asegúrate de que eres la única persona que sabe cómo hacerla, dice Robbins. “Tendrás la oportunidad cuando alguien que ya tiene una habilidad única deje la empresa y puedas intervenir para reemplazarla. O puede darse cuando se crea una nueva iniciativa que requiere una habilidad que la empresa nunca ha tenido antes.”

3. Haz un esfuerzo adicional. Esto no significa que tengas que estar pegado a tu jefe, pero si tienes el tiempo y los medios para dar un poco más de lo que esperado, puedes hacer la diferencia, explica Hoover. “Los gerentes necesitan ayuda y apoyo para hacer bien su trabajo y tener un miembro de un equipo confiable es de gran ayuda.”

Teach añade: “La mayoría de los empleados sólo ejecutan, pero si eres uno de los pocos que están constantemente aportando nuevas ideas y que asumen nuevas responsabilidades más allá de lo que se esperaría, ayudarás a hacerte indispensable.” Ofrecerse como voluntario en proyectos en los que otros empleados no quieren trabajar también solidificará tu posición como empleado indispensable, dice.

4. Recuerda que tu trabajo es hacer el trabajo de tu supervisor más fácil. Al convertirte en la mano derecha de tu supervisor estarás construyendo confianza entre los dos, dice Teach. Si siempre estás pensando en maneras de ayudar a tu jefe y haces su trabajo más fácil, sin contará más y más contigo.

5. Domina un idioma que tu posición no requiera. Ya sea que se trate de mandarín, HTML o una forma especial de calmar a los clientes furiosos, ser capaz de comunicarse en otro nivel es muy valioso. “Nunca se sabe cuándo la compañía tendrá que llegar a un cliente en el otro lado del mundo o actualizar rápidamente su sitio web, pero puede ser muy reconfortante para la alta dirección saber que hay alguien en el personal que puede responder a este tipo de emergencias”, dice Friedman.

6. Sé productivo, pero no hagas de ello una carrera. “La mayoría de los empleados piensa que ser exitoso y productivo es lo mismo que hacer casi todo el trabajo y hacerlo de la forma más rápida”, dice Hoover. “Ése no es siempre el caso.” Tómate tu tiempo para hacer el trabajo correctamente y cuidadosamente. A menudo, cuando lo haces puedes descubrir mejores formas y más eficaces para hacerlo y una vez que lo logres, voila!: serás un poco más indispensable para tu jefe y la compañía.

7. Monopoliza una relación importante. Si eres el único asesor de confianza del cliente más grande de la compañía, serás fundamental para la empresa, dice Robbins. “Encuentra las relaciones que son cruciales para la supervivencia o la capacidad para hacer las cosas de la empresa, y conviértete en la persona que mantiene la relación y construye esa relación con el tiempo.”

8. Sé un líder intelectual. Cuando todo el mundo está de acuerdo, es difícil destacar, dice Egan. “Al ofrecer nuevas y valiosas ideas que beneficien a tu empresa, te convertirás en un líder intelectual.”

9. Sé un jugador de equipo. Para ser indispensable no sólo tienes que probarte a ti mismo ante tu supervisor, también frente a tus compañeros de trabajo, recomienda Teach. “Si siempre te buscan para que los guíes, para que seas la persona clave en los proyectos a pesar de no eres su supervisor, eso dice mucho de ti.

10. Comprométete. “Suena obvio, e incluso puede parecer fácil, pero lo que realmente diferencia a los trabajadores indispensables, aparte de ser un engrane irremplazable es una ética sólida trabajo y compromiso con la calidad”, dice Friedman. “Si eres el mejor en lo que haces, es probable que seas el último en irse.”

11. Agrega valor a cada transacción. Egan recomienda que al terminar tu trabajo siempre te preguntes: ¿He dado un paso más? ¿Mi trabajo aporta un valor agregado a la empresa?

12. Ten una buena actitud. “Una vez más, puede sonar obvio, pero es fácil encontrar personas que no aprecian en absoluto tener un trabajo, y mucho más difícil encontrar personas que hacen de la oficina un lugar agradable”, dice Friedman. “A todos les gusta trabajar con personas que parecen estar felices de estar ahí, y si un gerente debe elegir entre dos empleados que son igual de buenos en su trabajo, un es más probable que opte por el de mejor humor.”

13. Mantente al día con la tecnología y las tendencias. Las tendencias tecnológicas y de la industria están cambiando constantemente, por lo que si estás aprendiendo continuamente nuevas tecnologías y te mantienes al día sobre las tendencias, seguirás siendo un activo muy valioso para tu empresa, dice Teach. “Si lo haces, te convertirás en la persona a quien acudirán todos cuando tengan alguna duda sobre estas cuestiones, lo que hará tus conocimientos y habilidades más valiosos en comparación con aquellos que no están al día.”

14. Trata siempre de ofrecer soluciones. ¿Ya sabes de qué se queja todo el mundo en el trabajo? Puede ser el diseño deficiente de la plataforma del comercio electrónico, la forma en que el almacén está organizado o el sistema informático que tiene algunos problemas. Sea lo que sea, en lugar de quejarte, encuentra una forma de arreglarlo (o, al menos, una manera de trabajar con él), dice Friedman. “No necesariamente tienes que tener experiencia en una habilidad dura, como la creación de tablas dinámicas en Excel, pero si eres el único que puede domar a la impresora para que deje de comerse el papel, puedes adelantarte un poco a los demás.”

15. Mejora continuamente tus habilidades de comunicación oral y escrita. A muchas personas no les gusta hablar en público, pero aquellos que sí pueden tener grandes oportunidades, advierteTeach. También es difícil encontrar empleados con excelentes habilidades escritas, sobre todo en el mundo de los mensajes de texto y Twitter, así que si eres un gran escritor, sin duda tendrás una ventaja sobre los demás, dice.

16. Sé honesto y digno de confianza. Éstos son los rasgos que los empleadores valoran hoy en día debido a demasiados casos de falta de fiabilidad y desconfianza, dice Egan.

17. Ten en cuenta que nadie es realmente indispensable. Si te vas, siempre y cuando la organización sea, al menos, un poco funcional, encontrará una manera de sobrevivir sin ti, dice Robbins. “Sin embargo, estas estrategias te darán la oportunidad de ser percibido como indispensable, que es lo que realmente importa.”

La desventaja de ser indispensable es que tienes que vivir cumpliendo constantemente las altas expectativas, por lo que si llegas a fallar, puede ser muy notorio, dice Teach. “Puedes tener que resistir una gran presión porque quizá sientas que siempre cuentan contigo y no quieres defraudarlos. Sin embargo, es mucho mejor que ser visto como indispensable y fallar de vez en cuando a no ser visto como indispensables en absoluto.”

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Qué sector generará más empleo durante el verano?
Hostelería
Turismo
Tecnologías de la Información
Comercio
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital