TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Pensamiento positivo, cuestión de actitud
POR Carla Sánchez, The Holistic Concept, 01:14 | 13 de Noviembre del 2018

La actitud en la vida lo es todo. Aunque esta frase pueda parecer redicha, encierra una gran verdad que te revela la clave para cambiar la óptica con la que miras el mundo circundante y te dará pie a comenzar a expandir tu mente hacia nuevos horizontes.

Tener un talante positivo va mucho más allá de sonreír a los compañeros o repetir mentalmente “piensa en positivo”. Detectar cuál es tu tendencia es lo primero, ¿eres de los que ve el vaso medio lleno o medio vacío?

pensamiento positivo bienestar

Todos podemos pasar por periodos de cierta negatividad, suele suceder cuando nos sentimos demasiado apretados por las circunstancias, o en momentos de drama inevitable como la pérdida de un ser querido. El problema llega cuando se cronifica y se vuelve silenciosamente perjudicial tanto para el individuo como para quienes le rodean, has de saber que la negatividad es terriblemente contagiosa.

Si te quejas con frecuencia y utilizas un lenguaje negativo, sientes que no tienes nada que agradecerle a nadie, siempre percibes lo malo ante lo bueno de las situaciones, te irritas fácilmente, te comparas con los demás quedando siempre en desventaja, culpas a terceros de tu infortunio, eres desconfiado o criticas sin miramientos, el pesimismo es tu inclinación habitual.

Un matiz que define a las personas negativas es que no suelen tomar responsabilidad sobre lo que les sucede, siempre es un elemento externo el culpable y mantienen una actitud pasiva cimentada en la queja en lugar de tomar acción. Si sueles sentirte víctima de todo es una señal de alarma que deberías tener en cuenta.

Hacer autoanálisis es el primer paso y este debe ser honesto para poder dar un giro significativo a nuestra actitud, ya que puede ser inherente a la personalidad o un comportamiento aprendido e inconsciente que nos amarga la vida sin darnos cuenta.

Además, cuando la negatividad está muy arraigada, se necesita ayuda para comenzar a transformar esos patrones ya que para alguien negativo no resulta natural ni sencillo inclinar la balanza hacia el otro lado y que no resulte un gesto forzado o cosmético.

Muchos estudios demuestran que cultivar una verdadera actitud positiva amplía la visión que tenemos de la vida abriendo la puerta de las posibilidades que antes no veíamos. Cuando eso sucede perdemos el miedo a estar expuestos y nos volvemos proactivos y autores de nuestra felicidad.

pensamiento positivo 2

Te daré algunas claves para comenzar tu transformación:

  • Cuida tu lenguaje. La palabra es poderosa y debe ser usada adecuadamente. Presta atención a cómo te expresas, piensa y habla conscientemente, porque el lenguaje limita o delinea la manera en que percibes el mundo y tiene un efecto en los demás.
  • Rodéate de personas positivas. Esto es básico para aprender a desarrollar la inteligencia emocional ya que el optimismo también es contagioso. Fomenta tus relaciones personales con gente alegre y positiva; lee y sigue a personas que te inspiren y te sirvan de referencia.
  • Nutre tu mente. Sé proactivo y empieza a buscar herramientas para edificar una actitud positiva, desde asistir a charlas de psicología, a talleres presenciales de comunicación, escuchar podcast de personas a quien admiras, dedicar tiempo al día a escuchar tu música favorita, ir al cine, al teatro, todo aquello que despierte en ti buenas sensaciones es bienvenido.
  • Asume tu responsabilidad. Rehusar a reconocer tu parte de responsabilidad ante una circunstancia significa que te cierras a corregir ese comportamiento y volverá a ocurrir, esto alimenta una mentalidad de víctima.
  • Tu reacción ante las cosas siempre afecta al resultado, incluso cuando los eventos se escapan a tu control. Serás más positivo viendo la vida como algo sobre lo que sí puedes influir en lugar de estar a merced del destino, tú siempre decides cómo reaccionar y qué hacer a partir de ahí.
  • Deja de quejarte. La queja no resuelve nada, es pasiva e inútil. Canaliza toda la energía y el tiempo que pones en protestar en hacer algo para solucionar la situación, será mucho más provechoso. Y si estás rodeado de gente que se queja demasiado pon distancia de inmediato, limpia tu ambiente.
  • Haz deporte. El ejercicio físico es una fuente de bienestar inagotable, te conecta con el presente, te fortalece también mentalmente y crea una química en el cuerpo que te hará sentir bien de inmediato.
  • Respira profundo. Las personas tranquilas tienen mejor actitud ante las cosas. Aprende a controlar tus reacciones y a serenar tu pensamiento a través de técnicas de respiración que también te ayudarán a clarificar la mente y a verlo todo de otro modo.

"Descubre The Holistic Concept App y comienza a cuidarte dentro y fuera del trabajo. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.”

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Qué incentivo es el que más valoras en tu empresa?
Horario Flexible
Cursos de formación
Días de vacaciones
Técnicas de mindfulness
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital