TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
El impacto negativo del teletrabajo

La otra cara de trabajar desde casa: estrés, problemas cardiovasculares, obesidad e incremento de las facturas entre otros son los problemas más comunes del teletrabajo

POR RRHHDigital, 03:30 - 26 de Noviembre del 2020
El impacto negativo del teletrabajo

Este año 2020 ha traído consigo la ya más que conocida pandemia mundial Covid-19. Ante la situación de no poder asistir a la oficina con normalidad por el riesgo de contagio, muchas organizaciones han tenido que reorganizarse, optando por una modalidad de trabajo a distancia.

El teletrabajo ha permitido que la actividad de las empresas no se vea truncada y las personas puedan seguir desarrollándose profesionalmente.

Son muchos los beneficios de trabajar desde el hogar: mejora la conciliación familiar, aumenta la productividad y mejora el bienestar.

Y no solo eso, el impacto medioambiental también es positivo, pues se reduce la contaminación en el aire al eliminar el trayecto desde casa al trabajo.

Sin embargo, toda moneda tiene dos caras y el teletrabajo no es una excepción. Trabajar desde casa también tiene un impacto negativo al que hay que prestarle atención.

Existen dos tipos de consecuencias negativas: las relacionadas con las TICs, y las que tienen que ver con la forma de trabajar en sí.

Cuando hablamos de TICs, estamos usando el acrónimo para “Tecnologías de la Información y la Comunicación”. El teletrabajo implica, obligatoriamente, trabajar con TICs: ordenadores, móviles y tablets principalmente. Estas herramientas están siempre en desarrollo para mantenerse al día, ofreciendo a cada actualización nuevas opciones de mejora.

Adquirir los conocimientos necesarios por parte de los usuarios para poder seguir el ritmo y adaptarse a cada nueva funcionalidad puede resultar en el desencadenante de estrés para el empleado y, según algunos estudios, el estrés laboral es un factor de riesgo que empeora la salud cardiovascular, aumentando el riesgo de sufrir paradas cardíacas e ictus.

 

Otros problemas relacionados con la desadaptación a los medios y el estrés son: baja autoestima, ansiedad y obsesión.

 

A estos problemas hay que sumarles también los que están relacionados con el propio teletrabajo. El primero y más evidente es el sedentarismo. Al eliminar el desplazamiento habitual de casa al lugar de empleo se reduce la actividad física que implica caminar para ir hasta la oficina, el coche o el transporte público.

La obesidad es otro factor para tener en cuenta. No solo nos movemos menos, si no que el acceso a la comida es más sencillo y está más al alcance de la mano a cualquier hora del día, siendo los snacks rápidos, poco nutritivos y muy calóricos, lo más habituales. Además, este “síndrome de la patata frita en el escritorio” se ve incrementado en situaciones de estrés y ansiedad.

Por último, existen otro tipo de desventajas presentes en el teletrabajo que también afectan a la salud física y mental de los trabajadores. 

Trabajar desde casa dificulta la separación entre la vida laboral y la familiar. Este problema se ve todavía incrementado si no se dispone de un espacio único y diferenciado del resto del hogar en el que desempeñar el rol de trabajador, lo que conllevaría a un exceso de horas de trabajo, desajuste de horarios, insomnio y una posible tensión intrafamiliar.

El teletrabajo merma las relaciones interpersonales con los compañeros. Ya no los ves cada día por la oficina, desparecen las conversaciones informales y aparece la percepción de soledad y, en el caso de RRHH,  también dificulta saber cómo se encuentra el equipo y de qué manera podemos mejorar su bienestar.

El abuso de sustancias como el tabaco o el alcohol también es un problema presente en el teletrabajo porque en casa no se está en un espacio restringido para estas actividades y, de la misma forma que con la comida, está a nuestro alcance todo el día.

Y hay que mencionar la transferencia de gastos. Existe un aumento en las facturas del hogar porque al estar más tiempo en casa, incrementa el uso de agua, luz y otros servicios que ahora corren a cargo del empleado. Este factor incluye la escasez en prevención de riesgos laborales y una notoria falta de regulación legal.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital