TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
SBC Forum
Reduce a 46 los empleados de su sede de A Grela
Caramelo pacta 180 despidos
POR EP, 13:00 - 12 de Julio del 2013

RRHH Digital La plantilla del grupo Caramelo en la factoría de A Grela quedará reducida el próximo martes a 46 trabajadores, una décima parte de los que tenía hace cuatro años, después de que la firma cerrase un acuerdo con el comité de empresa para ejecutar el despido colectivo de 180 empleados, 88 en Galicia y 71 de ellos, en la fábrica situada en la calle Gambrinus, que antes de la crisis de la textil llegó a dar empleo a 400 personas.

Precisamente por eso, porque la parcela se quedará grande para un negocio que tiene subcontratada o deslocalizada la confección y que ahora cierra sus departamentos de franquicia, internacional y multimarca, el plan de viabilidad de la empresa prevé abandonar la emblemática ubicación de A Grela e incluso entregar la nave a Novagalicia para saldar uno de los créditos que Caramelo, en concurso de acreedores desde abril, tiene con el banco.

Empresa, administradores concursales y trabajadores acordaron reducir en 21 personas los 201 despidos inicialmente previstos, aunque al menos 10 se lograron por finalizaciones de contrato y bajas voluntarias. Tras el ERE, la firma pasará de los 398 trabajadores que tenía cuando suspendió pagos a 177; 131 en tiendas y otros 46 en la central. Sólo 88 tendrán su puesto de trabajo en Galicia.

El principal accionista de Caramelo -la corporación Inveravante de Manuel Jove- aceptó abrir una lista de voluntarios para acogerse al ERE, que podrán apuntarse hasta el lunes a las diez de la mañana. La relación definitiva de bajas la elaborará sin embargo la empresa, que empezará a notificar a los afectados a las tres de la tarde del lunes, y hará efectivos los despidos del martes. El personal de tiendas mantendrá su puesto de trabajo hasta primeros de agosto, cuando está previsto el cierre de los puntos de venta afectados por el ajuste.

Los 180 trabajadores despedidos dejarán la empresa con una indemnización de 22 días por año trabajado, con un tope máximo equivalente a la suma de 15 mensualidades. El mayor tijeretazo se produce en las tiendas de Caramelo (con 109 despidos). Cerrarán ocho tiendas propias, 61 corners de El Corte Inglés, los tres outlets de Os Rosales, Culleredo y Tui y las franquicias. El recorte de empleo se divide entre los 51 trabajadores de las tiendas propias, las 58 de los corners y los 71 de fábrica.

La firma que crearon en 1960 las familias Gestal y Caramelo borrará su presencia de 248 tiendas multimarca y reducirá sus establecimientos a sólo 7 tiendas -las dos de A Coruña, en Marineda y la calle Teresa Herrera; Santiago, Madrid (plaza Norte), Barcelona, Bilbao y Oviedo- y 42 corners de El Corte Inglés.

Caramelo, que suspendió pagos a mediados de abril, todavía tiene pendiente la negociación con sus acreedores para renegociar una deuda de 100 millones de euros, 43 de ellos con la banca, y Novagalicia es la primera entidad acreedora por volumen, seguida a mucha distancia por BBVA, que sin embargo es la que tiene más deuda sin garantías. El plan de viabilidad prevé trasladar a los 46 trabajadores que queden en la central a una nueva ubicación y entregar en diciembre la nave de A Grela a NCG para saldar uno de los créditos que tiene con la entidad. Esa solución está pendiente de la negociación del convenio con el que Caramelo espera salir del concurso, y aunque según fuentes próximas a la firma, tiene posibilidades de prosperar, todavía no está cerrado.

La presidenta del comité de empresa (con mayoría de CCOO y presencia de la CIG), Pilar Servia, explicó ayer que las condiciones del ERE fueron respaldadas por la mayoría de la plantilla en un referéndum que los representantes de los trabajadores plantearon cuando la empresa estaba a punto de "romper" la negociación y dejar en manos del juez la decisión final. "El administrador dijo que la alternativa era liquidar la empresa", recordó.

"El personal había votado una indemnización de al menos 23 días y 15 mensualidades pero al final aceptaron los 22, una cantidad escasa pero superior al máximo legal al que nos forzó la reforma laboral", explicó. Y es que cuando una empresa suspende pagos, la última decisión sobre un despido colectivo la tiene el juez, cuya función es velar por la supervivencia de la empresa o porque su liquidación permita saldar sus cuentas, lo que acaba por provocar que las indemnizaciones de los trabajadores apenas superen el mínimo legal de 20 días por año. La dirección de Caramelo se comprometió a asumir el pago de las indemnizaciones, que formalizará en cinco plazos entre agosto y diciembre, y a abonar la paga extra del primer semestre. El acuerdo entre empresa, administrador concursal y sindicatos tiene que ser respaldado sin embargo por el titular del juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña, que instruye el concurso.

Los empleados propusieron a la dirección ampliar a diez las tiendas a mantener porque tres eran rentables, aunque la empresa aseguró que el nuevo modelo de negocio, con una mercancía más ajustada, obligaba a reducir la red comercial y aceptó no cerrar el local de Madrid, en plaza Norte.

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo ha afectado el coronavirus en tu empresa?
No ha habido ningún cambio y solo piden precaución
Me han suspendido mi contrato
Obligación o fomento del teletrabajo
Prohibición de viajar al extranjero
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital