TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Descubre los cinco errores más comunes de los candidatos en el proceso de reclutamiento

  • Los nervios son razonables durante una entrevista de trabajo, no obstante, la mayoría de las veces los errores más prevenibles son los que le pueden costar el empleo a un candidato.
  • Estrella Vázquez, directora general, y Jimena Vázquez, directora de operaciones de Factor RH, revelan las 5 equivocaciones más graves de un candidato que llevan a descartarlo, no sólo para una posición actual, sino también para oportunidades prometedoras a futuro.

 

05:00 - 01 de Septiembre del 2022
Descubre los cinco errores más comunes de los candidatos en el proceso de reclutamiento

Siempre es importante saber aprovechar las oportunidades laborales que se presentan, desde ser contactados vía LinkedIn, hasta llegar al proceso de entrevista para mostrar tus mejores cualidades y asegurarte de que la ocasión sea memorable por las razones correctas. Si bien los nervios son naturales en un proceso de reclutamiento, la mayoría de las veces son los errores más prevenibles los que te pueden costar el empleo.

“Conocer estas equivocaciones te ayuda a planear estrategias para mostrar a los reclutadores y entrevistadores que te estás tomando el proceso en serio y que eres capaz de actuar de forma apropiada en entornos profesionales. Al aprender qué hacer y cómo comportarte durante una entrevista (incluso cómo declinar la oferta en el momento adecuado), hará que los empleadores te vean como un candidato confiable y calificado”, afirma Estrella Vázquez, directora general de Factor RH, empresa de consultoría en soluciones en capital humano.

Las especialistas explican los 5 errores más grandes que comete un candidato cuando es considerado para una vacante:

Ser impuntual

En la era digital y, sobre todo, de las entrevistas por videollamada ya no existen los pretextos para llegar tarde. No tener la formalidad de llegar puntualmente a una cita presencial o en línea es uno de los mayores errores.

“En mi experiencia, el candidato que canceló a último momento por un problema personal o por un choque y reagenda, tampoco se presenta en esa segunda oportunidad. Mi recomendación es que no reagendes si no tienes suficiente interés en la vacante; por otro lado, nadie está exento de tener alguna emergencia en momentos importantes, pero es apropiado avisar 10 minutos antes que no podrás asistir a la cita”, afirma Jimena Vázquez.

En su opinión, no hay que olvidar que la vacante para la que fue seleccionado un candidato puede no ser de su interés, pero ser impuntual o no presentarte a la entrevista te descarta para futuras oportunidades que podrían llevarte al camino profesional que persigues. Es mejor no “quemarte” por una cita que puedes cancelar de forma oportuna. 

Ir directo al salario

Que tu único enfoque en entrevista sea el dinero y negociar un aumento cuando ni siquiera has sido seleccionado es otra de las grandes equivocaciones.

“Si como trabajador no estás de acuerdo con el salario que ofrece una vacante porque no cubre tus necesidades económicas, no te postules con el fin de negociarlo en etapas futuras del proceso. La imagen que ofrece un candidato que hace eso es que solo quiere recibir, que ha comenzado a exigir cuando no ha tenido la oportunidad de demostrar lo que es capaz de aportar a la organización. Eso es un grave error”, dice la directiva.

Siempre puede haber un margen de negociación, pero no por ello se deben de perder de vista los rangos salariales: no se puede pedir el doble o el triple de lo que ofrece la posición originalmente. En todo caso, lo ideal es negociar después de unos meses de trabajo y con base en resultados.

Postularte a una vacante que no se acopla a tu perfil

Postularte a una vacante que requiere dominio de inglés, cuando no tienes ese nivel; o que solicita certificaciones con las que aún no cuentas es una mala práctica.

“A menudo se cree que las organizaciones sobrevaloran las vacantes para conseguir un mejor perfil al final, pero no siempre es así, muchas empresas también son francas con los requisitos de sus vacantes, pueden ser flexibles en cierta medida, pero no cuando la habilidad del candidato no cubre las necesidades esenciales del puesto. Avanzar en el proceso sin contar con habilidades específicas resulta en una pérdida de tiempo y en mucha frustración para ti y para el reclutador”, asevera la directora general de Factor RH.

Ser arrogante

“La persona que te contactó por LinkedIn hoy y te ofrece una vacante que no te interesa en absoluto, mañana te podría estar llamando para la posición de tu vida. En headhunting nos suele pasar que contactamos a las personas y no podemos dar mayores detalles de la propuesta sino hasta avanzado el proceso, de modo que algunos candidatos se ponen a la defensiva, argumentan que por su rango profesional no pueden estar interesados en las propuestas que llegan de este modo e incluso responden con arrogancia”, detalla.

Como afirma el dicho, hoy estamos arriba y mañana podríamos estar abajo y este principio es aplicable tanto para el candidato, como para el reclutador.

No tener habilidades de comunicación

Aun cuando tu personalidad sea introvertida, no puedes responder con monosílabos durante una entrevista de trabajo. Ese es el momento para comunicar tus habilidades, experiencias y potencial para la vacante a la que estás aplicando.

“Eso pasa mucho con candidatos cuya personalidad es más seria, suelen responder ‘me fue bien con ese proyecto’ sin dar mayor detalle y eso se vuelve desgastante. La comunicación es básica en cualquier perfil, cuando te contestan con un ‘sí o no’ se vuelve muy difícil ver sus competencias humanas. Aunque seas tímido necesitas ser capaz de comunicarte asertivamente para vender tu marca personal”, advierte.

Para Estrella Vázquez es claro que buscar un trabajo es un trabajo y que requiere empatía desde ambos lados, de parte del reclutador (que también ha estado del otro lado del escritorio o de la pantalla) y del candidato (que debe ser consciente y respetar el trabajo que lleva a cabo el reclutador para seguir su proceso de manera óptima).

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuál es el formato ideal para trabajar en julio y agosto
Trabajo 100% presencial sin reducciones
Jornada intensiva presencial
Jornada intensiva con flexibilidad
Teletrabajo total
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital