TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Enero, un mal mes para el empleo femenino

El mes de enero nunca trae buenos datos para el mercado laboral y este año 2022 no ha sido una excepción

POR RRHHDigital, 00:20 - 05 de Febrero del 2022
Enero, un mal mes para el empleo femenino

De acuerdo con los datos publicados este apasado miércoles por los ministerios de Trabajo y de la Seguridad Social, la afiliación ha bajado en 197.750 (un 1 %) y el desempleo se ha incrementado en 17.173 personas (un 0,55 % más que en diciembre).

Este dato del paro es el segundo mejor en enero de toda la serie histórica, pero tiene una cara negativa: todas las afectadas han sido mujeres (17.431 paradas más), mientras que entre los hombres el desempleo ha bajado (258 parados menos). Un desequilibrio por género muy acentuado.

En general, estas cifras responden a la previsible lógica de este periodo, con la finalización de los refuerzos del periodo navideño en comercio y hostelería. Si se eliminan estos factores, con las series desestacionalizadas, la afiliación alcanza los 19,9 millones de trabajadores y suma su noveno mes consecutivo de subidas. Esa cifra, que roza la barrera psicológica de los 20 millones, es la más alta de toda la serie histórica. Se puede, por tanto, concluir que, pese al esperable bache de enero, el mercado laboral continúa por la buena senda.

Pero al margen de estos grandes indicadores, hay un detalle que merece la pena observar. Se trata de la tipología de los contratos que se han firmado en enero: han sido casi 1,6 millones, de los cuales 238.672 son indefinidos y 1.357.660 son temporales. Eso significa prácticamente un 15 % de contratos fijos y un 85 % de duración determinada.

Aunque haya una desproporción tan grande entre ambos tipos de contratos, lo cierto es que ese 15 % de indefinidos es la tasa más alta registrada hasta ahora y supone cinco puntos porcentuales más que los meses de enero de los tres años precedentes.

Ese desequilibrio entre contratos temporales e indefinidos es lo que pretende corregir la reforma laboral aprobada el pasado mes de diciembre y que ahora inicia su tramitación parlamentaria. Pero atribuir a este cambio legislativo todo el incremento de la contratación indefinida en el primer mes de vigencia de la norma es demasiado apresurado.

En parte, porque las empresas tienen hasta el 30 de marzo para adaptarse. Y, además, existe una tendencia de fondo en los últimos meses que apunta a la conversión de los dubitativos contratos indefinidos firmados a lo largo de la pandemia en contratos fijos a medida que la situación socioeconómica se estabiliza. Habrá que esperar un plazo razonable y disponer de una cantidad suficiente de datos para sacar lecturas útiles sobre el mercado laboral, al margen de euforias y negativismos propios del debate político.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuál es el formato ideal para trabajar en julio y agosto
Trabajo 100% presencial sin reducciones
Jornada intensiva presencial
Jornada intensiva con flexibilidad
Teletrabajo total
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital