TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Seis de cada diez personas inmigrantes fueron contratadas en trabajos esenciales durante 2020
POR RRHHDigital, 13:30 - 29 de Noviembre del 2021
Seis de cada diez personas inmigrantes fueron contratadas en trabajos esenciales durante 2020

Las personas empleadas en trabajos esenciales ofrecen servicios necesarios e imprescindibles en nuestro día a día: profesionales sanitarios, de ayuda a domicilio y cuidados, peones agrarios, personal de limpieza, repartidores, personal de supermercados y comercio, transportistas...

Se trata de ocupaciones que son mayoritarias entre la población de origen extranjero. De hecho, el 62,25 % de las personas inmigrantes fueron contratadas en estos trabajos esenciales durante 2020.

La falta de profesionales y las dificultades para la contratación de ciertos perfiles en sectores como el agrario o el sociosanitario se vieron agravadas con el cierre de las fronteras con motivo de la crisis sanitaria de la COVID-19. Esta situación llevó a la Administración a poner en marcha medidas extraordinarias para agilizar los trámites de contratación a profesionales de origen extranjero, garantizando así la prestación de servicios elementales y evidenciando el papel fundamental de las personas migrantes, tanto en sectores económicos clave como en el conjunto de la sociedad.

Sin embargo, a pesar de su gran peso en estos sectores, desempeñan una labor que, tradicionalmente, se ha llevado a cabo de una forma invisible y desapercibida, con unas condiciones laborales más precarias y un menor reconocimiento social.

Por estas razones, la ONG Accem quiere fomentar el reconocimiento a estos empleos y a la población de origen extranjero que los desempeñan, recalcando que "lo esencial no puede ser invisible". "Gracias a su compromiso, y especialmente durante la pandemia, la sociedad y las empresas han podido seguir avanzando y continuar su actividad a pesar de todas las dificultades", afirman desde la organización, que pone caras, nombres y países de origen a estos puestos a través de la campaña 'Esenciales'.

Nancy, trabajadora esencial: "Estoy orgullosa de haber servido a la gente para que pudieran llevar comida a sus mesas en la pandemia".

Nancy Viviana proviene de Argentina y trabaja en la empresa gallega de supermercados Vegalsa, dentro del departamento de logística. Desde su experiencia, "la situación se vivió de una forma desesperante, con muchas medidas de seguridad y de higiene, con muy pocos descansos y librando tan solo un día a la semana". Sin embargo, se siente muy satisfecha del papel que ha desempeñado: "estoy orgullosa de haber servido a la población para que pudieran llevar la comida a sus mesas".

Por su parte, Christ, procedente de Costa de Marfil y operario de limpieza en la empresa asturiana Grupo CLN, ha sabido darle la vuelta a todas las dificultades derivadas de la crisis sanitaria y ha encontrado cómo sacarle partido profesional: "aprendí muchas cosas, como desinfectar hospitales por la COVID-19 para acoger a la gente. Fue muy duro y trabajamos muchas horas, pero me gustó ayudar y poder aportar en esta situación".

Hamazasp, de origen armenio y médico en Cáser Residencial Santo Ángel, en Murcia, pone de relieve la capacidad de adaptación de las personas inmigrantes a nuevos contextos y su resiliencia: "Creo que las personas extranjeras que hemos venido de países donde hay guerras o situaciones de extrema emergencia somos más flexibles y hemos reaccionado más rápido que especialistas de Europa, que tienen una vida, digamos, más 'suave'".

Trabajos imprescindibles para la sociedad, pero invisibles, más precarios y peor reconocidos

Las personas que ocupan estos empleos han sufrido de forma más directa los efectos de la COVID-19, debido a factores como la mayor exposición –por la imposibilidad de parar, ni siquiera en los meses más duros de la pandemia, por su propia naturaleza de esenciales–, su mayor presencia en la economía informal, un menor reconocimiento social y una mayor precariedad de las condiciones laborales.

Además, en su mayoría ocupan puestos de trabajo por debajo de su experiencia y cualificación profesional, con empleos peor remunerados, más inestables y con una arraigada desigualdad de género.

Por estos motivos, la campaña 'Esenciales' busca dar ese reconocimiento, tantas veces ignorado, a estas profesiones. Unas profesiones que, cuando todo el mundo paró durante los peores meses de la pandemia, siguieron en activo para garantizar la prestación de los bienes y servicios más básicos para el correcto funcionamiento de la sociedad.

La campaña 'Esenciales' se inserta en el proyecto DIVEM, a través del cual Accem asesora y orienta para integrar y poner en marcha planes de gestión de la diversidad cultural que favorezcan la promoción y el desarrollo de las personas refugiadas e inmigrantes. Más de 300 empresas de toda España ya se han adherido a este programa para descubrir los beneficios y las ventajas de una gestión responsable de la diversidad cultural en el ámbito empresarial que ponga en valor las competencias y capacidades de todas las personas, por encima de su género y origen.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo te gustaría empezar el año a nivel laboral?
Teletrabajando al 100%
Teletrabajando pero yendo a la oficina cuando quiera
Con un sistema híbrido en el que la empresa marque cuando teletrabajar y cuando ir a la oficina
Estoy cansado del teletrabajo, quiero ir a la oficina todos los días
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital