TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Formación en el entorno laboral: la herramienta de retención de talento que tu negocio necesita
POR RRHHDigital, 12:15 - 27 de Agosto del 2021
Formación en el entorno laboral: la herramienta de retención de talento que tu negocio necesita

Históricamente, la inserción al mercado laboral implicaba la finalización de nuestra etapa formativa. Sin embargo, a medida que el desarrollo tecnológico ha ido avanzando e irrumpiendo con una mayor determinación en el mercado laboral, la continua formación del empleado se ha convertido en uno de los grandes objetivos que persiguen tanto las empresas como los propios trabajadores. 

La mejora del conocimiento es fundamental para que un empleado pueda mejorar y ofrecer un mayor retorno a la empresa. Además, al propio empleado también le ayuda a incentivar su motivación, productividad e implicación a la hora de desarrollar su jornada laboral.

Tres beneficios de fomentar la formación entre tus empleados

Apuesta por la retención de talento

Para las nuevas generaciones, la formación continua en su entorno profesional se ha consolidado como uno de los aspectos que cobran una mayor relevancia en el momento de aplicar a una nueva posición laboral o lograr el puesto de trabajo deseado. El departamento de RRHH de una empresa debe definir las necesidades de la organización y planificar conocimientos y habilidades que se deben potenciar entre los empleados. Elaborar un plan de desarrollo profesional es un elemento clave para, de forma individualizada, detectar las carencias y emprender oportunidades de mejora. 

Durante los últimos meses, y a consecuencia del trabajo a distancia y de las modalidades híbridas, la retención de talento se ha consolidado en una iniciativa cada vez más compleja. Ahora, no solo son los candidatos y los trabajadores los que tienen competidores desde cualquier punto del planeta. También las empresas se enfrentan a una situación en la que deben competir con el resto de compañías de su ámbito para poder ofrecer al trabajador las mejores condiciones y evitar la pérdida de talento. 

Desarrollar un plan de formación que ayude al recurso humano a estar actualizado sobre las últimas tecnologías e innovaciones en sus respectivas áreas de trabajo o planificar un proceso de aprendizaje orientado hacia el desarrollo de una habilidad específica, permitirá tener una plantilla de trabajadores implicados con el proyecto.

Despierta su propio interés

Invitar a los empleados a que asistan a talleres, webinars, conferencias o cualquier otra herramienta formativa ayudará a despertar su propio interés y a acrecentar su progreso laboral. Si están motivados y quieren continuar mejorando sus competencias profesionales, su curiosidad será clave para que un profesional adquiera nuevas habilidades realizando un desempeño profesional más óptimo.

Ofrecer a los trabajadores un entorno dinámico repleto de estímulos invita a que éstos no pierdan la motivación. Un escenario muy habitual en los escenarios laborales más estáticos. Facilitar el aprendizaje a los recursos humanos de una organización según sus necesidades, es un activo de gran valor para la empresa. En un mercado donde los cambios son constantes, la formación personalizada ayuda a que la organización se adapte rápidamente a las novedades que pueda acontecer.

Fomentar la formación de los empleados, está muy vinculada al interés y a la motivación. Las empresas que invierten y desarrollan planes de capacitación están mejor valoradas por sus empleados. Estos se sienten motivados para progresar, desempeñar mejor sus funciones y se sienten valorados. 

Favorece la conexión con los empleados

Históricamente, la retención de talento siempre implicaba una mejora en nuestras condiciones económicas. Cada vez más, los empleados valoran otros intangibles que no están relacionados con el contexto económico. La formación es uno de ellos.

La formación del empleado ayuda a que éste aumente su motivación y vinculación con la empresa. De este modo, logrará una mayor conexión con todos los proyectos que se lleven a cabo. Como empresa, llevar a cabo planes de capacitación y de la inversión de recursos necesaria en materia de formación ayudará a obtener una mayor fidelidad y lealtad. Asegurando la participación de los trabajadores que irán más allá de una pura vinculación contractual.

¿Qué tipos de formación existen?

Actualmente, en el ámbito de la formación encontramos una amplia variedad de cursos formativos y de masters. Algunos de los más habituales son los talleres de coaching, que permiten mejorar las conocidas como soft skills. Sin embargo, también existen capacitaciones en dominio de nuevas tecnologías o programas de formación superior. Por ello, hemos dividido los diferentes programas de formación que existen en el mercado de acuerdo a la naturaleza de las mismas:

  • Formación en nuevas tecnologías. Nos encontramos en un contexto más dinámico que nunca. La irrupción de las nuevas tecnologías y nuevos programas aplicados a la empresa provoca que sea necesario estar constantemente actualizado y certificado con las nuevas tecnologías. Para el empleado, esta formación le permitirá adquirir nuevos conocimientos y destrezas con las que poder continuar llevando a cabo su trabajo. Para la empresa, la formación en nuevas tecnologías le permitirá obtener un retorno inmediato gracias a la automatización de procesos y la capacidad para evitar las tareas repetitivas que no proporcionan beneficios directos.
  • Formación en liderazgo. En los casos de promoción interna, es habitual que los nuevos perfiles tengan ciertas deficiencias en materia de liderazgo. Sin embargo, esta habilidad es fundamental para los puestos de managment, donde cobra especialmente importancia la capacidad para la toma de decisiones, dirigir equipos y motivarlos hacia la consecución de objetivos. La inversión en esta área nos permitirá asegurar el buen rendimiento de todos los equipos y sus correspondientes empleados, y esto es esencial para que el funcionamiento de la compañía sea correcto.
  • Formación en idiomas. La formación de idiomas lleva años asentada como uno de los programas de formación necesarios en cualquier área de negocio. Más allá del inglés, la apertura de nuevos mercados en el ámbito comercial obliga a que nuestros empleados puedan desempeñar sus funciones en cualquier idioma. Derribando todas las barreras geográficas existentes.

Como hemos podido comprobar, son muchos los beneficios que podemos encontrar en programas de formación y planes de promoción de los empleados. Tanto para los propios trabajadores como la empresa, estos programas se convierten en una de las mejores inversiones a llevar a cabo, gracias al rápido retorno que ofrecen al ser capaz de mejorar el desempeño de su trabajo, y por tanto obtener mejores resultados. Aplicar programas de formación en tu empresa ayudará, además, a atraer y retener el talento, reduciendo la rotación de empleados y mejorando la imagen de marca de la organización.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo estás viendo la recuperación económica y laboral de nuestro país?
Me está sorprendiendo, no esperaba una recuperación tan rápida
De forma positiva ya que se van dando pasos hacia la recuperación
Todavía estoy preocupado, deberíamos avanzar a mejor ritmo
Fatal, creo que tardaremos más tiempo del esperado en alcanzar la recuperación total
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2021 RRHHDigital