TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
HR Hybrid Forum
Quizás te sorprenda: las manos aglutinan el 21% de los accidentes laborales

Las manos y los dedos son las partes del cuerpo más afectadas por los accidentes laborales con baja, según un informe de umivale

POR RRHHDigital, 02:45 - 06 de Julio del 2020
Quizás te sorprenda: las manos aglutinan el 21% de los accidentes laborales

En muchas actividades laborales las manos son la herramienta principal de trabajo, lo que las convierte en una de las principales zonas del cuerpo afectada por accidentes laborales. Tanto es así que casi un 21% accidentes laborales afecta a las manos de los trabajadores.

Según los últimos datos anuales completos publicados por el Ministerio, en el año 2018 las manos y los dedos fueron las partes del cuerpo afectadas en mayor medida por los accidentes laborales con baja.

Como podemos observar el gráfico 1, los accidentes en jornada de trabajo con bajas producidas por lesiones en las extremidades superiores ascienden a 197.198 de los 532.977 accidentes totales en 2018, lo que supone el 37% de los accidentes totales en jornada de trabajo con baja, porcentaje que se ha mantenido más o menos estable en los últimos años.             

Analizando los datos más al detalle nos encontramos la siguiente distribución de los accidentes con baja dentro de las extremidades superiores: en primer lugar los dedos y manos aglutinan el 54% de los accidentes con un 36% y 18% respectivamente, en tercer lugar el hombro que acumula un 15%, seguido del brazo con un 15% y la muñeca con un 12% de los accidentes. 

El número de accidentes con baja en jornada en manos y dedos desde 2008 a 2013 se redujo un 50,6% pasando de 159.959 a 77.275 accidentes. Sin embargo, vemos, en la tabla 1, como en los últimos seis años se ha roto esta tendencia y se ha producido un incremento continuado del número de accidentes, en el periodo de 2013 a 2018, del 38,4%, pasando de 77.275 a 106.964 accidentes. Esta tendencia alcista la podemos observar visualmente en el gráfico 3. 

La importancia de los accidentes en las manos y los dedos respecto al conjunto de accidentes de trabajo con baja en jornada en términos porcentuales, también la podemos ver reflejada en los datos incluidos en la tabla 1, donde podemos observar que, al igual que pasa con el número de accidentes, se ha producido un incremento del año 2014 al 2018 del 7,4%. Esto supone que este tipo de accidentes suponían un 18,68% del total en 2014 y han pasado a representar el 20,7% del total de accidentes con baja en jornada que se producen en España, alcanzando así su máximo histórico en cuanto a importancia de este tipo de accidentes en la última década. 

Por otro lado, si analizamos cómo ha evolucionado en el periodo 2008-2018 la duración media de las bajas por accidente de trabajo en jornada en dedos y manos, como podemos ver en el gráfico 5, en el caso de las manos los accidentes han pasado de tener una duración media de 20,1 días en 2008 a 26,2 días en 2018. En el caso de los dedos la duración media de las bajas ha pasado de 21,4 días en 2008 a 26,9 en 2018. Esto supone un incremento de la duración media de las bajas de un 30,3% en el caso de las manos y de un 25,7% en el caso de los dedos.

En resumen, como hemos visto, en los últimos años, el número de accidentes en términos absolutos en las manos y los dedos se ha incrementado un 38,4%, la duración media de las bajas se ha incrementado de forma paulatina y la importancia de este tipo de accidentes en el conjunto de los accidentes de trabajo con baja en jornada ha alcanzado su máximo histórico llegando a suponer el 20,7% del total de accidentes. Es decir, que en los últimos años cada vez hemos tenido más accidentes de este tipo y con bajas más largas, por lo que podemos suponer que este tipo de accidentes cada vez son más graves.

A la luz de estos datos, y con el objetivo de afrontar la reducción de este tipo de accidentes laborales, desde Umivale queremos proponer la siguiente batería de medidas preventivas a adoptar por empresas y trabajadores:

  • Identificar los riesgos existentes en los puestos de trabajo que puedan afectar a las manos (incluyendo los dedos), evaluarlos y establecer las oportunas medidas preventivas, conforme a lo establecido en la Ley 31/95 de PRL.
  • Formar e informar periódicamente a los trabajadores sobre los riesgos existentes en el puesto de trabajo.
  • Si las manos por las tareas desarrolladas están expuestas a sufrir un accidente (debido a impactos, cortes, atrapamientos, etc..), antes de iniciar el trabajo deben quitarse todos los accesorios que se lleven en las mismas: anillos, pulseras, relojes, etc.
  • Se deben usar herramientas de mano, y no usar las manos como herramientas. Por lo que deben seleccionarse las herramientas manuales apropiadas a la tarea desarrollada para evitar accidentes y problemas por exceso de uso/movimientos repetitivos. Las herramientas que se empleen deben estar en buen estado y usarse solo para lo que fueron fabricadas.
  • Anteponer la protección colectiva a la individual. Cuando el resto de medidas no resulten suficientes, el EPI constituye la última barrera que tiene el trabajador para protegerse de los riesgos asociados a la tarea que esté llevando a cabo. Emplear el tipo de guante apropiado para las tareas desarrolladas (hay guantes específicos para proteger del contacto con productos químicos, altas o bajas temperaturas, manejo de objetos cortantes, etc.). Hay que revisar que los equipos de protección personal estén buenas condiciones y renovarlos en caso de deterioro.
  • Antes de limpiar, reparar o inspeccionar maquinaria, revisar que la misma esté parada, inmovilizados todos sus mecanismos móviles, de forma que no pueda ponerse en marcha de forma accidental provocando atrapamientos.
  • Durante el uso de herramientas eléctricas, respetar los resguardos y protecciones de elementos cortantes o en movimiento que puedan provocar cortes o atrapamientos, no deben retirarse ni anularse. Antes de iniciar los trabajos asegurarse del correcto estado de las protecciones y reponerlas en caso de deterioro.
  • Extremar las precauciones durante la manipulación de herramientas o materiales con bordes afilados o aristas vivas.
  • Nunca transportar herramientas en los bolsillos sino en recipientes específicos (cajas o cinturones portaherramientas). Almacenarlas en lugares específicos habilitados para ello y que resulten estables (evitando así su caída involuntaria).
  • Al manipular productos químicos, seguir las instrucciones del fabricante y de las fichas de datos de seguridad.
  • Mantener el orden y limpieza en el puesto de trabajo.

Con el objetivo de difundir estas medidas desde el área de prevención con cargo a cuotas de Umivale se ha elaborado una campaña informativa dirigida a empresas y trabajadores basada en una serie de materiales divulgativos, que se encuentran disponibles en el apartado de “Prevención y Salud” de nuestra web corporativa.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital