TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Por primera vez en 5 años
El número de autónomos aumenta en España, según Adecco
POR RRHH Digital, 00:03 - 30 de Julio del 2015
El número de autónomos aumenta en España, según Adecco

Adecco, líder mundial en la gestión de Recursos Humanos, es consciente del cambio que ha sufrido el país tras la crisis económica y que ha llevado a la creación de un nuevo paradigma laboral: el trabajo autónomo, entendido como esa pequeña revolución que ha tenido lugar cuando una parte de los profesionales quiere trabajar bien en un proyecto para una empresa o, bien, para varias empresas; y éstas a su vez quieren tener a un profesional que únicamente le resuelva un caso concreto o varios proyectos en un periodo de tiempo limitado.

El trabajo autónomo, como ya indicó Adecco el pasado año, es una tendencia creciente que está calando en el mercado laboral. En ella se encuentran de frente las necesidades actuales del ámbito empresarial con la disposición laboral de profesionales autónomos y emprendedores. Tras conocer esta situación, Adecco e Infoempleo han querido estudiar este nuevo modelo para determinar el volumen que suponen estos profesionales sobre el total de trabajadores, su incidencia en cada sector en relación a la oferta laboral y su distribución con respecto al perfil demográfico.

Distribución de autónomos por comunidades autónomas

En 2014, el número de trabajadores afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) fue de 3.096.623, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Esto es, un 2,3% más que en 2013, lo que equivale a 68.558 nuevos autónomos. 

Por comunidades autónomas, Cataluña es la que abarca un mayor número de estos profesionales, con 527.272, un 17% del total de autónomos en España. En segundo lugar, Andalucía, con 481.340, que implican un 15,5% de todos los autónomos del país. En tercer lugar, la Comunidad de Madrid, que dispone de 359.964 profesionales autónomos que suponen el 11,6% sobre el total nacional. 

En estas autonomías se concentra el 44,1% de los autónomos de toda España. Es decir, casi la mitad de estos profesionales reside en Cataluña, en la Comunidad de Madrid o en Andalucía. 

Les siguen la Comunidad Valenciana, con 324.638 trabajadores afiliados al RETA, que suman el 10,5% del total; Galicia, con 216.161 y una representación del 7% en España; y Castilla y León, que cuenta con 202.269 trabajadores autónomos, que componen el 6,5% del total nacional.

 En la situación contraria están Ceuta, Melilla y La Rioja, que apenas superan los 25.000 profesionales autónomos. Las dos primeras suman un total de 7.217 trabajadores afiliados al RETA (un 0,2% nacional), mientras que La Rioja asciende a los 25.844 (un 0,8% del total de España). 

También en la parte baja de la tabla, pero algo por encima de los 25.000 autónomos, se encuentran Cantabria, con 41.793, que suponen un 1,3% del total del país; Navarra, con 46.024, y una representación del 1,5%; y Asturias, con 75.843 autónomos, que conforman el 2,4% del total de autónomos en España. 

En 2013, el número de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos fue de 3.028.065. Tan sólo un año después, esta cifra alcanzaba los 3.096.623, lo que supuso un incremento interanual del 2,3%. 

En este sentido, tras cinco años de caídas de la afiliación, al fin se ha producido un ascenso del número total de autónomos con respecto al año anterior, rompiéndose así la tendencia a la baja que ha marcado los principales años de la crisis económica. 

En el último año, no sólo ha aumentado el número total de autónomos en España, sino que éste ha tenido su reflejo en todas y cada una de las comunidades autónomas. En este sentido, Ceuta y Melilla se llevan la palma, pues a pesar de ser las ciudades con menor número de profesionales autónomos, han experimentado el mayor incremento de todo el país: 6,6% con respecto a 2013. 

Le siguen Murcia, que ha visto crecer un 3,8% el número de autónomos; y Andalucía, en la que ha incrementado la cifra de estos profesionales en un 3,6%. Muy de cerca se sitúan las comunidades de Canarias, con un ascenso del 3,4%; y Baleares, con un 3,3%. 

En el lado opuesto están las comunidades de País Vasco y Castilla y León que, a pesar de haber experimentado un incremento en el número de autónomos afiliados, lo han hecho en menor medida que el resto. País Vasco, por su parte, es la autonomía en la que menos ha aumentado la cifra de estos profesionales, con un 0,5%. De cerca se sitúa Castilla y León, con un incremento del 0,6%. 

Algo por encima están La Rioja y Galicia, con un ascenso del 1,1% cada una; Cantabria y Asturias, que se quedan en el 1,3%. 

La demanda de autónomos en el mercado laboral

Durante 2014 se han registrado al menos 56.269 ofertas de empleo destinadas a los trabajadores autónomos, lo que supone un incremento del 4,38% con respecto a 2013. De esas más de 50.000 ofertas, un 19,9% proceden de la Administración Pública y Defensa y la Seguridad Social obligatoria. Del comercio al por mayor y al por menor y de la reparación de vehículos de motor y motocicletas proceden el 18%. De las actividades sanitarias y servicios sociales, el 12,8%, y de la hostelería, el 11%. 

Éstos son, por tanto, los cuatro sectores que más ofertas de empleo destinadas a autónomos han ofrecido a lo largo de 2014. 

Por detrás de ellos, la industria manufacturera ha ofrecido el 6,6% de los empleos a autónomos. Seguida de las actividades profesionales, científicas y técnicas, con el 5,1% de las ofertas; las actividades administrativas y servicios auxiliares, con el 4,4%; y la construcción, con el 4,3%.

 En el lado opuesto están los sectores relacionados con el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, que conforman el 0,4% de la oferta de empleo a autónomos; las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, el 1%; las actividades inmobiliarias, el 1%; y las actividades financieras y de seguros, el 1,3%. 

Por encima de estas cifras se encuentran las relativas al sector del transporte y el almacenamiento, que generó el 3,2% de las ofertas a autónomos; seguidas de las del sector educativo, con el 3,9%; y las del sector de la información y las comunicaciones, el 4%. 

Todos los sectores han visto incrementar el número de ofertas dirigidas a autónomos excepto el de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, que ha disminuido un 30%; la industria manufacturera, un 29,3%; la hostelería, un 10,4%; las actividades profesionales, científicas y técnicas, un 8,8%; y las actividades administrativas y servicios auxiliares, un 4,4%. 

Entre los mayores incrementos en la oferta de empleo están los del sector del transporte y almacenamiento, cuyas vacantes dirigidas a autónomos han experimentado un incremento del 113,5%; y los de las actividades inmobiliarias, con un aumento del 103,6%. 

Las ofertas de empleo dirigidas a los profesionales autónomos no sólo varían en función del sector, sino también del tamaño de la empresa. En ese sentido, las pequeñas empresas son las que más han demandado las labores de estos trabajadores. De hecho en 2014, un 50,9% de las ofertas dirigidas a este colectivo procedían de este tipo de corporaciones. Mientras que las medianas y grandes empresas sólo absorbieron el 16,9 y el 32,2% del total. 

Sin embargo, la oferta laboral de las PYMES ha descendido con respecto a 2013. En el caso de las pequeñas empresas, este descenso se sitúa en torno al 0,45%. En el caso de las medianas, es del 6%. Las grandes corporaciones, en cambio, han destinado un mayor número de ofertas de empleo a los autónomos, en concreto, un 21,3% más que en 2013. 

Evolución de la afiliación de autónomos a la Seguridad Social

 En 2008 se registró el último incremento en la afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Desde entonces, el número de profesionales que trabajan por proyectos ha ido disminuyendo año tras año hasta 2014. 

El mayor descenso tuvo lugar en 2013, cuando sólo estaban afiliados el 89,6% de los autónomos que había en 2008. Ya el pasado año, esa cifra se elevó hasta el 91,7%, esto es, 2,1 puntos porcentuales más que en el año anterior. Comparativamente, los afiliados al RETA han descendido menos durante el período de 2008 a 2014 que los afiliados al régimen general (RG), llegando a representar una diferencia cada vez mayor. 

Por sectores, el único que ha conseguido que aumente el número de afiliados al RETA ha sido el sector servicios, que ha pasado del 65,92% al 72,56% en 2014. 

El agrario, en cambio, ha pasado de representar el 9,2% de las afiliaciones al RETA en 2008, al 8,6% en 2014, y la construcción, del 16,9% al 11,4%. El sector industrial ha conseguido mantenerse relativamente estable. Sus autónomos representaban hace seis años el 7,98% y en la actualidad el 7,43%. 

Por tramos de edad, son los autónomos de entre 25 y 54 años el colectivo más numeroso, pues representan el 74,5% sobre el total. Les sigue el grupo de autónomos con edades superiores a los 55 años, que comprenden el 22,9% del total de profesionales autónomos. En el lado contrario se encuentran los más jóvenes, los cuáles sólo representan el 0,23% de las altas en el RETA. En un punto intermedio aparecen los autónomos de entre 20 y 24 años, que conforman el 2,1%.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuál es el formato ideal para trabajar en julio y agosto
Trabajo 100% presencial sin reducciones
Jornada intensiva presencial
Jornada intensiva con flexibilidad
Teletrabajo total
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital