TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Lorenzo Rivarés, Director Centro Empleo y Selección en Grupo EULEN y portavoz de ASEMPLEO
Embaucoachdores
POR Lorenzo Rivarés, Director Centro Empleo y Selección en Grupo EULEN y portavoz de ASEMPLEO, 00:00 - 19 de Diciembre del 2013

“Nunca he cogido un día de baja”, “voy pronto al trabajo”, “siempre he obedecido a mi jefe”, “he perdonado vacaciones” eran las frases favoritas de mi abuelo. Mi abuelo, superviviente de la cruenta guerra civil, trabajador incansable que invirtió hasta el último de sus minutos en sacar a su familia adelante, era un ejemplo más de una generación de españoles que trabajaron, trabajaron y trabajaron, luchando por dejarnos un país próspero y con futuro. Lo consiguieron.

Dos generaciones más tarde, y con el confort de un gran país como herencia, la empresa me asigna un coach para desarrollarme profesionalmente. Podré ser directivo, y así aportar todavía más a la empresa y a la sociedad, como mi abuelo ¡qué contento estoy! En mi primera sesión, mi coach me dice que no hay que darlo todo, que no hay de desfondarse, que tengo que ser más egoísta y aprender a sobrevivir en este mundo lleno de amenazas y codicia, que desconfíe de mi jefe y que luche porque el jefe de mi jefe me conozca de primera mano. Que debo aprender a saber nadar y guardar la ropa al mismo tiempo. Al escucharlo tengo la sensación de oír verdades contundentes: eso es exactamente lo que me está pasando, mi coach tiene razón, me están explotando y no he de desfondarme para ver engordar a mi jefe. Para crecer profesionalmente, tengo que trabajar menos pero invirtiendo más en el escaparate. ¡Qué ingenuo soy!, ¡cuánto más trabajas más te alejas de ser un gran directivo!

Tras varias sesiones con mi coach llegó la Navidad, y con ella el reencuentro con mi abuelo. Todo el mundo sabe que la relación abuelo – nieto es especial: ni el uno tiene la necesidad de educar, ni el otro la prudencia que impone ser juzgado, así que la relación es muy sincera. Le cuento lo contento que estoy con mi coach, y cómo me ha cambiado la vida: no hay que trabajar más, sino montar mejor el escaparate.

Seguramente querido nieto, me dijo mi abuelo, ese señor que ha puesto la empresa para tu desarrollo profesional tenga mucha experiencia en el mundo de los tiburones financieros, de la empresa moderna, y de la gestión de redes sociales; seguramente su objetivo sea que llegues a ser un gran directivo, por eso te habla del escaparate. Sin embargo piensa: ¿te gustará ser un gran directivo de una empresa en la no te puedas fiar de tu jefe?, ¿te gustará estar en una empresa en la que todo el mundo se dedique a venderse delante del jefe de su jefe?, ¿te gustará estar en una empresa en la que uno de los principios sea no desfondarse trabajando? Piensa que la empresa eres tú, y que ese señor quizá quiera que seas un gran directivo a costa de lo que sea para que sigas contratando sus servicios. ¿No ves que te ha embaucado?, ¿por qué tu empresa ha contratado a un mal profesional?

El coaching es una técnica de desarrollo profesional basada en el desarrollo personal. Como todas las técnicas que trabajan sobre las personas tienen una gran potencia de desarrollo, y un gran riesgo de empujar al abismo.

Ahora coaching hace cualquiera, pero no es lo mismo un coach que la charla con un amigo; al igual que no es lo mismo elegir que seleccionar, dar clase que formar, o repartir dinero que compensar. Las empresas deben tomarse en serio de una vez los recursos humanos y asignar sus tareas a verdaderos profesionales. Rememorando a Maurice de Montmollín, en su obra Los Psicofarsantes, de 1972, “la selección no es, con frecuencia, más que una broma de mal gusto; el entrenamiento una ilusión costosa; la sabia ergonomía, una aguja en un pajar; el registro del personal y la evaluación de los puestos de trabajo, ritos burocráticos”. Y yo me pregunto, si hemos avanzado tan poco en estos 40 años, si seguimos cuestionando la validez de los sistemas para desarrollar a los profesionales, ¿no será que debemos dejar en manos de los mejores especialistas en personas las áreas que corresponden a las personas? Como decía mi abuelo todos debemos pensar que la empresa eres tú, y todos querríamos que nuestra carrera la gestionase el mejor profesional.

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital