TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Guillermo Cornet, cofundador de Team Insights
Escuchar más y dirigir menos
POR Guillermo Cornet, cofundador de Team Insights, 00:01 - 10 de Marzo del 2021
Escuchar más y dirigir menos

No se puede negar que, por desgracia, aún quedan líderes “a la vieja usanza”: jefes autoritarios y autocráticos que ejercen su poder de influencia en base a su posición y estatus. Pero tampoco se puede negar que cada vez son más las empresas que se dan cuenta que el éxito reside en cuidar al activo más valioso que tienen: las personas que forman parte de ella.

El liderazgo empresarial es una capacidad clave en la gestión que, llevada de forma incorrecta, puede generar efectos negativos que afecten a la plantilla y, por lo tanto, a la organización en general. Más allá de tomar decisiones estratégicas de carácter técnico, no hay que olvidar que un líder también es el responsable de un equipo de personas, por lo que una de las habilidades críticas para un liderazgo eficaz capaz de influir en la consecución de objetivos es la de saber escuchar.

La escucha activa por parte de los líderes a sus colaboradores genera la confianza que se necesita para entenderlos, conocer sus necesidades, sus características personales, sus puntos fuertes… en definitiva, todos aquellos factores que ayudan a crear equipos competentes y cohesionados, con altos niveles de motivación y rendimiento.

Aprendiendo a escuchar

Bernard T. Ferrari escribe en su libro “El Poder de Escuchar” cuatro claves sobre esta habilidad imprescindible para cualquiera que desee ser un buen líder:

  • Escuchar tiene una finalidad: oír no es escuchar. Escuchar implica tener un propósito, y los líderes deben saber cuál es en cada conversación que mantienen con sus empleados. Deben saber si la persona que le está hablando requiere ayuda, guía, apoyo, consejo…
  • Requiere control: escuchar no es una actividad pasiva, requiere control para poder filtrar la información clave que se está intentando transmitir.
  • Implica compromiso: no solo vale con escuchar, el interlocutor tiene que sentirse escuchado y para ello, formular las preguntas adecuadas relacionadas con lo que se está diciendo indica que se está siguiendo el hilo de la conversación.
  • Es la mejor herramienta para tomar decisiones: escuchar es el mejor método para recabar toda la información necesaria a la hora de tomar decisiones, especialmente si estas son importantes.

La que en su día fue la CEO de PepsiCO, Indra Nooyi, explicó que “Te asombrarás de cómo cambia tu relación con los demás. Cuando tratamos de entender y escuchar, en realidad estamos diciendo: tal vez están diciendo algo que no estoy escuchando”.

Escuchar te deja ver la situación real por la que pasa la plantilla que, de otra manera, no sería posible.
Por suerte, la escucha al igual que el liderazgo, es una destreza que se puede aprender y, de hecho, merece mucho la pena invertir tiempo en trabajar los hábitos necesarios para ser accesible con los colaboradores.

Estas son tres prácticas sencillas que puedes incluir en tus conversaciones para escuchar mejor:

  • Respeta a tu interlocutor, sin importar rango o jerarquía. Todas las opiniones son válidas y merecen ser escuchadas.
  • La magia del silencio: controlar los impulsos de responder antes de que el interlocutor haya acabado de hablar. Si interrumpimos, tal vez pasemos por alto detalles importantes que afecten a las decisiones finales.
  • No juzgues. Es imprescindible dejar a un lado las creencias personales pues de lo contrario las decisiones que se tomen pueden verse afectadas por sesgos que incidan negativamente a los objetivos propuestos.

Beneficios de ser un líder que escucha

Contar en la organización con un sistema de liderazgo empresarial capaz de escuchar activamente a sus empleados implica:

  • Tener equipos más productivos y competitivos.
  • La comunicación en confianza permite desarrollar nuevas ideas, fomentando la creatividad y la innovación.
  • Los empleados están motivados y suben los niveles de engagement.
  • Atrae y retiene al mejor talento.
  • La resolución de conflictos se vuelve más sencilla.

Pero no todo son conversaciones en despachos a puerta cerrada, reuniones de feedback o encuentros en los pasillos.

Actualmente, cualquier organización que quiera fomentar todos estos valores y beneficios que ayudan a diferenciarse de la competencia puede contar con las nuevas tecnologías, que ofrecen las herramientas necesarias para darle voz y escuchar a todos los empleados.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Qué cualidad echas de menos en tu jefe para que se convierta en un gran líder?
La empatía y la preocupación por los empleados
Un estilo de liderazgo innovador en cuanto a nuevas tecnologías y nuevas formas de liderar
La comunicación
La capacidad de influir positivamente en sus equipos
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2021 RRHHDigital