TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Juanjo Amorin, CEO de Edix
¿Cómo va a afectar el nuevo Estado de Alarma al horario laboral?
POR Juanjo Amorin, CEO de Edix, 00:01 - 17 de Noviembre del 2020
¿Cómo va a afectar el nuevo Estado de Alarma al horario laboral?

La situación de absoluta excepcional que estamos viviendo en mayor o menor medida el planeta entero, está afectando de una manera directa a los trabajadores y sus empresas. Nos encontramos en un estado de absoluta excepcionalidad y hay sectores que llevan meses sufriendo un impacto corrosivo en su core business: turismo, ocio nocturno, hostelería… La afectación de sus horarios laborales es indiscutible y drástica, y su tratamiento requiere de un plan propio.

Sin embargo, este cambio ha supuesto una grandísima oportunidad en otros sectores para reordenar y reestructurar unos horarios anacrónicos propios del siglo pasado. Me refiero a sectores como la banca, los seguros, la abogacía, la administración, la atención al cliente, el marketing…. Ámbitos en los que la supervivencia de horarios como el partido es poco menos que inédito. Porque en una actividad laboral de este tipo, los llamados trabajos de oficina, el objetivo nunca debería ser el tiempo de dedicación, sino la resolución del proyecto o de la tarea en sí.

Por tanto, es un buen momento para pararse y pensar; racionalizar horarios. Por norma general, aunque hay excepciones, en España entramos a trabajar pronto y salimos tarde, pasa demasiado tiempo entre el turno de la mañana y el de la tarde, podemos tener para comer entre dos y tres horas fácilmente. Hay informes que señalan que los españoles somos de los europeos que más horas nos pasamos en el trabajo pero, sin embargo, somos de los menos productivos.

Podemos hacer muchas cosas y tal vez, después de todo esto, aprender algunas: modificar la distribución del tiempo de trabajo, implementar el horario flexible o acabar con la jornada partida y establecer la continua, serían algunas de ellas.

Y a este cocktail de horarios del pasado, ahora tenemos que añadirle un nuevo ingrediente: la pandemia y la recomendación de distancia social, familiar, laboral. En este punto, parece bastante claro que ante el cese o la reducción de la actividad, siempre que sea posible hay que priorizar el teletrabajo. 

Los últimos ocho meses han supuesto una demostración empírica de que se podía teletrabajar. Teniendo redes de comunicación y dispositivos con los software adecuados para mantener videoconferencias, trabajo en grupo o almacenamiento en la nube entre otros, se podía y se puede. Pero de marzo a ahora hemos aprendido una cosa más: no es lo mismo trabajar en casa que teletrabajar. Ahora estamos aprendiendo a lo segundo, lo que supone mejoras de la eficiencia y rendimiento tanto de los trabajadores como de los resultados que obtienen las empresas.

Los grandes empresarios y las grandes compañías de este país están por la labor de que el teletrabajo no termine con la pandemia. El trabajo en remoto no es pasajero porque es más eficiente en muchos sentidos. Por supuesto que volveremos a las oficinas, pero lo haremos para puntos de co creación, para trabajar en grupo. Después cada uno desarrollará las tareas individuales más operativas desde su propio espacio. 

Sin embargo, el tejido empresarial de nuestro país no está protagonizado por estas compañías. En España 8 de cada 10 empresas tienen menos de 10 trabajadores. El tejido es de pymes y micropymes que ahora tienen una nueva tarea, un desafío por delante: formar y confiar en sus trabajadores.

Porque sí, una de las claves es la formación. Estas pequeñas empresas tienen que enseñarle a sus empleados metodologías ágiles y gestión del tiempo y del cambio. Trabajar de una manera deslocalizada, con compañeros y supervisores en ventanitas, implica saber gestionar ese tipo de relaciones y entregas.

Por otro lado, tienen que poner en marcha metodologías de teletrabajo y basar su actividad en proyectos, y controlar su ejecución con metas volantes, aperturas de control de la jornada laboral de control, comités de seguimiento… Solo de esta manera, el trabajador estará orientado a cumplir el objetivo, y no a calentar una silla.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital