TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Alexandre Depreux, Chief Commercial Officer de Team EQ
La tecnología: ¿invitado forzado de la eficiencia y la productividad?
POR Alexandre Depreux, Chief Commercial Officer de Team EQ, 00:01 - 30 de Octubre del 2020
La tecnología: ¿invitado forzado de la eficiencia y la productividad?

¿Realmente la eficiencia, la productividad y la tecnología son una buena combinación? ¿Estamos delante de la oportunidad perfecta para empujar la cuarta revolución industrial? 

Creo que, sin lugar a dudas, podemos decir que el Covid-19 ha sido el gran protagonista funesto de este año, sin embargo, también se ha convertido en el abanderado oficial de la transformación digital. Compañías de primer nivel han cifrado que la pandemia ha adelantado hasta tres años sus proyectos de digitalización. Ante su llegada, los líderes de todo el mundo se han visto enfrentados a una sola opción: adaptarse al nuevo contexto. 

Como siempre, decirlo es más sencillo que ejecutarlo porque la resistencia al cambio es la mayor barrera y porque no siempre la tecnología ha sido sinónimo de mejora sino todo lo contrario: muchas veces ha generado procesos más dificultosos y tediosos. Muchos empresarios temen este nuevo escenario de cambio porque piensan que en el camino perderán eficiencia y motivación de sus empleados. Mientras tanto, desde el lado de los empleados, el miedo pasa por pensar que los nuevos procesos significarán más esfuerzos, exposición a más control y hasta más soledad. 

Mi conclusión es que los que entiendan bien que la tecnología -y las herramientas realmente adecuadas- nos ayuda a mejorar los procesos, atraer el mejor talento, aumentar el engagement y ser mucho más productivos, saldrán reforzados de la pandemia y serán las empresas líderes del mercado. Mientras que los que la vean como un mal necesario o no sepan interpretar cómo aprovecharse de esta transformación, quedarán fuera del sistema.

Ahora más que nunca, es el momento para utilizar la tecnología como el mejor socio para crecer, ser más competentes y, por ende, sostenibles en el tiempo. A su vez, también es muy útil para escuchar las necesidades de nuestros equipos, incluso en situaciones en donde nos enfrentamos a retos como la comunicación asíncrona o espacios físicos separados. Por ejemplo, las organizaciones que cuentan con TeamEQ pueden tomar decisiones estratégicas que impactan en el rendimiento conjunto de la empresa gracias al feedback que les dan sus mismos equipos de trabajo.

Desde donde se mire, la tecnología juega un papel clave en la creación de procesos eficientes. Entre sus principales beneficios podríamos encuadrar 4 puntos básicos:

  1. Mejores resultados en menor tiempo: El sueño de todos. La tecnología nos puede ayudar a reducir o eliminar duplicidades, errores y retrasos en los flujos de trabajo. Además, acelera la automatización de diferentes procesos operativos que se suelen hacer diariamente, tales como reporting, KPIs, seguimientos comerciales, etc. Si los colaboradores de tu organización dejan de dedicarle la mayor cantidad de su tiempo a estas tareas podrán enfocarse en temas más estratégicos como la creación de nuevas líneas de negocio o entender las necesidades del cliente, por mencionar algunos ejemplos.  
  2. Un ambiente laboral enfocado en el bienestar: La tecnología bien empleada nos permite medir la situación de nuestros equipos durante momentos de vulnerabilidad y cambio. En pleno confinamiento, con nuestra plataforma SaaS, se obtuvo datos específicos sobre cuál fue el impacto de esta situación en la satisfacción y motivación personal en los equipos de nuestros clientes. Si contamos con esta información clave podemos anticiparnos a conflictos y brindar soluciones. Así todos se sentirán más cómodos trabajando y se creará un ambiente laboral 100% saludable.
  3. Máximo rendimiento de los recursos existentes: La tecnología nos ayuda a generar transacciones ágiles y sencillas en todas las áreas de las organizaciones: contabilidad, administración, marketing, ventas, legal, desarrollo de producto, etc. Al obligarnos a teletrabajar nos hemos visto en la necesidad de firmar documentos de manera online, utilizar programas específicos de videollamadas o gestionar equipos de forma remota. Plataformas como Signaturit, Zoom o TeamEQ nos han demostrado que es posible ser más eficiente aprovechando las bondades que nos da la tecnología del siglo XXI.
  4. Mayor satisfacción de clientes y consumidores: Cuando una organización trabaja bien por dentro, se nota por fuera. Un equipo que trabaja de manera coordinada brinda un excelente servicio al cliente y ofrece productos o servicios basados en las necesidades del contexto. Esto genera un enorme valor de marca y ello se traduce en una infinidad de oportunidades de negocio.   

En este punto debo resaltar que todo lo dicho hasta el momento está basado en una adecuada aplicación de la tecnología dentro de los procesos de una organización. 

A estas alturas no podemos saber cuánto durará esta situación o cuál ha sido la magnitud de su impacto en la economía mundial. Lo único que podemos tener claro es que existen dos tipos de empresas: las que aprovecharon el momento para salir reforzados y las que perdieron completamente su tiempo siguiendo paradigmas obsoletos. Otra cosa más de lo que podemos estar seguros: No hay vuelta atrás.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo está siendo el regreso al trabajo en tu empresa tras el verano?
Volvemos de forma presencial
Volvemos teletrabajando
Sistema mixto: días de teletrabajo y días de oficina
Unos teletrabajan y otros trabajan de forma presencial
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital