TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Raquel García León, consultora senior experta en Agilidad y Gestión del Cambio en Quint
Las enseñanzas de Demócrito en la transformación de las empresas

Las compañías afrontan los cambios desde postulados que encuentran sus raíces en la filosofía clásica

POR Raquel García León, consultora senior experta en Agilidad y Gestión del Cambio en Quint, 00:01 - 10 de Septiembre del 2019
Las enseñanzas de Demócrito en la transformación de las empresas

La tecnología se ha convertido en la palanca transformadora de nuestra sociedad. Y lo más curioso es que esta palanca está presente en casi todos los ámbitos de nuestra vida. Este hecho relevante ha impactado en el mundo de los negocios, el ecosistema de las empresas, la forma en que nos relacionamos, nuestra manera de disfrutar del ocio, los modelos de participación entre empresas, en los gobiernos y en la sociedad civil.

El entorno en que se mueven las organizaciones en la actualidad se ha denominado desde hace algunos años entorno VUCA (acrónimo de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad). Las empresas se ven obligadas a adaptarse a los cambios constantes del mercado y la sociedad que están atacando directamente a su estrategia, al valor aportado a sus clientes y al estilo de vida de sus empleados. 

Este asunto que hoy en día se encuentra en boca de todos fue ya un gran foco de discusión por parte de los filósofos europeos y occidentales en torno a año 500 A.C. Sí, sí, como lo lees, hace ya más de 25 siglos.

Y es que fue en Mileto donde comenzamos a tener evidencias de la inquietud en torno a la posibilidad de cambiar ante las amenazas del entorno. El primero en hacer sus propias reflexiones fue Parménides. Según su criterio:“No hay nada que se pueda convertir en algo distinto a lo que es”

Fue por tanto el primero de los filósofos de la Naturaleza que comenzó a cuestionarse las constantes variaciones que sucedían en su entorno. Él podía observar cómo una hoja cambiaba de color o cómo un animal se descomponía al morir. Sin embargo, su razonamiento le decía que todo lo que existe en el mundo es eterno, que ningún cambio es posible. Para poder dar explicación a este hecho construyó la primera creencia limitante del cambio: ningún cambio verdadero es posible, los sentidos nos ofrecen ilusiones mientras que la razón nos muestra la realidad.

Años después, Heráclito manifestó una opinión diametralmente opuesta: “Lo único constante es el cambio”

Y es que, para él, los cambios constantes eran la característica más básica de la naturaleza. Como consecuencia de esta afirmación, no podremos nadar dos veces en el mismo río: la segunda vez que nos bañemos tanto el río como nosotros seremos distintos.

Este manifiesto también lo confirma la filosofía oriental, basada en el texto I Ching , probablemente el texto más antiguo de la humanidad que data del año 1220 A.C.

¿Tiene razón Heráclito o Parménides? No fueron estas las únicas teorías sobre el cambio.

Años más tarde, Demócrito manifestó que tanto uno como otro estaban, en cierta medida, en lo cierto. Demócrito creía que existían unos elementos pequeños e indivisibles, eternos e inmutables, cuya combinación era la responsable de la creación de la materia. A estas partículas las llamó átomos. Así pues, las cosas cambian, sí, pero los cambios observados en la naturaleza no se deben a que realmente cambian las cosas, son consecuencia de la combinación de los átomos. 

Un reflejo de la filosofía en la empresa

Haciendo una revisión de la estructura social de las empresas que hoy conocemos podemos observar cómo cada uno de los pensamientos de los filósofos de la naturaleza se repiten en los líderes de nuestras organizaciones.

Por un lado, tenemos al líder Parménides que cree que, por muchos esfuerzos que se realicen, las cosas son como son y nada va a cambiar. Cualquier atisbo de permuta en el sistema es sólo fruto de nuestros sentidos y los deseos de que así sea. No obstante, el mundo es inmutable y los sistemas son, y serán, estables.

Para este tipo de líderes es necesario establecer mecanismos frente al cambio: se identifican por su poca tolerancia a la ambigüedad y su gran orientación a la seguridad, contención de costes sobre posibles inversiones, jerarquías industriales y de comunicación unidireccional y controlada. 

También encontramos al líder Heráclito, mucho más dinámico que el primero, con su teoría de la fluidez. Para este líder, los sistemas sociales tienen la capacidad de adaptarse a las circunstancias, como si de un fluido se tratasen, adoptando las formas necesarias en cada momento. Zygmunt Bauman, sociólogo, filósofo y ensayista del S. XX, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2010, se erige como el abanderado de esta teoría puesto que manifiesta que las empresas necesitan fluir, adaptarse y transformarse ante estos cambios, especialmente en un momento en que ya no están obligadas a gestionar el cambio, sino la velocidad de este. La estructura molecular de estas empresas debe ser tal que le permita adaptarse ante cualquier tensión, además las conexiones internas deben poseer una cohesión rígida pero flexible admitiendo el reacomodarse adoptando su nueva forma.

Pero no son sólo las sociedades mercantiles quienes deben fluir. A su vez, las personas también debemos ser lo más líquidas posibles dotando de sentido a todo el conjunto social. Con ello, se tensiona no sólo a las corporaciones, también a las personas. 

Por último, en un punto intermedio entre ambos encontraremos al líder Demócrito y su teoría atómica. Las empresas abanderadas de este tipo de liderazgo son organizaciones que se adaptan, que permutan ante las presiones internas o externas. No obstante, el cambio observable en dichas empresas es fruto de la combinación de los átomos que las forman: tal vez las personas. Los átomos son el gran número de elementos, pequeños e indivisibles, que configuran dicha sociedad mercantil y los cambios en la configuración de las conexiones entre ellos es lo que produce la permutación.

Es esta teoría la que sitúa al empleado en el centro del tsunami de transformación que vivimos actualmente. Por tanto, es la que más puede ayudarnos a navegar ante los retos de los cambios en las empresas.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo ha sido la vuelta de vacaciones?
Muy buena, tenía ganas de regresar a la rutina
Regular, con mucho trabajo y desanimado
Mal, estoy sufriendo 'síndrome postvacacional'
No he tenido vacaciones
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital