TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Urszula Felba, Business Consulting lead de Sopra HR Software
¿Cómo prepararse para afrontar los cambios?
POR Urszula Felba, Business Consulting lead de Sopra HR Software, 00:01 - 25 de Abril del 2019
¿Cómo prepararse para afrontar los cambios?

No existen empresas no afectadas por algún tipo de cambio. Sea cultural, organizacional, tecnológico, legal… ¿Cómo gestionar este continuo maratón y estar preparado para seguir el ritmo?

El cambio tiene su peculiaridad, no siempre es previsible. Incluso los mejores pronósticos económicos y de negocios no nos pueden asegurar el futuro. No obstante, el hecho de que no siempre sepamos cómo el futuro afectará al negocio, no significa que no podemos estar preparado para lo que pueda ocurrir.

Las organizaciones exitosas, inteligentes y flexibles tienen la habilidad de anticipar la mayoría de las nuevas circunstancias y adaptarse a los cambios a medida que ocurren. Estas empresas, no solo sobreviven cuando se enfrentan a cambios – planificados o imprevisibles – sino que logran prosperar de forma eficiente y obtener éxitos. Al enfrenarse con los cambios es importante tener la estrategia de gestión de cambios alineada con el propósito organizativo.

¿Cómo hacerlo?

Primero es imprescindible desarrollar una cultura ágil, flexible y acostumbrada a los cambios. Una empresa cuyos responsables, líderes y empleados estén concienciados y preparados para frecuentes modificaciones, reaccionan y se adapten de forma más natural y rápida a las nuevas circunstancias. Teniendo en cuenta el ritmo de la época en la que vivimos, el cambio de la cultura realmente es un proceso continuo. Su asimilación se consigue introduciendo ideas nuevas e innovadoras en varios formatos, programas, herramientas y formas de trabajar adaptadas a la evolución del mercado. Todo eso acompañado con la adecuada comunicación, formación en distintas modalidades (gamificación, plataformas formativas, sesiones presenciales...), apoyo de los líderes y participación activa e involucración de los empleados. Por otro lado, los líderes y los responsables tienen que mirar continuamente hacia el futuro, asegurarse de que sus equipos vayan en la dirección correcta y siempre planificar algunos pasos más hacia adelante.

Es importante también revisar la misión y los valores de la empresa. ¿Siguen siendo actuales? ¿Necesitan modificarse? A menudo la misión, a pesar de estar clara, pierde relevancia o se vuelve obsoleta teniendo en cuenta las nuevas condiciones del mercado o el crecimiento de la empresa y la ampliación de los productos o servicios. Una misión bien desarrollada deber ser motivadora, demostrar a los empleados el verdadero propósito de su trabajo y precisar las características y objetivos esenciales de la empresa. En lo relativo a la visión de la empresa, es importante revisar los valores de la organización marcando los estándares, métodos y prácticas a seguir. La misión y los valores bien definidos, explicados y compartidos con los empleados no solo ayudan a las empresas sobrepasar varios tipos de cambios, sino aumentan el compromiso del empleado con la empresa.

Para poder mantenerse en la superficie de forma continua, es necesario también ir detectando, gestionando y monitoreando frecuentemente los puntos fuertes y débiles de la empresa. Sea en las propias áreas de negocio, en la relación con los clientes o proveedores, en la forma de liderazgo, en la cultura, en un departamento, un colectivo determinado, en unas personas en particular… Los aspectos fuertes servirán como referencia para aplicar en otros casos. Los que fallan, será necesario analizar y proponer acciones de refuerzo y acompañamiento.  Siguiendo esta táctica, en las situaciones de crisis, las empresas sabrán donde apoyarse y donde poner un foco especial de mejora.

Por último, es necesario tener en cuenta las expectativas y necesidades de los propios empleados para abordar los cambios, aplicar innovaciones y nuevas ideas. Al final, son ellos los que forman la empresa. Fomentando una cultura participativa conseguiremos mejores resultados tanto de rendimiento de la empresa, como de compromiso, satisfacción y motivación de los trabajadores.

Los cambios en las empresas son inevitables y a veces difíciles de prever. No obstante, teniendo una estrategia adecuada, las organizaciones serán capaces de asumirlos de una forma más natural, sólida y exitosa sin perjudicar a su negocio.  

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Qué regalo de empresa navideño es el que más valoras?
Cesta de Navidad
Comida, cena o fiesta de empresa
Décimo de Lotería
Días libres o flexibilidad horaria
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital