TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Paco Muro, presidente de Otto Walter International
De la conciliación a la integración
POR Paco Muro, presidente de Otto Walter International , 00:00 | 01 de Marzo del 2018
De la conciliación a la integración

A menudo me encuentro con personas que me comentan que quieren tomar medidas dirigidas a mejorar la conciliación en sus empresas, y lo hacen partiendo del concepto de que “el día se divide en ocho horas para trabajar, ocho horas para vivir y ocho para dormir”. Sin embargo, ahí, empieza, en mi opinión, el primer error conceptual limitante. Porque si las ocho horas destinadas a trabajar no son también “vivir”, ¿entonces, qué son? 

Yo propondría hablar menos de conciliación y más de CALIDAD INTEGRADA DE VIDA, en otras palabras, más calidad en todo lo que cada uno vive. Aceptemos lo de las 8 horas para dormir, ¡pues las otras 16 son todas de vida! Distribuidas entre espacios para la vida laboral y espacios para vida privada, de acuerdo. Pero una y otra son y deben ser “vida”, y por eso ambas requieren Calidad e integrarse con armonía. Ya no basta con ideas de Conciliación dentro del sistema actual. Se debe alterar el propio sistema actual para alcanzar uno nuevo donde todo quede Integrado. Y la limitación más grande no está en la tecnología o la profesionalidad de la mayoría, sino en la resistencia a abandonar viejos hábitos y modelos de unos pocos.

 La irrupción de las tecnologías ha trastocado todos los parámetros existentes. El WhatsApp, el email, las redes sociales, la conexión permanente de los Smartphones y Tablets, y la globalización de los mercados han entrado en nuestras vidas sin tiempo a readaptar las reglas ni los protocolos. Y es una realidad que afecta a todo, ya que a todas horas recibimos indistintamente mensajes o emails personales o profesionales, y eso requiere una nueva forma de gestionarse a uno mismo. 

Lo de la jornada laboral está en plena revolución. Las nuevas tecnologías y modelos organizativos permiten que eso de trabajar sujeto a un horario o de ocupar una mesa concreta de una oficina concreta, ya no sea operativo. Hoy el trabajo puede realizarse a cualquier horario y desde cualquier lugar, ya sea en una de las sedes de la empresa, en la del cliente, desde casa, en el autobús o en el hospital mientras cuidamos a un familiar… Siempre y cuando el profesional disponga de sus espacios y tiempos para descansar o para ocuparse de sus asuntos personales, ¿por qué no? 

Pero para que esta revolución sea efectiva, hace falta una integración de todos estos elementos para conseguir una fórmula adecuada, que sume, que permita combinar este nuevo mundo con una correcta calidad de vida. 

Para que esta “Integración” sea realmente una realidad equilibrada que ofrezca la perfecta armonía entre una buena calidad de vida de los trabajadores y un buen rendimiento a las empresas, yo destacaría las siguientes cuatro claves: 

  • Más Responsabilidad personal: esto significa que cada uno será más responsable de tener su trabajo al día y bien hecho. De mantener la correcta comunicación con el resto del equipo y con el cliente para que todo esté coordinado, listo y con calidad.
  •  Mejor Dirección de Personas por parte de los directivos: para fijarse más en el rendimiento y en que se hagan las cosas bien y no tanto en la presencia o en los números obtenidos como sea. Y eso implica jefes que aporten valor al equipo, que ayuden a lograr los resultados y no meros lanzadores de objetivos y vigilantes para ver quién los alcanza. Para esto ya no hacen falta jefes, para hacer sólo eso, sobran. 
  • Más Creatividad para combinar las Tecnologías, las Normas y las Tradiciones: para que la creatividad permita a cada persona, empresa y puesto de trabajo encontrar la manera coherente de cumplir los compromisos a plena satisfacción de todos, empresa, equipo y trabajador. Se esté donde se esté, y con los horarios que se determinen como los más adecuados para una máxima eficacia. 
  • Más Disciplina: la flexibilidad eficiente y sostenible no sólo no está reñida con la disciplina, sino que depende íntimamente de ésta, tanto en la normativa como en la propia autodisciplina personal. Esto sólo es posible en un entorno que recompensa con libertad y respeto a quien cumple con calidad, y que excluye sin demora a quien abusa del sistema flexible, usándolo solo en beneficio propio y para aprovecharse de la otra parte. En las empresas donde “no pasa nada” si se hace lo incorrecto y se consiente el comportamiento ruin, ya sea de jefes o de empleados, es justo donde “pasa de todo” y todo malo. 

En definitiva, más profesionalidad de todos, del que trabaja y del que paga; del que colabora y de los que dirigen. Y el que no quiera ser profesional, pues no podrá disfrutar de ese entorno más riguroso y ordenado, donde todo queda integrado en un equilibrio eficaz. Quien sólo quiera resultados sin preocuparse por las necesidades que la vida personal va requiriendo a lo largo del tiempo, se quedará con los peores. Quien quiera trabajar con plena conciliación sin preocuparse por su aportación de valor y haciendo que el equipo se tenga que adaptar a su falta de implicación, se quedará fuera de las mejores empresas.

 Los buenos profesionales, comportándose como tales, sabrán integrar su vida laboral y privada en un conjunto que dé calidad de vida y calidad de rendimiento, sin tantas horas fijas, ni lugares fijos, ni puestos con tareas fijas. Trabajando por proyectos, por acciones, por planes, por objetivos, de forma interconectada y donde la tecnología sirva para producir más y mejor, sin invadir tiempos ni espacios que no corresponden. Y donde los que quieran rendir más y aspirar a más puedan hacerlo con la misma libertad que los que prefieran rendir bien, sin más aspiraciones en un determinado momento vital, y así tener una vida más equilibrada con su realidad puntual.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Está de acuerdo con el cambio horario?
Si, nos mete en el invierno a la fuerza
No, el ahorro energético y nuestra salud se resienten
Me da igual, una hora más, una hora menos
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital