TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Luis Miguel Jiménez, director comercial de Adecco Outsourcing
Nuestros hitos de 2017
POR Luis Miguel Jiménez, director comercial de Adecco Outsourcing , 00:00 | 08 de Enero del 2018
Nuestros hitos de 2017

Estamos en pleno proceso de cierre del año y en la división de Adecco Outsourcing podemos estar muy satisfechos de la evolución de nuestras ventas y de nuestra rentabilidad. Hemos creado durante los últimos años soluciones de alto valor añadido para nuestros clientes en las áreas de negocio en las que estamos especializados, asumiendo cada vez un rol más significativo en la contribución a los beneficios del Grupo Adecco. 

Si pensamos en los principales hitos de este año, me quedaría con dos. El primero, el haber sido capaces de evolucionar nuestro modelo de outsourcing hacia un modelo más estratégico, fundamentado en relaciones de confianza y colaboración de mayor duración, en que nuestra especialización supera en capacidades a cualquier otra organización, y podemos abordar externalizaciones más centradas en el “core business” de nuestros clientes. Estos últimos, buscan incrementar su flexibilidad, mayor rapidez de respuesta ante imprevistos en la demanda, mayor calidad en el proceso por la adquisición de un conocimiento altamente cualificado y la posibilidad de obtener ventajas competitivas frente a sus competidores naturales. 

El segundo gran hito es, sin duda alguna, la firma de nuestro convenio en abril de 2017. 

En julio de 2012 se produjo una reforma laboral, a través de la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, en virtud de la cual, y entre otras cosas, se modificó el artículo 84.2 del Estatuto de los Trabajadores, dando prioridad aplicativa a las condiciones establecidas en los convenios colectivos de empresa en determinadas materias (salario, distribución de jornada, etc.), sobre las condiciones recogidas en los convenios colectivos sectoriales de ámbito nacional, autonómico o provincial. 

Esta reforma de la normativa laboral se produjo por razones de política económica relacionadas con la competitividad de nuestro país, para favorecer la viabilidad de muchas empresas ante la situación de crisis económica y para frenar el carácter inflacionista de los salarios que llevaba aparejado nuestro sistema legal de negociación colectiva. Pero a la vez, alentó intencionadamente a la negociación y suscripción de convenios colectivos de empresa con salarios inferiores a los establecidos en los convenios colectivos sectoriales en diferentes sectores de actividad. En cualquier caso, esto no fue algo exclusivo de nuestro sector, sino que se convirtió en algo extensivo a toda la economía en general y que pudimos comprobar a través de la caída generalizada de los precios y de la necesidad de ser más competitivos tanto en el mercado local como internacional. 

La firma del Convenio Colectivo de Adecco Outsourcing con los dos sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT), ha implicado un cambio de paradigma total respecto de las prácticas que hemos contado anteriormente, porque contempla aplicar los convenios sectoriales. Nos comprometemos con nuestros clientes a optimizar sus procesos introduciendo tecnología, a través de la mejora continua y del control de la productividad, introduciendo herramientas de flexibilidad, reclutando a los mejores profesionales y gestionando mejor que nadie el talento, pero nunca a través de los salarios de los trabajadores. Esto, lógicamente, conlleva una pérdida de competitividad si nos comparamos con competidores que siguen aplicando convenios de empresa (a pesar de que la mayoría de ellos han sido anulados), pero a cambio, dotamos a nuestros clientes de seguridad jurídica y estabilidad en la gestión de los recursos humanos. 

Los puntos más destacados del convenio son, en primer lugar, la identificación de la necesidad de regular las condiciones de los trabajadores de empresas de servicios y coordinar conjuntamente cuantas acciones sean necesarias para conseguir una mejor regulación normativa o convencional. En segundo lugar, el hecho de que adoptemos el convenio sectorial como referencia a la hora de regular las condiciones de trabajo en aquellas actividades que tienen un marco convencional de aplicación. Donde no exista un marco de aplicación, aplicaremos nuestro convenio. En tercer lugar, procurar la negociación colectiva donde no exista. Y, por último, el compromiso por parte de los sindicatos a no establecer en la negociación colectiva de convenios de ámbito inferior al sectorial en los que formen parte, condiciones laborales inferiores a las firmadas en nuestro convenio. 

Esta valiente decisión marca el camino a seguir a todas las empresas de Outsourcing si queremos un sector saludable y sostenible en el tiempo. En dos aspectos fundamentales: la lucha por el talento no puede basarse en restricciones salariales, sino que, más bien al contrario, y con la evolución de los últimos datos de empleo, ya nos encontramos con dificultades para encontrar talento en algunas categorías profesionales; y los próximos movimientos legislativos. De hecho, la nueva ley de contratos del Sector Público que entrará en vigor en marzo de 2018 ya recoge la obligatoriedad de aplicar los convenios sectoriales en materia retributiva. Y tenemos pendiente las enmiendas a la proposición de ley para reformar la actual Reforma Laboral que seguro irán por este camino. Sólo podemos decir, que cuando eso suceda, nosotros ya habremos andado con nuestros clientes y con nuestros trabajadores y candidatos gran parte de ese camino.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuáles crees que son los perfiles más demandados?
Comerciales
Perfiles IT
Ingenieros
Banca y finanzas
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital