TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Laura Paglioni, IT Recruiter en The Workshop
Los colores del talento
POR Laura Paglioni, IT Recruiter en The Workshop, 00:00 | 03 de Noviembre del 2017
Los colores del talento

Hola Pablo, Muchas gracias de nuevo por tu interés en Glassview y en el rol de Responsable del Talento.

Quiería avisarte que nos gustaría seguir con el proceso.

El siguiente paso será una entrevista presencial el 1 de Marzo 2017 a las 10.00h CET y durará 2 horas aproximativamente.

Esperamos tu confirmación.

No dudes en contactarme si necesitas más informaciones.

Un saludo,

Julio

Responsable RRHH

Blanco. Pablo contempló la pantalla blanca de su móvil. Volvió a leer el correo. La ilusión y la esperanza de tener el puesto recurrieron su cuerpo durante unos segundos. “Propera parada Poble Sec – Próxima parada Poble Sec”. 

Se acercó a las puertas metálicas del metro y salió mezclándose a los cruces de los viajeros y al olor a frenos. Hace un año su anterior empresa inició una reestructuración y hace tres meses se encontró sin trabajo. Empezó su proceso de selección aplicando a la oferta junto con otros 207 candidatos, señalaba la web. 

Al leer la descripción del puesto le pareció hecha a medida para el: se estaba buscando una persona proactiva, con ideas resolutivas e innovadoras. La empresa, una startup tecnológica, se encontraba en fuerte expansión y necesitaba incorporar un especialista para implantar y gestionar un plan de selección y formación del talento. Tras dos entrevistas telefónicas, la primera con Julio el Responsable de RRHH, la segunda con Ana, Socia Fundadora de Glassview y una prueba, esta iba a ser la última.

Azul. De un azul ceniza era la camisa que Pablo eligió aquella mañana para su entrevista y azul era el cielo de camino a la oficina. Sentado en el metro observó su reflejo seguro en la ventana de enfrente: confianza e incertidumbre se intercalaban. Se recordó y alegró de nuevo de haber superado la tercera prueba. 

Esta enunciaba: “Describes de forma breve y original el significado de trabajo y de RRHH”. Buen reto pensó en leerla. Se le ocurrieron dos frases para desarrollarla que siempre habían sido faros en su vida y experiencia profesional: “Todo trabajo que enaltece la humanidad tiene dignidad e importancia y debe emprenderse con excelencia esmerada” de Martin Luther King y “El secreto del cambio es enfocar toda tu energía, no en la lucha contra lo viejo, sino en la costrucción de lo nuevo” de Socrates. “Propera parada Glòries – Próxima parada Glòries”. Salió. Llegó al edificio y cruzó una larga entrada, al final una recepción donde preguntó como llegar a Glassview. Tenía que coger el último ascensor a la izquierda y subir hasta la planta quince.

Gris. Las puertas grises del ascensor se abrieron, Pablo entró. Dentro solo había un hombre de la manutención trasteando el teclado que preguntó a que planta se dirigía. Una vez pulsado el botón el hombre especificó que estaba haciendo la revisión anual y que el ascensor iba a parar en cada piso durante un rato. El hombre siguiendo con la cabeza encima de los botones preguntó a Pablo en cual empresa trabajaba. El contestó que todavía no, pero que esperaba poder hacerlo en breve porque justo iba a una entrevista para la Glassview.

- “¿Y a qué te dedicas?”

- “A los RRHH”

- “¿y qué harias?”

- “me ocupo de seleccionar y formar las personas” explicó Plablo.

“Ah” El hombre de la manutención se dió la vuelta y lo miró a los ojos “¿tu crees que te van a elegir?”

- “lo espero” sonrió Pablo al responder.

Volviendo al teclado el hombre siguió contando de la importancia de su trabajo y de su orgullo en poder participar en la seguridad y prevención de las personas. Pablo por su lado, explicó su satisfacción en colaborar para que las personas encuntren su oportunidad y también su camino de desarrollo profesional. Así, mientras subían y paraban, siguieron comentando sobre la ilusión y la importancia de sus trabajos que a veces se difuminan en la niebla mañanera de la cotidianidad. Se abrieron las puertas y Pablo salió despidiéndose. “Suerte” escuchó desde el interior del ascensor.

Verde. Pablo cruzó la alfombra verde del pasillo, llegó a la recepción y preguntó para su entrevista. Carla, indicaba la tarjeta pegada a su americana verde petroleo, contestó levantando su mirada de la pantalla del ordenador. Lo observò por encima de sus gafas y le dió la bienvenida con una sonrisa. Le indicó de esperar en la sala de a lado. Entró en la habitación, se sentó examinó su alrededor. Las paredes eran de cristal con pegados vinilos abstractos, en una esquina había una planta de más de un metro, una mesa redonda en el medio con sillas de diferentes colores que la rodeaba, una diminuta maquina de café y un sofá verde pistacho en la otra esquina. Durante unos segundo notó tensión en su cuerpo. 

Inhaló y exhaló hondo. Volvió a sentirse seguro y relajado. Quería el puesto: el proyecto, la empresa y el proceso de selección hasta aquel momento le parecían muy desafiantes y atractivos. Después de unos quince-veinte minutos entró Carla de la recepción, la entrevista había sido cancelada. Se disculpó y explicó que debido a un contratiempo los entrevistadores no podían asistir. Pablo reaccionó con tranquilidad: en su rostro, en su voz y en su mirada. Comentó que no era una molestia para el. Carla insistió volviendo a renovar las disculpas y ofreciéndole un café. Se quedaron contando de situaciones peculiares y cómicas que se experimentan en las entrevisas de trabajo, Pablo añadió también como se viven desde el otro lado y de los recursos para responder de manera eficaz.

Concertaron otra entrevista para el día siguiente.

Naranja. Pablo contempló el zumo y acercó el vaso a su boca. “Propera parada Glòries – Próxima parada Glòries”. Llegó al edificio, esta vez el ascensor estaba vacío. En la planta quince había otra recepcionista que le entregó una carpeta y le indicó de acompañarla. Se dirigieron en la sala del día anterior. Dentro se distinguían los perfiles de dos personas. Pablo entrò y se encontrò al hombre de la manutención y a Carla la recepcionista. Eran Juan el Responsable de RRHH y Ana la Socia Fundadora explicaron. Los tres rieron. Conversaron de la importancia para la Glassview del talento, sea empleados que candidatos, de los valores de los individuos, de aquellos de la organización, de la importancia de los procesos de selección y fomación que tenían que implantar. El Responsable del Talento iba a ser Pablo. “Propera parada Poble Sec – Próxima parada Poble Sec”. Pablo miró feliz y lleno de ilusión la carpeta encima de sus rodillas con el logo de Glassview, una forma geométrica con cinco triángulos de diferentes colores:

naranja, verde, gris, azul y blanco.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuáles crees que son los perfiles más demandados?
Comerciales
Perfiles IT
Ingenieros
Banca y finanzas
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2016 RRHHDigital