TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Javier Fernández Aguado
Donde te ves, me vi…
POR Javier Fernández Aguado, 00:00 - 09 de Marzo del 2015

Hace casi cuatro décadas leí por primera vez esa conocida expresión: “donde te ves, me vi; donde me ves, te verás”. Campeaba sobre el umbral de la verja de un cementerio. Había acudido allí a despedir a un amigo, fallecido en plena juventud.

Donde te ves, me vi….1Muchas veces me ha venido a la memoria esa locución al contemplar la prepotencia de algunos directivos - y de muchos otros que no lo son- que se consideran inmortales, tanto vitalmente como en sus posiciones. Demasiadas personas consideran que lo por ellas experimentado es diferencial de lo vivido por otros. En esa ingenuidad plagada de banalidades se atreven a dogmatizar en lo personal o en lo corporativo con la prepotencia que sólo la estupidez y/o la carencia de madurez puede excusar.

Los engreídos siempre acaban cayendo de sus pedestales. Entonces, sólo entonces  (algunos ni siquiera en esas circunstancias), aciertan a descubrir que el orgullo es una patología que impide una adecuada relación con los demás y con la realidad.

-¡Si yo hubiera sabido que me iba a pasar esto!, me confiaba entre sollozos el director general de una otrora poderosa multinacional caída en la quiebra.

Hasta hacia pocos meses ni siquiera se dignaba responder cuando - dos o tres veces y por motivos medio familiares- le había hecho llegar algún libro escrito por mí. Ahora, despeñado y con nulas posibilidades de volver a ser contratado, se dolía por no haber cuidado más su círculo de relaciones.

-Salvo tú y pocos más, nadie quiere siquiera recibirme, continuaba entre gimoteos.

El desplome llega antes o después, sea por un fiasco corporativo, por una venta de la Compañía, o sencillamente por el inexorable acumularse de la edad. Prepararse anticipadamente contribuye a evitar el riesgo de que la pérdida del poder acabe en depresión.

Entre los medios para lograr una vida con sentido, se encuentra la difícil habilidad comportamental de la empatía: tratar de ponerse en el lugar el otro, contemplar la realidad como nuestro interlocutor la percibe.

Donde te ves, me vi…2La humildad, el sentido común, un comportamiento cercano y comprensivo, no son poses que una persona haya de adoptar para que los demás le aprecien. Se trata, más bien, del sendero adecuado para vivir la vida, sin dañar a otros. Envejecer bien es un reto. A algunos, y es un lugar común, el transcurrir de los años únicamente les torna viejos y cascarrabias. A otros, más valiosos y entrañables.

La soberbia de un ama de llaves, de un encargado de un supermercado o de un recepcionista en un hotel puede ser tan o más insufrible que la del presidente de una gran firma.

El mundo se distribuye en dos categorías: quienes procuran facilitar la vida a los demás, y aquellos que se dedican a complicar la existencia de quienes se encuentran alrededor. Los primeros tienen más al alcance esa vida feliz que - independientemente del dinero o la fama acumulada- quedó tan bien reflejada en “Ciudadano Kane” como la única verdadera necesidad del ser humano.

Mientras algunos intentan pérfidas ingenierías sociales, procuremos cada uno, cada día, facilitar la vida a aquellos con quienes nos rozamos. Nuestras organizaciones funcionarán mejor e individualmente avanzaremos un paso hacia la plenitud como persona.

@Jferagu

Javier Fernández Aguado es uno de los pensadores de referencia a nivel mundial en el área del Management (Gestión de personas y organizaciones). Es también uno de los conferenciantes más solicitados nacional e internacionalmente.
Javier Fernández AguadoPresidente de MindValue, autor de LID Editorial y autor de varios cursos de LIDlearning, ha sido seleccionado como uno de diez intelectuales españoles más relevantes de los siglos XX y XXI en la obra Pensadores españoles universales, escrito por Nuria Ramos y Sergio Casquet.
La labor de Javier Fernández Aguado destaca por la profundidad en el desarrollo y la eficaz aplicación práctica de modelos de gestión organizativa, situando siempre en el centro a las personas.
¿Cómo se convierte a las personas en el motor de la organización?
No existe una fórmula matemática. Resulta imprescindible profundizar en la antropología para entender el modo en que las personas reaccionamos. Algunos autores –sobre todo del entorno anglosajón- se limitan a cuestiones epidérmicas, olvidando que el ser humano es sumamente complejo. Por decirlo claro: el gran fiasco tanto del marxismo (y sus franquicias actuales más edulcoradas, pero igualmente perversas) como del liberalismo radicalJavier Fernández Aguado es uno de los pensadores de referencia a nivel mundial en el área del Management (Gestión de personas y organizaciones). Es también uno de los conferenciantes más solicitados nacional e internacionalmente.
Javier Fernández AguadoPresidente de MindValue, autor de LID Editorial y autor de varios cursos de LIDlearning, ha sido seleccionado como uno de diez intelectuales españoles más relevantes de los siglos XX y XXI en la obra Pensadores españoles universales, escrito por Nuria Ramos y Sergio Casquet.
La labor de Javier Fernández Aguado destaca por la profundidad en el desarrollo y la eficaz aplicación práctica de modelos de gestión organizativa, situando siempre en el centro a las personas.
¿Cómo se convierte a las personas en el motor de la organización?
No existe una fórmula matemática. Resulta imprescindible profundizar en la antropología para entender el modo en que las personas reaccionamos. Algunos autores –sobre todo del entorno anglosajón- se limitan a cuestiones epidérmicas, olvidando que el ser humano es sumamente complejo. Por decirlo claro: el gran fiasco tanto del marxismo (y sus franquicias actuales más edulcoradas, pero igualmente perversas) como del liberalismo radical (tan nefasto como la ideología apenas mencionada) procede de haber considerado y aplicado que la persona es una realidad simple. (tan nefasto como la ideología apenas mencionada) procede de haber considerado y aplicado que la persona es una realidad simple.Javier Fernández Aguado es uno de los pensadores de referencia a nivel mundial en el área del Management (Gestión de personas y organizaciones). Es también uno de los conferenciantes más solicitados nacional e internacionalmente.
Javier Fernández AguadoPresidente de MindValue, autor de LID Editorial y autor de varios cursos de LIDlearning, ha sido seleccionado como uno de diez intelectuales españoles más relevantes de los siglos XX y XXI en la obra Pensadores españoles universales, escrito por Nuria Ramos y Sergio Casquet.
La labor de Javier Fernández Aguado destaca por la profundidad en el desarrollo y la eficaz aplicación práctica de modelos de gestión organizativa, situando siempre en el centro a las personas.
¿Cómo se convierte a las personas en el motor de la organización?
No existe una fórmula matemática. Resulta imprescindible profundizar en la antropología para entender el modo en que las personas reaccionamos. Algunos autores –sobre todo del entorno anglosajón- se limitan a cuestiones epidérmicas, olvidando que el ser humano es sumamente complejo. Por decirlo claro: el gran fiasco tanto del marxismo (y sus franquicias actuales más edulcoradas, pero igualmente perversas) como del liberalismo radical (tan nefasto como la ideología apenas mencionada) procede de haber considerado y aplicado queJavier Fernández Aguado es uno de los pensadores de referencia a nivel mundial en el área del Management (Gestión de personas y organizaciones). Es también uno de los conferenciantes más solicitados nacional e internacionalmente.
Javier Fernández AguadoPresidente de MindValue, autor de LID Editorial y autor de varios cursos de LIDlearning, ha sido seleccionado como uno de diez intelectuales españoles más relevantes de los siglos XX y XXI en la obra Pensadores españoles universales, escrito por Nuria Ramos y Sergio Casquet.
La labor de Javier Fernández Aguado destaca por la profundidad en el desarrollo y la eficaz aplicación práctica de modelos de gestión organizativa, situando siempre en el centro a las personas.
¿Cómo se convierte a las personas en el motor de la organización?
No existe una fórmula matemática. Resulta imprescindible profundizar en la antropología para entender el modo en que las personas reaccionamos. Algunos autores –sobre todo del entorno anglosajón- se limitan a cuestiones epidérmicas, olvidando que el ser humano es sumamente complejo. Por decirlo claro: el gran fiasco tanto del marxismo (y sus franquicias actuales más edulcoradas, pero igualmente perversas) como del liberalismo radical (tan nefasto como la ideología apenas mencionada) procede de haber considerado y aplicado que la persona es una realidad simple. la persona es una realidad s

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Crees que la empresa es responsable de la prevención y detección de enfermedades como el cáncer?
Sí, deberían hacer pruebas periódicas
No del todo, aunque se agradece que se hagan pruebas de detección concretas cada cierto tiempo
Con los reconocimientos médicos es suficiente
No, es una responsabilidad individual de cada trabajador
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2022 RRHHDigital