TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Jaime Puente, Socio-Director de Grupo Persona
Generación U
POR Jaime Puente, Socio-Director de Grupo Persona , 00:00 - 19 de Febrero del 2015

Nuestra sociedad actual tiende a poner etiquetas, sobrenombres o iniciales para identificar ideas o conceptos a primera vista,  de modo que, si la etiqueta funciona como gancho y capta nuestra atención, podamos luego profundizar en el contenido de dicho concepto o idea. 

Desde hace más de un siglo los sociólogos han etiquetado las distintas generaciones de individuos (básicamente en Europa y Norteamérica) en función de determinados caracteres comunes de comportamiento. 

Así, por ejemplo, destacan las siguientes generaciones en función del año de nacimiento de las personas que las componen:

Generación Perdida (1883-1899)

Generación Interbellum (1900-1913)

Generación Grandiosa (1914-1924)

Generación Silenciosa (1925-1939)

Generación Baby Boomer (1940-1953)

Generación Jones (1954-1969)

Generación X (1970-1981)

Generación Y (1982-1992)

Generación Z (1993-2004)

Generación C (2005- ...)

Como podemos observar, unas generaciones siguen a otras de manera secuencial, es decir, unas son progenitoras de las otras, en una evolución que llega hasta nuestros días. 

Hoy, sin embargo, podemos identificar una nueva generación que ya no se significa por que sus miembros hayan nacido secuencialmente a continuación de los de Generación anterior, sino que formaron parte en su día de la Generación Baby Boomer o de la Generación Jones y se han reconvertido en la actualidad en la Generación U: la generación de los “Unretired”, los que no se jubilan. 

Esta nueva Generación U está formada por personas de más de 55 años de edad que no tienen un empleo permanente pero que quieren y pueden seguir aportando a la sociedad su trabajo y su conocimiento, en la mayoría de los casos a cambio sólo de reconocimiento.

 Nos referimos a prejubilados, jubilados, o profesionales liberales que han tenido una vida profesional llena de experiencias y conocimiento, pero a los que la sociedad actual deja de lado descargando su conciencia con una pensión de mantenimiento. 

Esta Generación U será cada día más numerosa e importante debido a que la edad media de la población está aumentando de tal manera que, según el estudio revisado en el año 2014 sobre  “World Population Prospects”, realizado a nivel mundial por la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, se prevé que en el año 2050, el número de personas mayores de 60 años pasará de 1.680 millones a 3.072 millones; es decir, crecerá un 83% y representará un 33% de la población mundial. 

En los países desarrollados y de menor crecimiento demográfico, las personas con más de sesenta años llegarán a ser casi la mitad de la población, si bien con mayor esperanza de vida y con mejores condiciones de salud, pero necesitarán atención y ayuda para mantener un equilibrio en su calidad de vida. 

La Generación U tiene unas características excepcionales que no tienen las anteriores: sus miembros suelen tener cubiertas sus necesidades primarias, que cada vez son menores; generalmente no tienen cargas familiares, ya que éstas se han independizado; constituyen una fuerza económica importante porque ha atesorado riqueza a lo largo de su vida, y también una fuerza social y política con muchísimo peso; y sobre tienen la mayor concentración de conocimiento y experiencia de cada país. 

El conocimiento que acumulan esos jueces, abogados, arquitectos, médicos, ejecutivos, ingenieros, profesionales liberales, etc, no podrá ser reemplazado por las nuevas generaciones si no se hace correctamente. 

Retrasar la edad de jubilación no servirá para retenerlos  activamente comprometidos con la sociedad, será necesario darles el valor y la motivación suficiente para que puedan seguir aportando el conocimiento que tienen,  dado que sus necesidades son distintas a las de las nuevas generaciones. 

Es preciso buscar alternativas en el actual mercado de trabajo y en la sociedad para poder aprovechar a estas personas de manera inteligente, de forma que la sociedad pueda seguir enriqueciéndose con sus aportaciones y ellas puedan sentirse útiles y realizadas. 

No debemos olvidar que Milton Friedman – Premio Nobel de Economía, que falleció en San Francisco en noviembre de 2006 a los 94 años de edad – fue uno de los pocos economistas que acertaron en sus previsiones en relación con la actual crisis económica, que comenzó en 2007. 

Aunque un poco más joven, a sus 73 años el británico Stephen Hawking, investigador, físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico, por cuyas aportaciones ha recibido numerosos premios y que ha escrito 7 libros, sigue siendo uno de los mayores talentos del mundo de la ciencia,  Y ello pese a que Hawking padece una enfermedad motoneuronal relacionada con la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que se ha ido agravando con el paso de los años hasta dejarlo casi completamente paralizado hasta el punto de tener que comunicarse a través de un aparato generador de sonidos. 

También podemos destacar al cardiólogo español Valentín Fuster, de 72 años de edad, que compagina actualmente sus funciones como Director General del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) de Madrid,  Director del Instituto Cardiovascular y “Physician- in-Chief” del Mount Sinai Medical Center de Nueva York, y del cual dependen 1000 personas, la mayoría cardiólogos de todo el mundo. 

Hay muchísimos ejemplos de personas como ellos que, según los estándares sociales, deberían estar ya jubilados, y que, de hecho, ya lo están para las generaciones más jóvenes, que desconocen quiénes son y qué han hecho en su vida. Esas generaciones más jóvenes a quienes probablemente les suenen nombres como los de Madame Curie, Einstein, Tesla,  Edison o Ramón y Cajal, pero que les parezcan tan antiguos que ignoren  las grandes aportaciones que hicieron a la sociedad hasta edades muy avanzadas. 

Solamente unas preguntas para terminar:

¿A qué generación perteneces?

¿Cuál es tu edad actualmente? 

¿En qué fecha llegarás a tener 60 años? 

¿Qué te gustaría aportar a la Sociedad a partir de esa edad? 

¿Y que la Sociedad te reconociera ?

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cómo ves la inclusión de personas con discapacidad en las empresas de nuestro país?
Genial, ya que las empresas apuestan por ello y creo que somos referencia en ese tema
Poco a poco las empresas van apostando por ello pero queda dar un pasito más
Mal, creo que tenemos mucho que mejorar
No creo que las empresas españolas apuesten por la inclusión de personas con discapacidad
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2021 RRHHDigital