TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente
Alberto Cuervo, Profesor del Máster MBA Internacional en Administración y Dirección de Empresas Bureau Veritas Formación
Las competencias directivas
POR Alberto Cuervo, Profesor del Máster MBA Internacional en Administración y Dirección de Empresas Bureau Veritas Formación, 00:00 - 20 de Octubre del 2014

Recursos Humanos RRHH Digital Las empresas que triunfan tienen identificadas sus competencias claves, con la finalidad de conseguir una diferenciación en sus productos o servicios que sea percibida por sus clientes.
Las empresas dependen cada vez más de las personas, y por esa razón, todas las organizaciones afirman: «las personas son nuestro activo más valioso».

Recursos Humanos: competencias y empresa

La fuerza de todas las organizaciones proviene de sus personas, y el reto es formar e integrar un buen equipo de trabajo identificado con los objetivos y valores de la empresa, y que se pueda atraer a las personas que tengan las competencias adecuadas.

Las empresas pueden utilizar similares formas de producción, Marketing o planificación financiera. Pero, las diferencias en cómo se hacen las actividades claves para el éxito de las empresas residen en el equipo de trabajo de la empresa: en sus personas y sus competencias.

Las personas y sus competencias

Las competencias son cambiantes, ya que lo que una empresa tiene hoy en términos de competencias, puede ser irrelevante en el futuro, y ser necesaria la adquisición de nuevas competencias.

¿Qué entendemos por competencias?

Las competencias son las cualidades que tienen en común las personas con un mejor desempeño de su trabajo, en una ocupación concreta y  en una empresa determinada.

El concepto de competencia engloba no solo los conocimientos técnicos y las destrezas profesionales, sino también los comportamientos y actitudes necesarias para el desempeño eficaz de una actividad.

De nada sirve, que un empleado tenga unos amplios conocimientos y habilidades relacionadas con su trabajo, si no las realiza de acuerdo con la actitud que su empresa y los clientes esperan.

Una persona es competente en un trabajo, no solo cuando sabe lo necesario para realizar una tarea relacionada con la misma, sino que tiene las habilidades para hacerlo, sabe cómo hacerlo y tiene las actitudes adecuadas quiere hacerlo.

Las competencias directivas

Una competencia es una continuación del término inglés skill relacionado con las capacidades y comportamientos eficientes, que permitan resolver eficazmente situaciones relacionadas con el desempeño en el trabajo.

Y las competencias directivas constituyen un conjunto de habilidades que deben acompañar a todo directivo, y a cualquier persona que ocupe, ahora y en el futuro, puestos de trabajo de responsabilidad que comporten una gestión y dirección del negocio, de los recursos y de las personas.  
La identificación de las competencias directivas esenciales permitirá centrar la atención de los directivos en las actividades, que contribuyen realmente a la competitividad de la empresa, mejorando los procesos de dirección para alcanzar las metas y objetivos de la misma.

Podríamos destacar estas dos competencias directivas claves:

a) Competencia: Dirección de equipos

Gestionar el rendimiento del equipo hacia la consecución de los objetivos planteados, aunando voluntades y esfuerzos con la finalidad de:

•    Distribuir y organizar eficazmente el trabajo dentro del equipo, asignando responsabilidades y recursos.
•    Dar instrucciones claras y explícitas sobre lo que hay que hacer y por qué.
•    Delegar tareas sencillas ofreciendo consejo y ayuda a las personas.

b) Competencia: Desarrollo de las personas

Crear oportunidades de mejora para cada persona según su potencial y las necesidades de la empresa, con una correcta asignación de las tareas, basada en una evaluación y seguimiento de su desempeño con la finalidad de:   

•    Asignar tareas que supongan un reto para sus colaboradores, y facilitar formación para desarrollar sus habilidades.
•    Implicarse de forma activa en el desarrollo profesional del equipo y de sus posibles puntos de mejora.
•    Supervisar la evolución del equipo de manera regular, ofreciendo feedback sobre cómo lo está haciendo.  

Si se cumplen estas premisas de actuación, podemos analizar perfectamente si un directivo posee estas competencias, que redundarán en una mejora del rendimiento y la productividad de los miembros de su equipo de trabajo.

*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en TWITTER y a suscribirte a nuestra NEWSLETTER DIARIA.

RRHHDigital

ENVÍE SU COMENTARIO
coffee break
Lo más leído
Los lectores Opinan

¿Cuál es la fórmula del éxito para una conciliación personal y laboral óptima?
Teletrabajar el 100% de la jornada laboral
Un sistema flexible e híbrido entre teletrabajo y trabajo presencial
Poder llevar a los niños al trabajo contando con un espacio adecuado para ello
Invertir en compensación laboral: cheques guardería, campamentos de empresa…
rrhhdigital-blanco
RRHH Digital
El periódico online de recursos humanos y empleo
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight 2021 RRHHDigital